Jesús no llenó las expectativas

A Dios no le preocupa llenar nuestras expectativas.

Jesús no llenó las expectativas

¿Qué es expectativa?

Esperanza razonable de algo.

¿Qué es Frustración o decepción?

Expectativas rotas.

Jesús fue muy bueno para romper la expectativa de muchos en su época aquí en la tierra.

El pueblo de Israel esperaba un Mesías que derrocara al imperio Romano y tomara el lugar de César y así se volvería a la Gloria que Israel tuvo durante el reinado del Rey David.

El mesías resultó llegar y morir de la forma más vil que los romanos daban a sus reyes conquistados.

Jesús también rompió las expectativas de personas que lo amaban.

Historia Marta y María.

Juan 11.5–6 (NTV)

5 Aunque Jesús amaba a Marta, a María y a Lázaro, 

6 se quedó donde estaba dos días más. 

A JESÚS NO LE PREOCUPABA ROMPER LAS EXPECTATIVAS DE LAS PERSONAS

El no vino para llenar las expectativas de los demás. Él vivía para satisfacer las expectativas de El Padre.

Juan 5.41 (NTV)

41 »La aprobación de ustedes no significa nada para mí, 

¿Ha roto Jesús tus expectativas en algún momento?

  • No dio la sanidad a tu ser querido y falleció.
  • No restauró el matrimonio.
  • La enfermedad sigue sin curarse.
  • El negocio fracasó aún que oraste y ayunaste por él.
  • Pensaste que Dios te iba dar la casa por la que estabas orando y resultó que no fue así.
  • Pensaste que a estas alturas de tu vida Dios ya te habría concedido el estar casado o casada y no ha sido así?
  • Fracasó el proyecto de ministerio que habías comenzado y sientes como que Dios te traicionó?

A Jesús le interesa más que el propósito eterno del Padre se cumpla en ti a llenar tus expectativas.

Juan 5.30 (NTV)

30 Yo no puedo hacer nada por mi propia cuenta; juzgo según Dios me indica. Por lo tanto, mi juicio es justo, porque llevo a cabo la voluntad del que me envió y no la mía. 

Nuestras expectativas aunque sean bien motivadas son imperfectas pero el propósito de Dios es perfecto.

Cuando Jesús no llene tus expectativas, cuando Él no actúe como tú esperabas que actuara. En lugar de amargarte y centrarte en tu expectativa rota. Vuelve tu mirada hacia él y confía en que su propósito perfecto y eterno es el que prevalecerá.

Juan 13.7 (NTV)

7 Jesús contestó: —Ahora no entiendes lo que hago, pero algún día lo entenderás. 

Isaías 55.8–9 (NTV)

8 «Mis pensamientos no se parecen en nada a sus pensamientos —dice el Señor—. Y mis caminos están muy por encima de lo que pudieran imaginarse. 

9 Pues así como los cielos están más altos que la tierra, así mis caminos están más altos que sus caminos y mis pensamientos, más altos que sus pensamientos. 

Conclusión.

Muchos hemos creado un Dios a nuestra imagen y semejanza. Hemos diseñado una lista de expectativas que queremos que Dios llene para entrar en relación con Él. Si nos aferramos a esa lista nos perderemos de las maravillas de Dios.

Te ánimo a que hoy renuncies a todas tus expectativas acerca de Dios y a que te dejes sorprender por la Poderosa revelación de quién es Él en realidad. 

Oremos a Dios.

Vivir para las expectativas de alguien más es dejar las riendas de nuestra vida para que nuestros esfuerzos sean dirigidos por otros.

¿Qué piensas de este artículo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .