Orando en medio de la Crisis

DSC_0240-1140x760

 

Me levanto temprano, antes de que salga el sol; clamo en busca de ayuda y pongo mi esperanza en tus palabras.” (Salmo 119.147, NTV)

En numerosas ocasiones el Rey David enfrentó situaciones difíciles. Atentados contra su vida, crisis de gobierno, hijos rebeldes, injusticias etc. En esta breve expresión nos enseña tres acciones concretas que él tomó en medio de la crisis y las cuales usted y yo también podemos imitar sin importar la dificultad que estemos enfrentando.

  1. Se levanta temprano.

Lo importante de esta acción no es el hecho de levantarse temprano sino el propósito por el cual lo hace. Buscar la Presencia de Dios. El iniciar el día en oración nos cambiará la forma en que enfrentaremos la jornada.

  1. Clama por ayuda.

A veces nos presentamos delante de Dios buscando las frases “correctas” Frases como “Declaro que todo va estar bien” “Señor, no me dejaré vencer” etc. Frases en donde todavía el “yo” tiene algún mérito, dónde demuestro que aún quedan fuerzas en mí, dejando ver que aún no he aceptado, con humildad, mi incapacidad de salir de esto sin la total dependencia de Dios. Cuando el salmista se presentó y clamó por ayuda, la palabra hebrea que utilizó en este salmo expresa la idea de un grito desesperado. Ese es el clamor de un corazón quebrantado y humillado delante de Dios.

  1. Pone su esperanza en la Palabra de Dios.

El Salmista conoce la Escritura y más importante aún decide confiar y actuar conforme a ella. No esta basándose en un cambio de circunstancias para saber que Dios está en control. Lo único que ha necesitado saber es que Dios lo dijo para poder encender la llama de la esperanza y aguardar con paciencia el desenlace perfecto que tendrá su situación. No siempre obtuvo el desenlace que deseó pero atravesó el proceso de mejor forma sabiendo que Dios estaba en control.

Así que tomemos ejemplo del Rey David y hagamos el buscar a Dios nuestra prioridad diaria, humillémonos y clamemos delante de Él y confiemos en que SU Palabra operará en nuestras vidas.

Gracias Mamá

El día de hoy se celebra el día de las madres en mi país Guatemala. Cómo quisiera estar allí para darle el abrazo en persona a mi mamá. Pero al no poder hacerlo quiero dedicar unos momentos en este espacio para honrarla públicamente.

Existen muchas virtudes que podría enumerar acerca de ella, pero hoy quiero centrarme en un regalo que me  ha dado diariamente durante muchísimos años , y que a pesar de la distancia a la que vivimos el uno del otro, sigo sintiendo el amor y el beneficio de ese regalo.  Me refiero a la oración.

Quizás cuando era más jóven no hubiera valorado esta virtud por sobre otras pero ahora que me acerco a los 40 años me doy cuenta que ha sido lo más valioso que he podido recibir de ella. El tiempo que dedica a orar por mí diariamente.

La semana pasada tuve la oportunidad de escuchar en vivo a un veterano teólogo y pastor estadounidense que está apunto de retirarse del pastorado a sus 74 años de edad. (Erwin Lutzer) En parte de su mensaje compartió que sus dos padres vivieron más de 100 años  y que cuando su mamá cumplió los 100 él le preguntó en tono de broma: – Mamá ¿Podrías darme el nombre de cada uno de tus tataraniétos?- A lo que ella respondió: – Claro que sí, los conozco bien porque cada mañana oro por cada uno de ellos por nombre. Luego este respetado y admirado pastor añadió. “Sé que la mayor parte de lo que he alcanzado en el ministerio hoy es fruto de las oraciones que mi madre elevó al cielo por mí cada día de su vida”.

Al escucharlo me di cuenta que puedo identificarme plenamente con su afirmación.  Sé que la mayor parte de las bendiciones que he podido vivir hasta el día de hoy es la respuesta del Señor a las oraciones diarias de mi mamá.

¡Feliz día mamá! Gracias por orar por mí.

Con amor, tu hijo.

William Arévalo

 

 

 

Compartir de Jesús

Gente

Nuestro versículo para esta semana es el siguiente:

 11″ Rescata a los que van rumbo a la muerte;
detén a los que a tumbos avanzan al suplicio.
12 Pues aunque digas, «Yo no lo sabía»,
¿no habrá de darse cuenta el que pesa los corazones?
¿No habrá de saberlo el que vigila tu vida?
¡Él le paga a cada uno según sus acciones! ”
Proverbios 24: 11-12

Muchas veces hemos encontrado más de una razón para justificar el no compartir el mensaje de Jesús con alguien. Sin embargo a Dios no lo podremos engañar. Cada vez que Él nos da una oportunidad de compartir la Buena Noticia, Él está esperando que la compartamos porque sabe que tenemos la capacidad de hacerlo.

Se trata de salvar un alma de la condenación eterna!! Así que la próxima vez que se nos presente la oportunidad venzamos el nerviosismo y hablemos con alegría de las maravillas de Jesús y sus planes para nuestras vidas.

En el amor de Jesús,

William Arévalo

No dejes de compartir este mensaje con todos tus contactos y en las redes sociales.

Mucho Dinero

Alguien que caminó con Jesús nos dice:

Conocer a Dios

” Mi consejo es que pongan todo su empeño en:

    Afirmar su confianza en Dios,

    esforzarse por hacer el bien,

    procurar conocer mejor a Dios,

   y dominar sus malos deseos.

    Además, deben ser pacientes,

    entregar su vida a Dios,

   estimar a sus hermanos en Cristo

    y sobre todo,

    amar a todos por igual.”

2a Pedro 1:5-7 BLS

Así como dicen por aquí donde vivo… ¡Wow! Que claro, que práctico y que desafiante consejo nos da el Apóstol Pedro en estos versículos.

Amigo(a), Dios te puso a leer estas palabras hoy porque desea seguir formando en ti una mejor persona. Es mi oración que a través de Su Palabra puedas llegar a ser alguien que irradie el amor, la paz y la presencia de Dios.

Te animo a compartir esta nota en este mismo momento con tus contactos y redes sociales.

Un fuerte abrazo,

William Arévalo

Sumisión a Dios

Sumisión a Dios

Pedimos a Dios que siga obrando en tu interior, en tu alma y en tu vida. Que Él pueda revelarte cosas nuevas y gloriosas a través de Su Espíritu Santo.

Hoy vamos a ver un versículo que me ha llamado mucho la atención, y te invito a que lo analices conmigo:

En los días de su vida mortal, Jesús ofreció oraciones y súplicas con fuerte clamor y lágrimas al que podía salvarlo de la muerte, y fue escuchado por su reverente sumisión. Aunque era Hijo, mediante el sufrimiento aprendió a obedecer; y consumada su perfección, llegó a ser autor de salvación eterna para todos los que le obedecen.
Hebreos 5; 7-9

Hay tantas cosas que aprender de este versículo, pero vayamos una por una:

1. Escoge bien a quién vas a pedir las cosas. Jesús sabía quién era el único que podía salvarlo de la muerte, supo a QUIEN clamar. Nosotros también debemos aprender a discernir a quien podemos clamar y pedir las cosas. Muchas veces derramamos nuestras quejas, angustias y necesidades con las personas que nos rodean, pero la verdad es que debemos clamar al Único que nos puede dar  respuesta. No pidamos al esposo/a o al amigo/a lo que ellos no nos pueden dar, pidámosle a Dios.

2. Amigo(a), no tengas miedo ni vergüenza de derramar tu corazón delante de Dios, no tengas miedo de contarle tus pruebas y tus angustias. Jesús mismo derramó lágrimas y clamor al Padre. Hazlo todo siempre sometiendo tu voluntad a la Suya.

3. Dios te escucha. Siéntete amado y comprendido por Dios. Lo que Él mira, es el corazón sometido a Su voluntad.

4. Aprende a obedecer. Esa parte es la que más me llamó la atención, pues que Jesús siendo Dios, tuvo que aprender a obedecer, no era algo nato, sino que fue a través del sufrimiento que aprendió a obedecer. Así que nosotros también aprendamos a obedecer a Dios, algo que muchas veces es doloroso pero necesario.

5. ¡Disfruta de tu regalo! AL obedecer a Dios, siempre llegará una recompensa, y ésta que Jesús nos dejó es la más valiosa que el ser humano pueda tener; ¡LA VIDA ETERNA!

Espero que puedas poner estos puntos en práctica, sometiéndote a Dios en todo, hablándole y obedeciéndole para poder disfrutar de una vida eterna junto a Él y mientras llega ese día, disfruta de los regalos que Dios te da a diario al caminar en Su Voluntad.

Bendiciones!

Melek Arévalo

Acerca del Carácter

Muro

Quien no controla su carácter es como una ciudad sin protección. Proverbios 25:28

En la antiguedad, en la época de los conquistadores las ciudades necesitaban estar rodeadas por muros a fin de estar protegidas contra cualquier ataque. Mientras más altos y fuertes eran los muros más difícil sería para un enemigo conquistar la ciudad.

Lo que la Biblia nos dice aqui es que si no controlamos nuestro carácter, seremos presa fácil para el enemigo. Muchas personas son dominadas por su carácter ya sea fuerte o débil y esto los lleva, en muchas ocasiones, a situaciones que ellos mismos no desean.

Amigo o Amiga que estás leyendo esta nota, Dios está esperando que rindas tu carácter a sus pies, Él puede ayudarte a controlarlo y podrás ser como una ciudad protegida por gruesas murallas.

Puedes rendirle esta área de tu vida hoy mismo con una oración.

” Señor Dios, hoy rindo a ti todo lo que soy, te pido perdón  porque en muchas ocasiones he permitido que mi carácter y temperamento sean los que gobiernen mi vida.
En este momento te reconozco como el dueño de mi vida y me comprometo a no vivir más de acuerdo a mis emociones sino de acuerdo a tu voluntad.
Gracias por escuchar mi clamor. En el nombre de Jesús,  Amén”

Si oraste de corazón puedes tener la seguridad de que Dios te escuchó.

Te enviamos un fuerte abrazo,

William y Melek Arevalo

No te olvides de compartir esta nota con tus contactos y redes sociales.

Antes de iniciar cualquier proyecto.

CaminarJuntos

—Yo mismo iré contigo y te daré descanso —respondió el Señor.
 —O vas con todos nosotros —replicó Moisés—, o mejor no nos hagas salir de aquí.
Exodo 33:14 – 15

Dos cosas interesantes de destacar en este versículo son:

1.  Dios quiere ir contigo y darte descanso en tu caminar.

2. Debemos aprender a ser como Moisés, si la presencia de Dios no va con nosotros mejor no vayamos.

Algunas veces queremos que Dios nos respalde en proyectos y cosas que Él sabe que no nos convienen y por eso no nos respalda. Sin embargo muchas veces, de todos modos, intentamos. Luego estamos angustiados o frustrados porque las cosas no van bien y nos preguntamos ¿Porqué? ¿Qué hice mal?

Amigo o Amiga que lees estas palabras, antes de iniciar cualquier cosa preguntale a Dios si Él vendrá contigo. Si su respuesta es afirmativa, ten por seguro que todo saldrá bien y tendrás descanso si su respuesta es negativa o no te responde, es mejor que esperes, así te ahorrarás muchos dolores de cabeza.

Medítalo.

No te olvides de compartir esta entrada con tus contactos y en las redes sociales.

Bendiciones Siempre!!

La Alegría de mi Vida

Me encontraba tocando guitarra acústica en aquel salon de clases; era un tiempo de oración con algunos maestros del Liceo Bilingüe Fraternidad Cristiana de Guatemala (Yo también era maestro allí en ese entonces) cuando “Miss Carmencita” nos dijo: – Diganle a Dios lo que significa Él para ustedes –

Mientras pensaba en lo que ella había dicho mis dedos arpegiaban lentamente el acorde de Mi mayor sobre la guitarra. Repentinamente las siguientes palabras salieron de mis labios acompañadas de una melodía: La Alegría de mi vida está solo en ti, la alegría de mi vida está solo en ti. Luego de cantar la misma expresión unas cuantas veces la siguiente frase vino a completar el verso: Es caminar junto a ti, es cantar para ti; y de Nuevo: La Alegría de mi vida está solo en ti.

Por varios días esas palabras y esa melodía estuvieron resonando en mi mente hasta que fueron tomando la forma que hoy tienen.

Este canto sigue expresando muy bien lo que hay en mi corazón y ha sido un gran gozo el recibir testimonios de personas que me comparten como han encontrado en estas letras la descripción de lo que sienten por Dios.

Es mi oración que hoy tú también puedas unirte a este canto e identificarte 100% con el mismo.

La Alegría de mi vida está solo en ti

La Alegría de mi vida está solo en ti

Es caminar junto a ti, es cantar para ti

La Alegría de mi vida está solo en ti.

Cuando Tú tocas mi ser

Llenas mi alma con tu Presencia

Mi corazón has cautivado

Quiero vivir siempre a tu lado.

Te quiero servir, Te quiero servir

La Alegría de mi vida está solo en ti.

 

Quiero Fluir

Todos aquellos que servimos a Dios desde una plataforma o escenario tenemos una grandísima responsablilidad; Tan grande que no se puede explicar con palabras.

La Biblia nos dice:

“Sirvan al SEÑOR con temor reverente y alégrense con temblor.” (Salmo 2.11, NTV)

Ha sido mi oración por muchos años que cada vez que tenga el privilegio de estar hablando o cantando frente a un grupo de personas pueda morir a mí mismo y que sea Dios quien fluya a través de mí con sencillez y poder.

Este canto que te comparto hoy nació en uno de esos tiempos de oración y adoración en mi oficina; Espero que al escucharlo puedas unirte a mí en esta oración y que juntos nos rindamos por completo a Dios en adoración.

Quiero fluir con tu Espíritu
dejarme usar por ti
Es tu Presencia en mi vida
Lo que más busco Señor.

Tómame hoy
Tu siervo soy
Me entrego a ti
en adoración.

 

Compartiendo amor

El pasado sábado disfrutamos de participar del primer evento de alcance comunitario de nuestra congregación en Blue Island IL. Durante las 3 semanas anteriores recolectamos abrigos en buen estado para regalarlos a personas necesitadas de los mismos. Organizamos un pequeño servicio que contó con música de alabanza, danza y un mensaje evangelístico. Para sorpresa nuestra el alcalde de la ciudad también llegó y participo del evento dando un saludo a la comunidad presente.

El regalo más maravilloso que tuvimos fue la dulce Presencia de Dios durante todo el evento y la oportunidad de reflejar el amor de Dios a cada persona que asistió. La semilla de la Palabra de Dios quedó plantada y producirá su fruto; es nuestra oración que Dios también nos conceda el privilegio de cosechar.

A continuación algunas fotos del evento.

 

¿Cuales son tus planes para el futuro?

futuroEsa fue la pregunta que me hicieron un sin fin de veces entre mis 17 y 25 años de edad. Por un tiempo tuve mi vida “planeada” y podía contestar con bastante precisión a esa interrogante. Pero luego me empecé a dar cuenta de que mi vida no iba tan de acuerdo con lo “planeado” y sin embargo yo estaba feliz. ¿Porqué?

La razón principal tiene que ver con el hecho de que aunque no estaba haciendo lo planeado, lo que estaba haciendo era la Voluntad de Dios.

Dios en su misericordia me permitió aprender temprano en la vida que el secreto del éxito es estar en el centro de Su Voluntad.

Al momento de escribir estas líneas tengo 37 años de edad recién cumplidos. Dios me ha dado la oportunidad de pastorear una iglesia bilingüe en Estados Unidos (Cosa que nunca hubiera imaginado.) Estoy casado con una bella mujer europea llamada Melek y somos los padres de 2 varones y una hermosa bebé. Estamos viviendo en una casa propia y no tenemos deudas.

Al ver atrás en el tiempo me doy cuenta de que ninguno de estos regalos vino a mí de la forma que planifiqué, pero si en la forma que Dios lo había pensado.

Hace poco me volvieron a preguntar acerca de mis planes personales para el futuro y mi respuesta fue: “Tengo planeado hacer la Voluntad de Dios para mi vida.” Se que es una respuesta muy general y que no satisface del todo la duda de quién preguntó pero la verdad es que es así.

En este momento se que estoy donde Dios me quiere y haciendo lo que Él quiere que haga y con eso me basta. Cuando sea el momento oportuno el me revelará que es lo siguiente que quiere de mí y a dónde debo ir y con gusto lo haré.

No estoy aconsejando no hacer planes, lo que quiero transmitir es que estemos abiertos a que Dios nos cambie los planes.

Proverbios 16.1 (NVI)

El hombre propone

y Dios dispone.

Cuando somos cristianos la frase “Tu futuro está en tus manos” no aplica. Cuando eres cristiano, tu futuro está en las manos de Dios.

Salmo 37.5 (TLA)

5 Pon tu vida en sus manos,

confía plenamente en él,

y él actuará en tu favor;

Si caminas siguiendo las pisadas de Jesús no tienes que preocuparte de llevar el mapa sino más bien enfocarte en no perder de vista sus huellas. Él sabrá bien por donde llevarte y no necesita de tus “sugerencias” para hacerlo mejor. Descansa en Él, confía en Él y Él te llevará a lugares que nunca imaginaste podrías llegar. Esto no significa que tu vida será color de rosa; lo que significa es que cuando estés atravesando las dificultades podrás recibir la fortaleza del Espíritu Santo y seguir caminando firme a pesar de la adversidad porque Él irá delante de ti en todo tiempo.

Oro para que esta reflexión pueda cumplir su propósito en tu vida.

Medita por un momento:

¿Qué áreas de tu vida te ha sido fácil confiarle a Dios?

¿Qué áreas de tu vida te ha sido más difícil confiarle?

¿Qué áreas de tu vida no le has confiado?

Y por último.

¿Te gustaría entregarle el control completo de tu vida a Jesús?

¿Qué te impide hacerlo?

A continuación te comparto uno de los cantos que escribí hace varios años.

Bendiciones siempre!!