Amar sin excepción

Si tu enemigo tiene hambre, dale de comer;
si tiene sed, dale de beber.
Actuando así, harás que se avergüence de su conducta,
y el Señor te lo recompensará.
Proverbios 25:21-22 NVI

Suplir la necesidad de un enemigo es algo que parece ilógico, pero cuando permitimos que el amor de Jesús gobierne nuestras acciones nos damos cuenta de que es posible hacerlo.

La siguiente vez que tengas la oportunidad de ser bendición para alguien que ha buscado perjudicarte…¡Bendícelo! Dale tu ayuda, decide amar a esa persona, así como Jesús la ama; y disfruta de esa indescriptible satisfacción de cumplir con la Palabra de Dios.

Dios te recompensará más allá de lo que imaginas.

¿Qué piensas de este artículo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .