Archivo de la etiqueta: Voluntad de Dios

Sumisión a Dios

Sumisión a Dios

Pedimos a Dios que siga obrando en tu interior, en tu alma y en tu vida. Que Él pueda revelarte cosas nuevas y gloriosas a través de Su Espíritu Santo.

Hoy vamos a ver un versículo que me ha llamado mucho la atención, y te invito a que lo analices conmigo:

En los días de su vida mortal, Jesús ofreció oraciones y súplicas con fuerte clamor y lágrimas al que podía salvarlo de la muerte, y fue escuchado por su reverente sumisión. Aunque era Hijo, mediante el sufrimiento aprendió a obedecer; y consumada su perfección, llegó a ser autor de salvación eterna para todos los que le obedecen.
Hebreos 5; 7-9

Hay tantas cosas que aprender de este versículo, pero vayamos una por una:

1. Escoge bien a quién vas a pedir las cosas. Jesús sabía quién era el único que podía salvarlo de la muerte, supo a QUIEN clamar. Nosotros también debemos aprender a discernir a quien podemos clamar y pedir las cosas. Muchas veces derramamos nuestras quejas, angustias y necesidades con las personas que nos rodean, pero la verdad es que debemos clamar al Único que nos puede dar  respuesta. No pidamos al esposo/a o al amigo/a lo que ellos no nos pueden dar, pidámosle a Dios.

2. Amigo(a), no tengas miedo ni vergüenza de derramar tu corazón delante de Dios, no tengas miedo de contarle tus pruebas y tus angustias. Jesús mismo derramó lágrimas y clamor al Padre. Hazlo todo siempre sometiendo tu voluntad a la Suya.

3. Dios te escucha. Siéntete amado y comprendido por Dios. Lo que Él mira, es el corazón sometido a Su voluntad.

4. Aprende a obedecer. Esa parte es la que más me llamó la atención, pues que Jesús siendo Dios, tuvo que aprender a obedecer, no era algo nato, sino que fue a través del sufrimiento que aprendió a obedecer. Así que nosotros también aprendamos a obedecer a Dios, algo que muchas veces es doloroso pero necesario.

5. ¡Disfruta de tu regalo! AL obedecer a Dios, siempre llegará una recompensa, y ésta que Jesús nos dejó es la más valiosa que el ser humano pueda tener; ¡LA VIDA ETERNA!

Espero que puedas poner estos puntos en práctica, sometiéndote a Dios en todo, hablándole y obedeciéndole para poder disfrutar de una vida eterna junto a Él y mientras llega ese día, disfruta de los regalos que Dios te da a diario al caminar en Su Voluntad.

Bendiciones!

Melek Arévalo

Antes de iniciar cualquier proyecto.

CaminarJuntos

—Yo mismo iré contigo y te daré descanso —respondió el Señor.
 —O vas con todos nosotros —replicó Moisés—, o mejor no nos hagas salir de aquí.
Exodo 33:14 – 15

Dos cosas interesantes de destacar en este versículo son:

1.  Dios quiere ir contigo y darte descanso en tu caminar.

2. Debemos aprender a ser como Moisés, si la presencia de Dios no va con nosotros mejor no vayamos.

Algunas veces queremos que Dios nos respalde en proyectos y cosas que Él sabe que no nos convienen y por eso no nos respalda. Sin embargo muchas veces, de todos modos, intentamos. Luego estamos angustiados o frustrados porque las cosas no van bien y nos preguntamos ¿Porqué? ¿Qué hice mal?

Amigo o Amiga que lees estas palabras, antes de iniciar cualquier cosa preguntale a Dios si Él vendrá contigo. Si su respuesta es afirmativa, ten por seguro que todo saldrá bien y tendrás descanso si su respuesta es negativa o no te responde, es mejor que esperes, así te ahorrarás muchos dolores de cabeza.

Medítalo.

No te olvides de compartir esta entrada con tus contactos y en las redes sociales.

Bendiciones Siempre!!

¿Cuales son tus planes para el futuro?

futuroEsa fue la pregunta que me hicieron un sin fin de veces entre mis 17 y 25 años de edad. Por un tiempo tuve mi vida “planeada” y podía contestar con bastante precisión a esa interrogante. Pero luego me empecé a dar cuenta de que mi vida no iba tan de acuerdo con lo “planeado” y sin embargo yo estaba feliz. ¿Porqué?

La razón principal tiene que ver con el hecho de que aunque no estaba haciendo lo planeado, lo que estaba haciendo era la Voluntad de Dios.

Dios en su misericordia me permitió aprender temprano en la vida que el secreto del éxito es estar en el centro de Su Voluntad.

Al momento de escribir estas líneas tengo 37 años de edad recién cumplidos. Dios me ha dado la oportunidad de pastorear una iglesia bilingüe en Estados Unidos (Cosa que nunca hubiera imaginado.) Estoy casado con una bella mujer europea llamada Melek y somos los padres de 2 varones y una hermosa bebé. Estamos viviendo en una casa propia y no tenemos deudas.

Al ver atrás en el tiempo me doy cuenta de que ninguno de estos regalos vino a mí de la forma que planifiqué, pero si en la forma que Dios lo había pensado.

Hace poco me volvieron a preguntar acerca de mis planes personales para el futuro y mi respuesta fue: “Tengo planeado hacer la Voluntad de Dios para mi vida.” Se que es una respuesta muy general y que no satisface del todo la duda de quién preguntó pero la verdad es que es así.

En este momento se que estoy donde Dios me quiere y haciendo lo que Él quiere que haga y con eso me basta. Cuando sea el momento oportuno el me revelará que es lo siguiente que quiere de mí y a dónde debo ir y con gusto lo haré.

No estoy aconsejando no hacer planes, lo que quiero transmitir es que estemos abiertos a que Dios nos cambie los planes.

Proverbios 16.1 (NVI)

El hombre propone

y Dios dispone.

Cuando somos cristianos la frase “Tu futuro está en tus manos” no aplica. Cuando eres cristiano, tu futuro está en las manos de Dios.

Salmo 37.5 (TLA)

5 Pon tu vida en sus manos,

confía plenamente en él,

y él actuará en tu favor;

Si caminas siguiendo las pisadas de Jesús no tienes que preocuparte de llevar el mapa sino más bien enfocarte en no perder de vista sus huellas. Él sabrá bien por donde llevarte y no necesita de tus “sugerencias” para hacerlo mejor. Descansa en Él, confía en Él y Él te llevará a lugares que nunca imaginaste podrías llegar. Esto no significa que tu vida será color de rosa; lo que significa es que cuando estés atravesando las dificultades podrás recibir la fortaleza del Espíritu Santo y seguir caminando firme a pesar de la adversidad porque Él irá delante de ti en todo tiempo.

Oro para que esta reflexión pueda cumplir su propósito en tu vida.

Medita por un momento:

¿Qué áreas de tu vida te ha sido fácil confiarle a Dios?

¿Qué áreas de tu vida te ha sido más difícil confiarle?

¿Qué áreas de tu vida no le has confiado?

Y por último.

¿Te gustaría entregarle el control completo de tu vida a Jesús?

¿Qué te impide hacerlo?

A continuación te comparto uno de los cantos que escribí hace varios años.

Bendiciones siempre!!

 

Ayudando a Dios a cumplir su Promesa

Apresurado

“Entonces Sarai le dijo a Abram: «El Señor no me ha permitido tener hijos. Ve y acuéstate con mi sierva; quizá yo pueda tener hijos por medio de ella». Y Abram aceptó la propuesta de Sarai.” Genesis 16:2 NTV

¿Alguna vez has tratado de ayudar a Dios a cumplir su promesa? ¿Has pensado en algunas alternativas para tratar de explicar porqué todo luce distinto a lo que Él prometió?

Este pasaje nos deja ver que Abram y Sarai pasaron una situación así. Veamos que se esconde detrás de este versículo para entender que los llevó a “ayudar a Dios” a cumplir su promesa.

1.  “El Señor no me ha permitido tener hijos”  Sarai estaba describiendo la realidad que era obvia para todos. Estaba viendo solamente con ojos humanos y había cerrado sus ojos espirituales que son los que le permitirían ver la realidad de Dios en lugar de la propia; tanta espera había hecho flaquear su Fe y estaba apunto de buscar otra alternativa para conseguir lo que Dios había prometido pero aún no había dado.

2. “Ve y acuéstate con mi sierva”  Esa era una opción que la cultura de ese entonces permitía para tener hijos. Entonces Sarai pensó, que seguramente, Dios quería  obrar de esa manera y se ahorró el buscar a Dios en oración para conocer SU voluntad al respecto. Ella pensó “Si todo el mundo lo hace, debe ser algo que Dios permite”. O quizás pensó ” Si le pregunto a Dios a lo mejor me dice que No y entonces voy a tener que seguir esperando y yo ya no tengo tiempo para eso.”   Sea cual fuere su motivo creo que muchos nos podemos identificar con el hecho de que en muchas ocasiones queremos emprender cosas que pensamos van a glorificar a Dios pero no oramos para preguntarle si a Él le agrada.

3. “quizá yo pueda tener hijos por medio de ella” Aquí viene una parte interesante. Sarai pudo pensar: -Si ella queda embarazada es porque ¡Dios está bendiciendo este plan!-  Sin embargo no era así, antes bien todo este plan se volvió en contra de Sarai más adelante. No podemos manipular a Dios, Él es soberano. Es mejor que nos humillemos delante de Él y esperemos en obediencia hasta el momento en que Él quiera obrar, o nos autorice a hacer algo. Nada en la Biblia nos prohibe que oremos para preguntarle SU Voluntad y movernos de acuerdo a ella. El problema está cuándo el quiere obrar en formas que no entendemos y por eso las rechazamos.

4. “Abram aceptó la propuesta de Sarai.”  Aquí podemos ver como ambos prefirieron escuchar la voz de su ser querido y olvidar la voz de Dios. ¿Cuántas veces no hemos hecho lo mismo? Escuchar a nuestros familiares o amigos muy bien intencionados, antes que buscar a Dios.  Abram prefirió escuchar a Sarai antes que a Dios, y probablemente Sarai pensó, si Abram esta de acuerdo es porque está bien. Todo el desastre posterior se hubiera evitado si  tanto Sara como Abram buscan a Dios en oración antes de    poner en marcha la “brillante idea” para hacer que Dios cumpliera SU promesa.

A veces pensamos que podemos forzar a Dios a bendecir nuestros planes, pero Dios no obra así.

Amigo, lo mejor que podemos hacer antes de tomar cualquier decisión, por buena que parezca, es buscar a Dios en oración intensamente hasta obtener SU respuesta, sea Si o No  o quizás un “Espera un poco” y luego actuar de acuerdo a SU voluntad.

Bendiciones siempre!!

No dejes de compartir este tema con alguien más.

 

 

 

 

¿De qué está dependiendo mi relación con Dios?

¿Alguna vez alguien se ha acercado a usted, e inmediatamente usted se da cuenta de qué esta persona está hablando con usted solamente porqué le interesa sacar algo de usted? Existen algunos vendedores que se muestran muy amigables mientras están tratando de convencerle de hacer una compra, pero una vez la compra se ha realizado o bien usted decide no comprar el producto;  la actitud cambia drasticamente e incluso le ignoran por completo, pues están a la búsqueda de un nuevo comprador.

¿Estarían en búsqueda de una amistad genuina? ¿Qué es lo que les hizo acercarse a nosotros? ¿Cómo se siente usted cuando se topa con una situación como esa?

En muchas oportunidades nosotros actuamos así con Dios, pues le buscamos solo por lo que nos puede dar.

El día de hoy vamos a ver algunos ejemplos en la Biblia de personas  qué nos enseñaron una actitud loable hacia Dios.

Aunque las higueras no florezcan
y no haya uvas en las vides,
aunque se pierda la cosecha de oliva
y los campos queden vacíos y no den fruto,
aunque los rebaños mueran en los campos
y los establos estén vacíos,
¡aun así me alegraré en el Señor!
¡Me gozaré en el Dios de mi salvación!

Habacuc 3:17-18 NTV

Para algunas personas su relación con Dios depende de su provisión económica. En el momento que llega la escasez si Dios no responde a la oración por provisión entonces comienzan las quejas y el alejamiento de Dios.

 Sé vivir con casi nada o con todo lo necesario. He aprendido el secreto de vivir en cualquier situación, sea con el estómago lleno o vacío, con mucho o con poco. Pues todo lo puedo hacer por medio de Cristo, quien me da las fuerzas.

Filipenses 4:12-13 NTV

Otra historia tremenda es la de Sadrac, Mesac y Abed-nego cuando respondieron:

Si nos arrojan al horno ardiente, el Dios a quien servimos es capaz de salvarnos. Él nos rescatará de su poder, su Majestad;  pero aunque no lo hiciera, deseamos dejar en claro ante usted que jamás serviremos a sus dioses ni rendiremos culto a la estatua de oro que usted ha levantado.

Daniel 3:17-18

¿Estaremos teniendo esa actitud en nuestras vidas? Aunque Dios no me salve de mi horno ardiente, de mi circunstancia difícil. Yo no lo negaré, yo no dejaré de obedecerle y seguir Su Palabra.

Una respuesta más en el libro de Job.

Entonces Satanás salió de la presencia de Dios e hirió a Job con terribles llagas en la piel, desde la cabeza hasta los pies.

Job, sentado entre cenizas, se rascaba con un trozo de teja. Su esposa le dijo: «¿Todavía intentas conservar tu integridad? Maldice a Dios y muérete».

Sin embargo, Job contestó: «Hablas como una mujer necia. ¿Aceptaremos sólo las cosas buenas que vienen de la mano de Dios y nunca lo malo?». A pesar de todo, Job no dijo nada incorrecto

Job 2:7-10

Hagámonos la misma pregunta hoy: ¿Estamos dispuestos a recibir de Dios solo lo bueno y no lo malo?

 
Ahora pensemos por un momento…

¿Qué es lo que hacía que estos hombres pudieran dar estas respuestas tan contundentes? ¿Qué los hacía amar a Dios tanto?
La solución a estas incógnitas nos la da el Apóstol Pablo en Filipenses 3:8-9a

Así es, todo lo demás no vale nada cuando se le compara con el infinito valor de conocer a Cristo Jesús, mi Señor. Por amor a él, he desechado todo lo demás y lo considero basura a fin de ganar a Cristo y llegar a ser uno con él.

Lo que estas personas tenían en común era que en realidad conocían y amaban a Dios. Eso ponía todas las cosas de este mundo en su perspectiva correcta.

¿Has conocido a Dios de tal forma que todo lo demás no vale nada para ti?

 
Personalmente estoy en un proceso de crecimiento en esa área. Deseo que mi amor para Dios y el conocer a Jesús, sea para mí, mucho más valiosos que cualquier cosa en este mundo.

Vendan sus posesiones y den a los que pasan necesidad. ¡Eso almacenará tesoros para ustedes en el cielo! Y las bolsas celestiales nunca se ponen viejas ni se agujerean. El tesoro de ustedes estará seguro; ningún ladrón podrá robarlo y ninguna polilla, destruirlo. Donde esté su tesoro, allí estarán también los deseos de su corazón.

Lucas 12:33-34

 

¿Cómo orar por mi congregación?

Para mí fue interesante descubrir, hace algunas semanas, que cuando el apóstol Pablo escribió la carta a los Colosenses nunca había estado en Colosas y tampoco  conocía a la congregación que se reunía en esa ciudad, pero eso no fue impedimento para que pudiera orar e interceder por ellos.

En la carta a los colosenses capítulo 1 versos 9-11 vemos la forma en que Pablo oraba por ellos y además nos brinda un excelente modelo de como debemos orar por nuestras congregaciones el día de hoy.

9 Así que, desde que supimos de ustedes, no dejamos de tenerlos presentes en nuestras oraciones. Le pedimos a Dios que les dé pleno conocimiento de su voluntad y que les conceda sabiduría y comprensión espiritual. 10 Entonces la forma en que vivan siempre honrará y agradará al Señor, y sus vidas producirán toda clase de buenos frutos. Mientras tanto, irán creciendo a medida que aprendan a conocer a Dios más y más.

11 También pedimos que se fortalezcan con todo el glorioso poder de Dios para que tengan toda la constancia y la paciencia que necesitan. Mi deseo es que estén llenos de alegría. NTV

Que te parecería tomar un momentito, ahora mismo, para orar por la congregación donde Dios te ha puesto. Ora el siguiente párrafo en voz alta, lentamente y comprendiendo cada palabra que estas pronunciando:

Señor Dios, te pido por (nombre de tu congregación).  Dános pleno conocimiento de tu voluntad, concedenos sabiduría y comprensión espiritual para que podamos producir toda clase de buenos frutos y que crezcamos a medida que aprendemos a conocerte más y más. También te pedimos que nos fortalezcas con tu glorioso poder  para que podamos tener la constancia y la paciencia que necesitamos, en el nombre de Jesús, Amén.

Esta no es una oración para aprenderse de memoria y repetirla de forma vacía. Es más bien una sugerencia de como orar basado en lo que la Biblia nos enseña que debemos pedir para nuestras congregaciones.

  • Pleno Concimiento de Su Voluntad
  • Sabiduría y comprensión espiritual y
  • Ser fortalecidos con el glorioso Poder de Dios.

Te animo a que ores diariamente por tu congregación, célula, discípulado, grupo de estudio bíblico, ministerio, en fin,  por todo grupo que se reuna en el nombre de Jesús. Incluyendo siempre estas tres peticiones; Y te aseguro que comenzarás a ver una nueva dimensión de lo que Dios es capáz de hacer en medio de su pueblo.

Además, también te invito a compartir esta nota con distintas congregaciones, pastores, ministerios de oración, amigos de tu grupo cristiano, redes sociales, etc. a fin de que podamos interceder juntos, en un mismo sentir, por el cuerpo de Cristo de habla hispana y así crecer, cada día, mientras aprendemos a conocer a Dios más y más.

Bendiciones siempre!

Y estamos seguros de que él nos oye cada vez que le pedimos algo que le agrada; y como sabemos que él nos oye cuando le hacemos nuestras peticiones, también sabemos que nos dará lo que le pedimos. 1 Juan 5:14-15 NTV

9 hábitos del cristiano altamente efectivo

Hace pocos dias leí sobre el fallecimiento de Stephen Covey autor del éxito de librería “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva”, que por cierto es un libro muy interesante que me ha  influenciado en varios aspectos. Luego leí un artículo llamado “Los 7 habitos de los padres altamente inefectivos” en el cual la autora mencionaba que el título había sido inspirado en el libro de Stephen Covey. Eso me llevo a pensar en la idea de escribir un blog donde pudiese mencionar algunos hábitos que pueden hacer de un cristiano, un cristiano altamente efectivo y como consecuencia, nació esta nota de blog.

El primer punto que quisiera establecer bíblicamente es el hecho de que Dios desea que seamos efectivos como creyentes, Dios desea que cada creyente produzca fruto, y no solo un poco sino lo máximo que pueda producir.

Cuando producen mucho fruto, demuestran que son mis verdaderos discípulos. Eso le da mucha gloria a mi Padre.” Juan 15:8 NTV

Y lo segundo,  establecer porqué algunos hábitos pueden ayudar al creyente a ser fructífero en su vida cristiana. Una de las definiciones de la palabra hábito que aparece en el diccionario de la Real Academia Española es el siguiente:

“Modo especial de proceder o conducirse adquirido por repetición de actos iguales o semejantes, u originado por tendencias instintivas.”

Cuando un creyente constantemente practica cada una de las acciones que comparto a continuación, estas llegarán a convertirse en un hábito en su vida y la consecuencia de estos hábitos será una vida cristiana fructífera.

Algo interesante de los hábitos es el hecho de que son personales, nadie puede ejecutar estas acciones por nosotros; nosotros somos quienes decidimos ejecutar estas acciones y nosotros somos quienes cosecharemos sus beneficios o sus consecuencias, dependiendo de la calidad de hábitos que practiquemos. Dicho esto comenzamos con el primer hábito.

La oración: El hábito de la oración es clave para una vida cristiana, si no practicamos una vida de oración no crecemos espiritualmente, mucho menos daremos fruto. Jesús mismo sentó las bases de una vida de oración.

“Así que Jesús muchas veces se alejaba al desierto para orar.” Lucas 5:16 NTV

El Apóstol Pablo recomendó:

“Nunca dejen de orar.” 1 Tesalonicenses 5:17 NTV

El tiempo de oración más poderoso para nuestras vidas es el que tenemos a solas con Dios. Este tiempo implica intimidad con Dios.  Jesús dijo:

“Pero tú, cuando ores, apártate a solas, cierra la puerta detrás de ti y ora a tu Padre en privado. Entonces, tu Padre, quien todo lo ve, te recompensará.” Mateo 6:6 NTV.

Estudiar y meditar  la Palabra de Dios: Este hábito junto con el anterior son las bases fundamentales para la vida cristiana. No podemos llamarnos autenticos cristianos si no los practicamos. (OJO  este hábito es más que solo leer la Biblia)

Estudia constantemente este libro de instrucción. Medita en él de día y de noche para asegurarte de obedecer todo lo que allí está escrito. Sólo entonces prosperarás y te irá bien en todo lo que hagas. Josué 1:8 NTV

Toda la Escritura es inspirada por Dios y es útil para enseñarnos lo que es verdad y para hacernos ver lo que está mal en nuestra vida. Nos corrige cuando estamos equivocados y nos enseña a hacer lo correcto.  Dios la usa para preparar y capacitar a su pueblo para que haga toda buena obra. 2 Timoteo 3:16-17

Si deseamos una relación personal fuerte y sólida con Dios, estos dos hábitos son los cimientos para construirla.

Alabar el nombre de Dios. Cuando una persona desarrolla el hábito de alabar a Dios constantemente, su perspectiva de la vida cambia y su espiritu se fortalece. Además, seguramente servirá de ejemplo e inspiración para los que le rodean, especialmente si son personas que no conocen a Dios.

Alabaré al Señor en todo tiempo; a cada momento pronunciaré sus alabanzas. Sólo en el Señor me jactaré; que todos los indefensos cobren ánimo. Vengan, hablemos de las grandezas del Señor; exaltemos juntos su nombre. Salmo 34:1-3 NTV 

Así que ofrezcamos continuamente a Dios, por medio de Jesucristo, un sacrificio de alabanza, es decir, el fruto de los labios que confiesan su nombre. Hebreos 13:15 NVI

Predicar la Palabra de Dios: Este hábito es clave para la efectividad del cristiano. En la última carta que el apóstol Pablo escribe a Timoteo nos deja ver la trascendental importancia que tiene el ponerlo en práctica.

En presencia de Dios y de Cristo Jesús —quien un día juzgará a los vivos y a los muertos cuando venga para establecer su reino— te pido encarecidamente: predica la palabra de Dios. Mantente preparado, sea o no el tiempo oportuno. Corrige, reprende y anima a tu gente con paciencia y buena enseñanza…….Ocúpate en decirles a otros la Buena Noticia y lleva a cabo todo el ministerio que Dios te dio. 2 Timoteo 4: 1-2 y 5c NTV

Me gusta mucho este pasaje porque nos deja implicita la forma en que debemos discípular y nos deja claro el contenido de nuestro mensaje: La Palabra de Dios. Además cuando dice “Ocúpate en decirles a otros la Buena Noticia” nos deja ver que no es algo opcional el hablar a otros de Jesús sino algo prioritario y que necesita volverse un hábito en nuestra vida.

Congregarse: Este es un hábito que muchos lo practican pensando que en él se encuentra la salvación. Pero no es así, la vida eterna no se hereda solo por congregarse. Y por otro lado están quienes prefieren no congregarse por distintas razones que les parecen muy valederas, sin embargo, no hay razón que valga contra la ordenanza bíblica.

Y no dejemos de congregarnos, como lo hacen algunos, sino animémonos unos a otros, sobre todo ahora que el día de su regreso se acerca. Hebreos 10:25 NTV

Si aún no lo tenemos, busquemos un lugar donde se reunan cristianos genuinos y congreguemonos con regularidad, hagamos de ello un hábito, Dios es sabio y sabe porque es conveniente hacerlo.

Dar dinero para la obra de Dios: Este es un hábito cuestionado por algunos. Personalmente yo lo he practicado en mi vida y no tengo nada de que lamentarme, antes bien, he disfrutado mucho la bendición de poder hacerlo. La iglesia de Filipos era una iglesia que tenía el hábito de  dar para la obra de Dios desempeñada por el apóstol Pablo y veamos lo que él les escribe:

 Como saben, filipenses, ustedes fueron los únicos que me ayudaron económicamente cuando les llevé la Buena Noticia por primera vez y luego seguí mi viaje desde Macedonia. Ninguna otra iglesia hizo lo mismo.Incluso cuando estuve en Tesalónica, ustedes me mandaron ayuda más de una vez. No digo esto esperando que me envíen una ofrenda. Más bien, quiero que ustedes reciban una recompensa por su bondad. Por el momento, tengo todo lo que necesito, ¡y aún más! Estoy bien abastecido con las ofrendas que ustedes me enviaron por medio de Epafrodito. Son un sacrificio de olor fragante aceptable y agradable a Dios. Y este mismo Dios quien me cuida suplirá todo lo que necesiten, de las gloriosas riquezas que nos ha dado por medio de Cristo Jesús. Filipenses 4: 15-19 NTV

Pablo  no presenta este hábito como una obligación, pero si como una bendición tanto para el que recibe como para el que da. Mi exhortación personal es desarrollar el hábito de dar para la obra de Dios, es seguro que estamos siendo más fructíferos para Dios si lo hacemos.

Dar Gracias: La gratitud es un hábito que Dios mismo desea que desarrollemos. Una persona agradecida estará muy lejos de ser dominada por la amargura, depresión o de olvidar las bondades de Dios para su vida. No cabe duda que una persona agradecida vive más feliz que la que no agradece.

Sean agradecidos en toda circunstancia, pues esta es la voluntad de Dios para ustedes, los que pertenecen a Cristo Jesús. 1 Tesalonicenses 5:18 NTV

Huir de lo que le pueda llevar a pecar: Este es un hábito que necesita ser desarrollado en la vida de cada cristiano.

Huye de todo lo que estimule las pasiones juveniles. En cambio, sigue la vida recta, la fidelidad, el amor y la paz. Disfruta del compañerismo de los que invocan al Señor con un corazón puro. 2 Timoteo 2:22 NTV

Al decir “pasiones juveniles” el apóstol se refiere a deseos pecaminosos de la carne.

 Las tentaciones que enfrentan en su vida no son distintas de las que otros atraviesan. Y Dios es fiel; no permitirá que la tentación sea mayor de lo que puedan soportar. Cuando sean tentados, él les mostrará una salida, para que puedan resistir. 1 Corintios 10:13 NTV.

Hagámos un hábito el evitar todo aquello que pueda llevarnos a pecar y seguramente le fallaremos menos a Dios y disfrutaremos del gozo de una vida en victoria.

Cuidar el cuerpo: Desarrollar el hábito de cuidar nuestro cuerpo conlleva aplicar otros hábitos en nuestra vida, por ejemplo: Hacer ejercicio, alimentarse sanamente, descansar bien y algunos más. Una vez más, es el apóstol Pablo quién hace la exhortación a Timoteo.

Ten mucho cuidado de cómo vives y de lo que enseñas. Mantente firme en lo que es correcto por el bien de tu propia salvación y la de quienes te oyen. 1 Timoteo 4:16 NTV

La frase “Ten cuidado de cómo vives” es la que me da pie a pensar que el apóstol también está pensando en el cuidado de su cuerpo, alimentación, descanso, etc. Más adelante le dice:

No bebas agua solamente. Deberías tomar un poco de vino por el bien de tu estómago, ya que te enfermas muy seguido. 1 Timoteo 5:23

Entre mejor cuidemos el templo del Espíritu Santo más energía y salud tendremos para seguir dando fruto en la obra de Dios.

Estoy convencido que estos hábitos no son todos los que debe vivir un creyente para ser efectivo o frutctífero en el reino de Dios pero si nos dan una buena orientación de por donde empezar.

Espero que esta lectura sea de bendición para tu vida y te pido favor que, de ser posible, la compartas en tu red social o de la forma que consideres más conveniente a fin de que la Palabra de Dios pueda llegar a más lugares.

Deseo finalizar esta nota con el siguiente versículo:

No quiero decir que ya haya logrado estas cosas ni que ya haya alcanzado la perfección; pero sigo adelante a fin de hacer mía esa perfección para la cual Cristo Jesús primeramente me hizo suyo. No, amados hermanos, no lo he logrado, pero me concentro sólo en esto: olvido el pasado y fijo la mirada en lo que tengo por delante, y así avanzo hasta llegar al final de la carrera para recibir el premio celestial al cual Dios nos llama por medio de Cristo Jesús. Filipenses 3:12-14

Bendiciones siempre!!

La primer misión de Gedeón parte 1

log-647051_1920

Para muchos es conocida la historia de Gedeón y de cómo con solo 300 hombres obtuvo la victoria sobre los madianitas que oprimian a Israel. También somos muchos los que queremos ser usados por Dios para proezas de ese calibre. Sin embargo no todos estamos dispuestos a cumplir, como lo hizo Gedeón, con la primera misión que Dios le encomendó.

Esta la encontramos en Jueces 6:25 – 26

Aquella misma noche el Señor le dijo: «Toma un toro del rebaño de tu padre; el segundo, el que tiene siete años. Derriba el altar que tu padre ha dedicado a Baal, y el poste con la imagen de la diosa Aserá que está junto a él.  Luego, sobre la cima de este lugar de refugio, construye un altar apropiado para el Señor tu Dios. Toma entonces la leña del poste de Aserá que cortaste, y ofrece el segundo toro como un holocausto.» NVI

Antes de que Dios nos pueda usar de forma poderosa, necesitamos derribar cualquier cosa en nuestra vida que no le agrade.

Probablemente, al igual que a mí, Dios te ha mostrado cosas en tu vida que no le agradan y que te a dicho que derribes y en lugar de obedecer, tratas de fingir que no te ha dicho nada y buscas hacer otras cosas para “compensar” el que no le hayas obedecido.

Pero a Dios no lo podemos engañar, ni negociarle en esos asuntos. Si Dios demanda algo de nosotros, Él espera que obedezcamos lo antes posible, de lo contrario no podrá pasar con nosotros al siguiente nivel.

Muchos cristianos se han quedado estancados en su crecimiento espiritual porque ha llegado un punto en el que no han estado dispuestos a hacer lo que Dios pide de ellos. ¿Crees tú, mi estimado lector, que Dios hubiera usado a Gedeón si Gedeón decide no obedecer esta primera misión?

En mi caso personal he experimentado ese “estancamiento” mientras no obedezco lo que Dios me está pidiendo hacer. A veces es derribar un mal habito pecaminoso, otras veces derribar mi timidez y hablar lo que Él quiere, otras derribar el temor y dar pasos de fe creyendo en Su Palabra. Una vez que he obedecido he podido comprobar como una nueva dimensión de comunión con Dios se establece en mi vida y he visto milagros y proezas suceder.

Te invito a meditar por un momento y hacer una revisión en tu propia vida. Preguntale a Dios ¿Señor, hay algo en mi vida que quieras que derribe antes de seguir adelante? Si Dios te muestra algo te animo a que lo más pronto posible pongas manos a la obra para derribarlo y te aseguro que verás la mano de Dios obrando en un nuevo nivel sobre tu vida.

Hay más cosas interesantes que podemos aprender de esta historia, pero  las seguiremos viendo más adelante.

Espero que Dios siga bendiciendo y trabajando en tu vida y porfavor no dejes de compartir este mensaje para que la Palabra de Dios pueda seguir llegando a más y más personas.

4 regalos

Durante un par de días he estado disfrutando y meditando mucho el siguiente pasaje bíblico.

Salmos 19:7-8 Nueva Traducción Viviente (NTV)

Las enseñanzas del Señor son perfectas,
reavivan el alma.
Los decretos del Señor son confiables,
hacen sabio al sencillo.
Los mandamientos del Señor son rectos,
traen alegría al corazón.
Los mandatos del Señor son claros,
dan buena percepción para vivir.

Cada vez que lo leo siento alegría y emoción dentro de mí. Veamos los 4 regalos que Dios nos ofrece al momento en que nos decidimos a leer y vivir la Biblia.

1. Reavivar el Alma

Cuantas veces nos hemos sentido abatidos al final del día, o peor aún, desde el comienzo del día.  Lo que necesitamos es pasar un tiempo leyendo o escuchando y aprendiendo la Palabra de Dios para ser reavivados.

2. Hacer sabio al sencillo.

Que mejor regalo que la sabiduría, ella trae consigo la capacidad  de disfrutar la vida al máximo. Ahora, cómo no alegranos al saber que está a nuestro alcance con solo tener un corazón dispuesto  y sencillo para  recibir las enseñanzas de la Biblia.

3. Alegría al corazón.

Nada en el mundo puede dar más alegría a nuestro corazón que vivir de acuerdo a la voluntad de Dios. Y ¿cómo conocer SU voluntad? A través de SU Palabra.

4.  Buena percepción para vivir.

La percepción correcta nos ayuda a tomar las decisiones correctas; las decisiónes correctas son los pilares que sostienen el éxito.

En sintesis, una vida feliz y exitosa es el resultado de vivir de acuerdo a la Palabra de Dios.

Así que te animo a que diariamente apartes un tiempo para disfrutar de la lectura de la Palabra de Dios. Te recomiendo los libros de Proverbios, Salmos y Lucas para comenzar.

Bendiciones siempre!

PS. No olvides compartir este artículo con alguien más.

 

Afinando mi vida

AfinandoMiVidaEmpecé a tocar guitarra algunos años antes de que se popularizaran los afinadores eléctricos. Esto me forzó a aprender a afinar mi instrumento “al oído”. La forma de hacerlo era comparando el sonido de mi guitarra con el sonido de algún instrumento que estuviera afinado, ya sea un piano u otra guitarra. Tenía que hacer sonar el instrumento afinado y luego mi instrumento y comparar el sonido. Si mi instrumento no sonaba igual al instrumento afinado tenía que hacer los ajustes para lograr que sonaran igual; El proceso era repetido las veces que fuera necesario hasta lograr que sonaran exactamente igual.

Esto me ayudó mucho para desarrollar mi oído pues tenía que comparar constantemente entre lo afinado y lo desafinado, es decir, entre lo correcto y lo incorrecto.

Esto me ha llevado a pensar en mi propia vida y cómo afinarla.

La Palabra de Dios es el instrumento que me marca la nota correcta que debo buscar reproducir en mi propia vida. Debo compararme constantemente con ella y hacer los ajustes necesarios para que mi vida pueda estar a tono con Su Verdad.

¿Cuándo fue la última vez que leíste tu Biblia con un corazón dispuesto a dejarte transformar por su Verdad?

¿Cuándo fue la última vez que pudiste sonreir con satisfacción al comparar algún área de tu vida con la Palabra de Dios y encontrar que estaban “sonando igual”?

Nuestro tiempo de lectura personal de la Biblia es el mejor momento para que el Espíritu Santo pueda hacer transformaciones profundas en nuestra vida a fin de poder estar “afinados con Dios”.

16 Toda la Escritura es inspirada por Dios y es útil para enseñarnos lo que es verdad y para hacernos ver lo que está mal en nuestra vida. Nos corrige cuando estamos equivocados y nos enseña a hacer lo correcto. 17 Dios la usa para preparar y capacitar a su pueblo para que haga toda buena obra. 2 Timoteo 3:16 – 17 (NTV)

Bendiciones siempre!!

PD. Si este mensaje bendijo tu vida, porfavor toma un momento para compartirlo con alguien más.