Archivo de la etiqueta: Vida Cristiana

Compartir de Jesús

Gente

Nuestro versículo para esta semana es el siguiente:

 11″ Rescata a los que van rumbo a la muerte;
detén a los que a tumbos avanzan al suplicio.
12 Pues aunque digas, «Yo no lo sabía»,
¿no habrá de darse cuenta el que pesa los corazones?
¿No habrá de saberlo el que vigila tu vida?
¡Él le paga a cada uno según sus acciones! ”
Proverbios 24: 11-12

Muchas veces hemos encontrado más de una razón para justificar el no compartir el mensaje de Jesús con alguien. Sin embargo a Dios no lo podremos engañar. Cada vez que Él nos da una oportunidad de compartir la Buena Noticia, Él está esperando que la compartamos porque sabe que tenemos la capacidad de hacerlo.

Se trata de salvar un alma de la condenación eterna!! Así que la próxima vez que se nos presente la oportunidad venzamos el nerviosismo y hablemos con alegría de las maravillas de Jesús y sus planes para nuestras vidas.

En el amor de Jesús,

William Arévalo

No dejes de compartir este mensaje con todos tus contactos y en las redes sociales.

Sumisión a Dios

Sumisión a Dios

Pedimos a Dios que siga obrando en tu interior, en tu alma y en tu vida. Que Él pueda revelarte cosas nuevas y gloriosas a través de Su Espíritu Santo.

Hoy vamos a ver un versículo que me ha llamado mucho la atención, y te invito a que lo analices conmigo:

En los días de su vida mortal, Jesús ofreció oraciones y súplicas con fuerte clamor y lágrimas al que podía salvarlo de la muerte, y fue escuchado por su reverente sumisión. Aunque era Hijo, mediante el sufrimiento aprendió a obedecer; y consumada su perfección, llegó a ser autor de salvación eterna para todos los que le obedecen.
Hebreos 5; 7-9

Hay tantas cosas que aprender de este versículo, pero vayamos una por una:

1. Escoge bien a quién vas a pedir las cosas. Jesús sabía quién era el único que podía salvarlo de la muerte, supo a QUIEN clamar. Nosotros también debemos aprender a discernir a quien podemos clamar y pedir las cosas. Muchas veces derramamos nuestras quejas, angustias y necesidades con las personas que nos rodean, pero la verdad es que debemos clamar al Único que nos puede dar  respuesta. No pidamos al esposo/a o al amigo/a lo que ellos no nos pueden dar, pidámosle a Dios.

2. Amigo(a), no tengas miedo ni vergüenza de derramar tu corazón delante de Dios, no tengas miedo de contarle tus pruebas y tus angustias. Jesús mismo derramó lágrimas y clamor al Padre. Hazlo todo siempre sometiendo tu voluntad a la Suya.

3. Dios te escucha. Siéntete amado y comprendido por Dios. Lo que Él mira, es el corazón sometido a Su voluntad.

4. Aprende a obedecer. Esa parte es la que más me llamó la atención, pues que Jesús siendo Dios, tuvo que aprender a obedecer, no era algo nato, sino que fue a través del sufrimiento que aprendió a obedecer. Así que nosotros también aprendamos a obedecer a Dios, algo que muchas veces es doloroso pero necesario.

5. ¡Disfruta de tu regalo! AL obedecer a Dios, siempre llegará una recompensa, y ésta que Jesús nos dejó es la más valiosa que el ser humano pueda tener; ¡LA VIDA ETERNA!

Espero que puedas poner estos puntos en práctica, sometiéndote a Dios en todo, hablándole y obedeciéndole para poder disfrutar de una vida eterna junto a Él y mientras llega ese día, disfruta de los regalos que Dios te da a diario al caminar en Su Voluntad.

Bendiciones!

Melek Arévalo

Acerca del Carácter

Muro

Quien no controla su carácter es como una ciudad sin protección. Proverbios 25:28

En la antiguedad, en la época de los conquistadores las ciudades necesitaban estar rodeadas por muros a fin de estar protegidas contra cualquier ataque. Mientras más altos y fuertes eran los muros más difícil sería para un enemigo conquistar la ciudad.

Lo que la Biblia nos dice aqui es que si no controlamos nuestro carácter, seremos presa fácil para el enemigo. Muchas personas son dominadas por su carácter ya sea fuerte o débil y esto los lleva, en muchas ocasiones, a situaciones que ellos mismos no desean.

Amigo o Amiga que estás leyendo esta nota, Dios está esperando que rindas tu carácter a sus pies, Él puede ayudarte a controlarlo y podrás ser como una ciudad protegida por gruesas murallas.

Puedes rendirle esta área de tu vida hoy mismo con una oración.

” Señor Dios, hoy rindo a ti todo lo que soy, te pido perdón  porque en muchas ocasiones he permitido que mi carácter y temperamento sean los que gobiernen mi vida.
En este momento te reconozco como el dueño de mi vida y me comprometo a no vivir más de acuerdo a mis emociones sino de acuerdo a tu voluntad.
Gracias por escuchar mi clamor. En el nombre de Jesús,  Amén”

Si oraste de corazón puedes tener la seguridad de que Dios te escuchó.

Te enviamos un fuerte abrazo,

William y Melek Arevalo

No te olvides de compartir esta nota con tus contactos y redes sociales.

El velo y el Tiempo con Dios

Velotiempo

Una de las frases más comunes que escuchamos en la estresada vida de hoy día es “no tengo tiempo” cuando lo que en realidad queremos decir es que tenemos demasiadas cosas que hacer ya que la verdad es que todos los habitantes del planeta tenemos a nuestra disposición las mismas 24 horas cada día.

Cuando se trata de encontrar “un tiempo” para estar en comunión con Dios muchas veces nos topamos con que tenemos tantas actividades que no tenemos espacio para incluir esta importante actividad.

Es interesante que la razón por la cual Jesús dio su vida en la cruz fue para restaurar nuestra comunión con Dios. Al morir en la cruz él rompió el velo que nos separaba de la Presencia Santa de Dios y nos dio libre acceso a ella. Así de importante es para Dios que nosotros podamos tener comunión personal con Él.

Ahora que el velo que Dios había puesto ya no existe, en muchas ocasiones nosotros mismos creamos otros velos que nos impiden accesar y disfrutar de la Presencia de Dios. Velos como “Tengo tanto trabajo que hacer” “Necesito dormir un poco más” “ No tengo un lugar apropiado para estar a solas con Dios” etc.

Si te preguntara ahora mismo cuál es el velo que te está impidiendo apartar un tiempo para estar a solas con Dios

¿Cuál sería tu respuesta? (Tómate un momento para pensar)

La siguiente pregunta es: ¿Qué podrías hacer para romper ese velo?

Y la última pregunta es: ¿Qué estás haciendo para romper ese velo?

Creo que el único velo que nos impedía la comunión personal con Dios, y que nosotros no podíamos quitar, Jesús ya lo quitó. Para cualquier otro velo, está en nosotros la capacidad de romperlo.

Hebreos 10.20 (NTV)

20 Por su muerte, Jesús abrió un nuevo camino —un camino que da vida— a través de la cortina al Lugar Santísimo.

Dios ya hizo su parte, ahora nos toca a nosotros hacer la nuestra. Ningún sacrificio que hagamos para estar en un tiempo de comunión con Dios se comparará con el que Él hizo para poder disfrutar de ese mismo tiempo.

Te garantizo que nunca te arrepentirás de priorizar en tu agenda el tiempo con Dios.

Bendiciones siempre!!

 

No basta sólo con cantar

NoBastaComo muchos ya saben la alabanza y adoración no se limita a la expresión musical durante el servicio del domingo sino también involucra un estilo de vida. Sin embargo, es muy grande la cantidad de cristianos que solamente ofrecen cantos como una forma de demostrar su adoración a Dios.

El siguiente pasaje bíblico nos enseña claramente como completar una expresión de adoración al señor.

 “Cantaré de tu amor y de tu justicia, oh Señor; te alabaré con canciones. Tendré cuidado de llevar una vida intachable, ¿cuándo vendrás a ayudarme? Viviré con integridad en mi propio hogar. Me negaré a mirar cualquier cosa vil o vulgar. ” (Salmo 101.1–3a, NTV)

Como podemos ver el cantar y alabar forma parte de la expresión de adoración del salmista pero aún hay más.

Tendré cuidado de llevar una vida intachable.

Esto realmente glorificará a Dios y hará que otros muchos lo glorifiquen también. Me llama la atención que dice “Tendré cuidado” esto implica una acción deliberada de parte de la persona para llevar una vida agradable a Dios.

¿cuándo vendrás a ayudarme?

El salmista sabe que llevar una vida intachable es, para un ser humano, completamente imposible en sus propias fuerzas. Por eso acude al único que puede ayudarle a vivir en completa integridad. Es un gran regalo y consuelo para nosotros saber que el mismo Espíritu Santo de Dios que habitó en Jesús, habita en nosotros hoy y nos ayuda a llevar una vida agradable a Dios. Cuando nosotros ponemos todo de nuestra parte para vivir en santidad, Dios se encargará de suplir lo que nos haga falta para lograrlo.

Viviré con integridad en mi propio hogar.

Esta es una afirmación poderosa y desafiante para nosotros el día de hoy. Muchos creyentes  e incluso músicos cristianos llevan una vida de testimonio en la iglesia y en la calle pero en su propia casa dejan mucho que desear. Las personas que comparten nuestro hogar son las que pueden verdaderamente dar Fe de que Dios es el centro de nuestras vidas.

Me negaré a mirar cualquier cosa vil o vulgar.

Wow! El Espíritu Santo inspiró esta frase miles de años antes de que existiera la TV o el Internet y hoy tiene una vigencia y un peso increíble. Además aquí nos habla de un nivel de consagración del cual nadie más, sino solo Dios, conocerá. Nadie sino solo Dios y tú pueden saber dónde se están posando tus ojos realmente, ¿qué es lo que ves en la tv o en el internet cuando estás a solas? Creo que bien vale la pena aclarar algo; No se está refiriendo únicamente a pornografía. El versículo dice: “cualquier cosa vil o vulgar”Así que lo mejor que podemos hacer es orar a Dios y preguntarle cuál es su opinión acerca de lo que estoy viendo, o pienso ver, y entonces renunciar a cualquier cosa que (aunque me guste o me parezca chistosa) pueda ser ofensiva para Él.

Espero que la reflexión de este día produzca un fruto agradable a Dios en tu vida. Por favor no dejes de compartirla con alguien más en tus redes sociales, a fin de que la Palabra de Dios pueda llegar a más y más personas.

Bendiciones siempre!

Una Fe que no falle

FeEsta mañana durante el tiempo de oración este versículo vino con mucha fuerza a mi mente.

31 »Simón, Simón, Satanás ha pedido zarandear a cada uno de ustedes como si fueran trigo; 32 pero yo he rogado en oración por ti, Simón, para que tu fe no falle, de modo que cuando te arrepientas y vuelvas a mí fortalezcas a tus hermanos».

Lucas 22:31-32 NTV

Creo que si hubiéramos estado en el lugar de Pedro la oración que  hubiéramos querido que Jesús hiciera es: ¡Oh Padre! ¡Guárdalo de la zarandeada que el diablo le va a dar! Sin embargo, Jesús, quien sabe qué es lo mejor para cada uno de nosotros oró de manera diferente; Él oró para que la Fe de Pedro no fallara.

Y estoy seguro que en innumerables ocasiones en mi propia vida y en la tuya el Espíritu Santo de Dios ha intercedido de la misma forma.

No nos gusta ser zarandeados, pero es necesario para que el genuino fruto sea diferenciado de la paja y la basura. Después de que alguien ha sido zarandeado podrás reconocer en él o ella a alguien más maduro, con mayor conocimiento de Dios y una persona que es capaz de fortalecer a otros porque tiene la autoridad, que sin la zarandeada, nunca hubiera podido obtener.

Si quieres ser usado por Dios, crecer más espiritualmente o conocer más de cerca a Dios, no te extrañes de las zarandeadas que están viniendo a tu vida. Dios está haciendo un trabajo en ti a través de ellas.

Lo que aprendí esta mañana y te comparto es lo siguiente: Voy a cambiar mi forma de orar en medio de las sacudidas violentas que vengan a mi vida; Voy a orar de acuerdo a la voluntad de Dios; voy a suplicar a Dios que mi Fe no falle.

Si me preguntas en este momento cuál es mi petición de oración; mi petición es: Pídele a Dios que mi Fe no falle. La estrategia del enemigo esta enfocada en lograr algo; y eso es, que falle mi Fe. Porque sin Fe me será imposible agradar a Dios.

No sé cuál es tu circunstancia difícil hoy pero mi oración por ti es: -Señor que su Fe No Falle- ¿Cuál será tu oración?

El mismo Pedro que fue zarandeado escribió años más tarde:

10 En su bondad, Dios los llamó a ustedes a que participen de su gloria eterna por medio de Cristo Jesús. Entonces, después de que hayan sufrido un poco de tiempo, él los restaurará, los sostendrá, los fortalecerá y los afirmará sobre un fundamento sólido.

1 Pedro 5:10

 Medita por un momento

¿Qué han logrado en ti las recientes tribulaciones que han venido a tu vida? ¿Han hecho flaquear tu Fe o la han fortalecido? ¿Conoces a alguien que está siendo zarandeado en este momento? ¿Cómo vas a orar por él o ella?

Te animo a compartir este mensaje el día de hoy.

Bendiciones siempre!

Un cristiano Instantáneo!

Estoy leyendo el libro de A.W. Tozer llamado: La conquista Divina. Y me he encontrado un párrafo poderosísimo. Le he cambiado algunas palabras con el objetivo de hacerlo más sencillo de entender el día de hoy. Pero considero que la idea original del autor la dejé intacta. La referencia es: Página 13 de

LA CONQUISTA DIVINA
© 1978 por Lowell Tozer. Publicado con autorización de
Christian Publications
Título en inglés THE DIVINE CONQUEST
©1990 por CLIE

Y el párrafo dice así:

Con una impaciencia muy infantil me veo frecuentemente impulsado a desear que hubiera alguna manera de llevar a los cristianos modernos a una vida espiritual más profunda sin dolor y mediante lecciones breves y fáciles. Pero estos deseos son en vano. No hay atajos. Dios no se inclina ante nuestro nervioso apresuramiento ni ha abrazado los métodos de nuestra época en que todo es instantáneo. Sería bueno que aceptemos ya, la dura realidad: el hombre que quiera conocer a Dios debe darle tiempo. No debe considerar como malgastado el tiempo que pase en cultivar su conocimiento de Él. Tiene que darse a la meditación y a la oración horas y horas. Así lo hicieron  los apóstoles, los profetas y los cristianos que verdaderamente trascendieron en su generación. Y así tenemos que hacerlo nosotros si queremos seguir las pisadas de ellos.

Las palabras en negrilla son las que más me han desafiado. Espero que esta adaptación que hice del párrafo sea bendición para tu vida y si tienes posibilidad de leer el libro te animo a hacerlo.

Bendiciones siempre!!

PS. Te invito a compartirlo con alguien más.

9 hábitos del cristiano altamente efectivo

Hace pocos dias leí sobre el fallecimiento de Stephen Covey autor del éxito de librería “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva”, que por cierto es un libro muy interesante que me ha  influenciado en varios aspectos. Luego leí un artículo llamado “Los 7 habitos de los padres altamente inefectivos” en el cual la autora mencionaba que el título había sido inspirado en el libro de Stephen Covey. Eso me llevo a pensar en la idea de escribir un blog donde pudiese mencionar algunos hábitos que pueden hacer de un cristiano, un cristiano altamente efectivo y como consecuencia, nació esta nota de blog.

El primer punto que quisiera establecer bíblicamente es el hecho de que Dios desea que seamos efectivos como creyentes, Dios desea que cada creyente produzca fruto, y no solo un poco sino lo máximo que pueda producir.

Cuando producen mucho fruto, demuestran que son mis verdaderos discípulos. Eso le da mucha gloria a mi Padre.” Juan 15:8 NTV

Y lo segundo,  establecer porqué algunos hábitos pueden ayudar al creyente a ser fructífero en su vida cristiana. Una de las definiciones de la palabra hábito que aparece en el diccionario de la Real Academia Española es el siguiente:

“Modo especial de proceder o conducirse adquirido por repetición de actos iguales o semejantes, u originado por tendencias instintivas.”

Cuando un creyente constantemente practica cada una de las acciones que comparto a continuación, estas llegarán a convertirse en un hábito en su vida y la consecuencia de estos hábitos será una vida cristiana fructífera.

Algo interesante de los hábitos es el hecho de que son personales, nadie puede ejecutar estas acciones por nosotros; nosotros somos quienes decidimos ejecutar estas acciones y nosotros somos quienes cosecharemos sus beneficios o sus consecuencias, dependiendo de la calidad de hábitos que practiquemos. Dicho esto comenzamos con el primer hábito.

La oración: El hábito de la oración es clave para una vida cristiana, si no practicamos una vida de oración no crecemos espiritualmente, mucho menos daremos fruto. Jesús mismo sentó las bases de una vida de oración.

“Así que Jesús muchas veces se alejaba al desierto para orar.” Lucas 5:16 NTV

El Apóstol Pablo recomendó:

“Nunca dejen de orar.” 1 Tesalonicenses 5:17 NTV

El tiempo de oración más poderoso para nuestras vidas es el que tenemos a solas con Dios. Este tiempo implica intimidad con Dios.  Jesús dijo:

“Pero tú, cuando ores, apártate a solas, cierra la puerta detrás de ti y ora a tu Padre en privado. Entonces, tu Padre, quien todo lo ve, te recompensará.” Mateo 6:6 NTV.

Estudiar y meditar  la Palabra de Dios: Este hábito junto con el anterior son las bases fundamentales para la vida cristiana. No podemos llamarnos autenticos cristianos si no los practicamos. (OJO  este hábito es más que solo leer la Biblia)

Estudia constantemente este libro de instrucción. Medita en él de día y de noche para asegurarte de obedecer todo lo que allí está escrito. Sólo entonces prosperarás y te irá bien en todo lo que hagas. Josué 1:8 NTV

Toda la Escritura es inspirada por Dios y es útil para enseñarnos lo que es verdad y para hacernos ver lo que está mal en nuestra vida. Nos corrige cuando estamos equivocados y nos enseña a hacer lo correcto.  Dios la usa para preparar y capacitar a su pueblo para que haga toda buena obra. 2 Timoteo 3:16-17

Si deseamos una relación personal fuerte y sólida con Dios, estos dos hábitos son los cimientos para construirla.

Alabar el nombre de Dios. Cuando una persona desarrolla el hábito de alabar a Dios constantemente, su perspectiva de la vida cambia y su espiritu se fortalece. Además, seguramente servirá de ejemplo e inspiración para los que le rodean, especialmente si son personas que no conocen a Dios.

Alabaré al Señor en todo tiempo; a cada momento pronunciaré sus alabanzas. Sólo en el Señor me jactaré; que todos los indefensos cobren ánimo. Vengan, hablemos de las grandezas del Señor; exaltemos juntos su nombre. Salmo 34:1-3 NTV 

Así que ofrezcamos continuamente a Dios, por medio de Jesucristo, un sacrificio de alabanza, es decir, el fruto de los labios que confiesan su nombre. Hebreos 13:15 NVI

Predicar la Palabra de Dios: Este hábito es clave para la efectividad del cristiano. En la última carta que el apóstol Pablo escribe a Timoteo nos deja ver la trascendental importancia que tiene el ponerlo en práctica.

En presencia de Dios y de Cristo Jesús —quien un día juzgará a los vivos y a los muertos cuando venga para establecer su reino— te pido encarecidamente: predica la palabra de Dios. Mantente preparado, sea o no el tiempo oportuno. Corrige, reprende y anima a tu gente con paciencia y buena enseñanza…….Ocúpate en decirles a otros la Buena Noticia y lleva a cabo todo el ministerio que Dios te dio. 2 Timoteo 4: 1-2 y 5c NTV

Me gusta mucho este pasaje porque nos deja implicita la forma en que debemos discípular y nos deja claro el contenido de nuestro mensaje: La Palabra de Dios. Además cuando dice “Ocúpate en decirles a otros la Buena Noticia” nos deja ver que no es algo opcional el hablar a otros de Jesús sino algo prioritario y que necesita volverse un hábito en nuestra vida.

Congregarse: Este es un hábito que muchos lo practican pensando que en él se encuentra la salvación. Pero no es así, la vida eterna no se hereda solo por congregarse. Y por otro lado están quienes prefieren no congregarse por distintas razones que les parecen muy valederas, sin embargo, no hay razón que valga contra la ordenanza bíblica.

Y no dejemos de congregarnos, como lo hacen algunos, sino animémonos unos a otros, sobre todo ahora que el día de su regreso se acerca. Hebreos 10:25 NTV

Si aún no lo tenemos, busquemos un lugar donde se reunan cristianos genuinos y congreguemonos con regularidad, hagamos de ello un hábito, Dios es sabio y sabe porque es conveniente hacerlo.

Dar dinero para la obra de Dios: Este es un hábito cuestionado por algunos. Personalmente yo lo he practicado en mi vida y no tengo nada de que lamentarme, antes bien, he disfrutado mucho la bendición de poder hacerlo. La iglesia de Filipos era una iglesia que tenía el hábito de  dar para la obra de Dios desempeñada por el apóstol Pablo y veamos lo que él les escribe:

 Como saben, filipenses, ustedes fueron los únicos que me ayudaron económicamente cuando les llevé la Buena Noticia por primera vez y luego seguí mi viaje desde Macedonia. Ninguna otra iglesia hizo lo mismo.Incluso cuando estuve en Tesalónica, ustedes me mandaron ayuda más de una vez. No digo esto esperando que me envíen una ofrenda. Más bien, quiero que ustedes reciban una recompensa por su bondad. Por el momento, tengo todo lo que necesito, ¡y aún más! Estoy bien abastecido con las ofrendas que ustedes me enviaron por medio de Epafrodito. Son un sacrificio de olor fragante aceptable y agradable a Dios. Y este mismo Dios quien me cuida suplirá todo lo que necesiten, de las gloriosas riquezas que nos ha dado por medio de Cristo Jesús. Filipenses 4: 15-19 NTV

Pablo  no presenta este hábito como una obligación, pero si como una bendición tanto para el que recibe como para el que da. Mi exhortación personal es desarrollar el hábito de dar para la obra de Dios, es seguro que estamos siendo más fructíferos para Dios si lo hacemos.

Dar Gracias: La gratitud es un hábito que Dios mismo desea que desarrollemos. Una persona agradecida estará muy lejos de ser dominada por la amargura, depresión o de olvidar las bondades de Dios para su vida. No cabe duda que una persona agradecida vive más feliz que la que no agradece.

Sean agradecidos en toda circunstancia, pues esta es la voluntad de Dios para ustedes, los que pertenecen a Cristo Jesús. 1 Tesalonicenses 5:18 NTV

Huir de lo que le pueda llevar a pecar: Este es un hábito que necesita ser desarrollado en la vida de cada cristiano.

Huye de todo lo que estimule las pasiones juveniles. En cambio, sigue la vida recta, la fidelidad, el amor y la paz. Disfruta del compañerismo de los que invocan al Señor con un corazón puro. 2 Timoteo 2:22 NTV

Al decir “pasiones juveniles” el apóstol se refiere a deseos pecaminosos de la carne.

 Las tentaciones que enfrentan en su vida no son distintas de las que otros atraviesan. Y Dios es fiel; no permitirá que la tentación sea mayor de lo que puedan soportar. Cuando sean tentados, él les mostrará una salida, para que puedan resistir. 1 Corintios 10:13 NTV.

Hagámos un hábito el evitar todo aquello que pueda llevarnos a pecar y seguramente le fallaremos menos a Dios y disfrutaremos del gozo de una vida en victoria.

Cuidar el cuerpo: Desarrollar el hábito de cuidar nuestro cuerpo conlleva aplicar otros hábitos en nuestra vida, por ejemplo: Hacer ejercicio, alimentarse sanamente, descansar bien y algunos más. Una vez más, es el apóstol Pablo quién hace la exhortación a Timoteo.

Ten mucho cuidado de cómo vives y de lo que enseñas. Mantente firme en lo que es correcto por el bien de tu propia salvación y la de quienes te oyen. 1 Timoteo 4:16 NTV

La frase “Ten cuidado de cómo vives” es la que me da pie a pensar que el apóstol también está pensando en el cuidado de su cuerpo, alimentación, descanso, etc. Más adelante le dice:

No bebas agua solamente. Deberías tomar un poco de vino por el bien de tu estómago, ya que te enfermas muy seguido. 1 Timoteo 5:23

Entre mejor cuidemos el templo del Espíritu Santo más energía y salud tendremos para seguir dando fruto en la obra de Dios.

Estoy convencido que estos hábitos no son todos los que debe vivir un creyente para ser efectivo o frutctífero en el reino de Dios pero si nos dan una buena orientación de por donde empezar.

Espero que esta lectura sea de bendición para tu vida y te pido favor que, de ser posible, la compartas en tu red social o de la forma que consideres más conveniente a fin de que la Palabra de Dios pueda llegar a más lugares.

Deseo finalizar esta nota con el siguiente versículo:

No quiero decir que ya haya logrado estas cosas ni que ya haya alcanzado la perfección; pero sigo adelante a fin de hacer mía esa perfección para la cual Cristo Jesús primeramente me hizo suyo. No, amados hermanos, no lo he logrado, pero me concentro sólo en esto: olvido el pasado y fijo la mirada en lo que tengo por delante, y así avanzo hasta llegar al final de la carrera para recibir el premio celestial al cual Dios nos llama por medio de Cristo Jesús. Filipenses 3:12-14

Bendiciones siempre!!

Afinando mi vida

AfinandoMiVidaEmpecé a tocar guitarra algunos años antes de que se popularizaran los afinadores eléctricos. Esto me forzó a aprender a afinar mi instrumento “al oído”. La forma de hacerlo era comparando el sonido de mi guitarra con el sonido de algún instrumento que estuviera afinado, ya sea un piano u otra guitarra. Tenía que hacer sonar el instrumento afinado y luego mi instrumento y comparar el sonido. Si mi instrumento no sonaba igual al instrumento afinado tenía que hacer los ajustes para lograr que sonaran igual; El proceso era repetido las veces que fuera necesario hasta lograr que sonaran exactamente igual.

Esto me ayudó mucho para desarrollar mi oído pues tenía que comparar constantemente entre lo afinado y lo desafinado, es decir, entre lo correcto y lo incorrecto.

Esto me ha llevado a pensar en mi propia vida y cómo afinarla.

La Palabra de Dios es el instrumento que me marca la nota correcta que debo buscar reproducir en mi propia vida. Debo compararme constantemente con ella y hacer los ajustes necesarios para que mi vida pueda estar a tono con Su Verdad.

¿Cuándo fue la última vez que leíste tu Biblia con un corazón dispuesto a dejarte transformar por su Verdad?

¿Cuándo fue la última vez que pudiste sonreir con satisfacción al comparar algún área de tu vida con la Palabra de Dios y encontrar que estaban “sonando igual”?

Nuestro tiempo de lectura personal de la Biblia es el mejor momento para que el Espíritu Santo pueda hacer transformaciones profundas en nuestra vida a fin de poder estar “afinados con Dios”.

16 Toda la Escritura es inspirada por Dios y es útil para enseñarnos lo que es verdad y para hacernos ver lo que está mal en nuestra vida. Nos corrige cuando estamos equivocados y nos enseña a hacer lo correcto. 17 Dios la usa para preparar y capacitar a su pueblo para que haga toda buena obra. 2 Timoteo 3:16 – 17 (NTV)

Bendiciones siempre!!

PD. Si este mensaje bendijo tu vida, porfavor toma un momento para compartirlo con alguien más.