Dios es Sin Igual

Reflexiones de la Vida y la Palabra de Dios por el Pastor William Arévalo

Etiqueta: Sacrificio

Sumisión a Dios

Sumisión a Dios

Pedimos a Dios que siga obrando en tu interior, en tu alma y en tu vida. Que Él pueda revelarte cosas nuevas y gloriosas a través de Su Espíritu Santo.

Hoy vamos a ver un versículo que me ha llamado mucho la atención, y te invito a que lo analices conmigo:

En los días de su vida mortal, Jesús ofreció oraciones y súplicas con fuerte clamor y lágrimas al que podía salvarlo de la muerte, y fue escuchado por su reverente sumisión. Aunque era Hijo, mediante el sufrimiento aprendió a obedecer; y consumada su perfección, llegó a ser autor de salvación eterna para todos los que le obedecen.
Hebreos 5; 7-9

Hay tantas cosas que aprender de este versículo, pero vayamos una por una:

1. Escoge bien a quién vas a pedir las cosas. Jesús sabía quién era el único que podía salvarlo de la muerte, supo a QUIEN clamar. Nosotros también debemos aprender a discernir a quien podemos clamar y pedir las cosas. Muchas veces derramamos nuestras quejas, angustias y necesidades con las personas que nos rodean, pero la verdad es que debemos clamar al Único que nos puede dar  respuesta. No pidamos al esposo/a o al amigo/a lo que ellos no nos pueden dar, pidámosle a Dios.

2. Amigo(a), no tengas miedo ni vergüenza de derramar tu corazón delante de Dios, no tengas miedo de contarle tus pruebas y tus angustias. Jesús mismo derramó lágrimas y clamor al Padre. Hazlo todo siempre sometiendo tu voluntad a la Suya.

3. Dios te escucha. Siéntete amado y comprendido por Dios. Lo que Él mira, es el corazón sometido a Su voluntad.

4. Aprende a obedecer. Esa parte es la que más me llamó la atención, pues que Jesús siendo Dios, tuvo que aprender a obedecer, no era algo nato, sino que fue a través del sufrimiento que aprendió a obedecer. Así que nosotros también aprendamos a obedecer a Dios, algo que muchas veces es doloroso pero necesario.

5. ¡Disfruta de tu regalo! AL obedecer a Dios, siempre llegará una recompensa, y ésta que Jesús nos dejó es la más valiosa que el ser humano pueda tener; ¡LA VIDA ETERNA!

Espero que puedas poner estos puntos en práctica, sometiéndote a Dios en todo, hablándole y obedeciéndole para poder disfrutar de una vida eterna junto a Él y mientras llega ese día, disfruta de los regalos que Dios te da a diario al caminar en Su Voluntad.

Bendiciones!

Melek Arévalo

El velo y el Tiempo con Dios

Velotiempo

Una de las frases más comunes que escuchamos en la estresada vida de hoy día es “no tengo tiempo” cuando lo que en realidad queremos decir es que tenemos demasiadas cosas que hacer ya que la verdad es que todos los habitantes del planeta tenemos a nuestra disposición las mismas 24 horas cada día.

Cuando se trata de encontrar “un tiempo” para estar en comunión con Dios muchas veces nos topamos con que tenemos tantas actividades que no tenemos espacio para incluir esta importante actividad.

Es interesante que la razón por la cual Jesús dio su vida en la cruz fue para restaurar nuestra comunión con Dios. Al morir en la cruz él rompió el velo que nos separaba de la Presencia Santa de Dios y nos dio libre acceso a ella. Así de importante es para Dios que nosotros podamos tener comunión personal con Él.

Ahora que el velo que Dios había puesto ya no existe, en muchas ocasiones nosotros mismos creamos otros velos que nos impiden accesar y disfrutar de la Presencia de Dios. Velos como “Tengo tanto trabajo que hacer” “Necesito dormir un poco más” “ No tengo un lugar apropiado para estar a solas con Dios” etc.

Si te preguntara ahora mismo cuál es el velo que te está impidiendo apartar un tiempo para estar a solas con Dios

¿Cuál sería tu respuesta? (Tómate un momento para pensar)

La siguiente pregunta es: ¿Qué podrías hacer para romper ese velo?

Y la última pregunta es: ¿Qué estás haciendo para romper ese velo?

Creo que el único velo que nos impedía la comunión personal con Dios, y que nosotros no podíamos quitar, Jesús ya lo quitó. Para cualquier otro velo, está en nosotros la capacidad de romperlo.

Hebreos 10.20 (NTV)

20 Por su muerte, Jesús abrió un nuevo camino —un camino que da vida— a través de la cortina al Lugar Santísimo.

Dios ya hizo su parte, ahora nos toca a nosotros hacer la nuestra. Ningún sacrificio que hagamos para estar en un tiempo de comunión con Dios se comparará con el que Él hizo para poder disfrutar de ese mismo tiempo.

Te garantizo que nunca te arrepentirás de priorizar en tu agenda el tiempo con Dios.

Bendiciones siempre!!

 

No basta sólo con cantar

NoBastaComo muchos ya saben la alabanza y adoración no se limita a la expresión musical durante el servicio del domingo sino también involucra un estilo de vida. Sin embargo, es muy grande la cantidad de cristianos que solamente ofrecen cantos como una forma de demostrar su adoración a Dios.

El siguiente pasaje bíblico nos enseña claramente como completar una expresión de adoración al señor.

 “Cantaré de tu amor y de tu justicia, oh Señor; te alabaré con canciones. Tendré cuidado de llevar una vida intachable, ¿cuándo vendrás a ayudarme? Viviré con integridad en mi propio hogar. Me negaré a mirar cualquier cosa vil o vulgar. ” (Salmo 101.1–3a, NTV)

Como podemos ver el cantar y alabar forma parte de la expresión de adoración del salmista pero aún hay más.

Tendré cuidado de llevar una vida intachable.

Esto realmente glorificará a Dios y hará que otros muchos lo glorifiquen también. Me llama la atención que dice “Tendré cuidado” esto implica una acción deliberada de parte de la persona para llevar una vida agradable a Dios.

¿cuándo vendrás a ayudarme?

El salmista sabe que llevar una vida intachable es, para un ser humano, completamente imposible en sus propias fuerzas. Por eso acude al único que puede ayudarle a vivir en completa integridad. Es un gran regalo y consuelo para nosotros saber que el mismo Espíritu Santo de Dios que habitó en Jesús, habita en nosotros hoy y nos ayuda a llevar una vida agradable a Dios. Cuando nosotros ponemos todo de nuestra parte para vivir en santidad, Dios se encargará de suplir lo que nos haga falta para lograrlo.

Viviré con integridad en mi propio hogar.

Esta es una afirmación poderosa y desafiante para nosotros el día de hoy. Muchos creyentes  e incluso músicos cristianos llevan una vida de testimonio en la iglesia y en la calle pero en su propia casa dejan mucho que desear. Las personas que comparten nuestro hogar son las que pueden verdaderamente dar Fe de que Dios es el centro de nuestras vidas.

Me negaré a mirar cualquier cosa vil o vulgar.

Wow! El Espíritu Santo inspiró esta frase miles de años antes de que existiera la TV o el Internet y hoy tiene una vigencia y un peso increíble. Además aquí nos habla de un nivel de consagración del cual nadie más, sino solo Dios, conocerá. Nadie sino solo Dios y tú pueden saber dónde se están posando tus ojos realmente, ¿qué es lo que ves en la tv o en el internet cuando estás a solas? Creo que bien vale la pena aclarar algo; No se está refiriendo únicamente a pornografía. El versículo dice: “cualquier cosa vil o vulgar”Así que lo mejor que podemos hacer es orar a Dios y preguntarle cuál es su opinión acerca de lo que estoy viendo, o pienso ver, y entonces renunciar a cualquier cosa que (aunque me guste o me parezca chistosa) pueda ser ofensiva para Él.

Espero que la reflexión de este día produzca un fruto agradable a Dios en tu vida. Por favor no dejes de compartirla con alguien más en tus redes sociales, a fin de que la Palabra de Dios pueda llegar a más y más personas.

Bendiciones siempre!

¿Estoy agradando a Dios?

rockstars-964523_1920

Imaginemos por un momento que vamos a un restaurante y pedimos un delicioso platillo  el cual incluye un buen trozo de carne asada; luego de un considerable tiempo de espera llega el cocinero y en lugar de darnos lo que pedimos nos da un gran plato de comida vegetariana porque a él le gusta muchísimo. Además, al momento en que le decimos que eso no es lo que pedimos y que preferimos nuestro plato con carne, el hombre se enoja y nos dice que comamos el plato de vegetales que nos sirvió. Y por si fuera poco, cuando decidimos irnos al restaurante de enfrente donde si nos dan el plato que pedimos, y con una sasón exquisita, aquel hombre comienza a decir a todos los que están pasando por allí, que somos unos malagradecidos porque no quisimos comer el plato que con tanto esfuerzo y cariño nos había preparado, colocandose así en el lugar de la víctima y nosotros de los tiranos.  ¿Qué pensar de alguien que actúa así?

Por extrema que parezca esta situación resulta ser que Dios la vive muchísimas veces con nosotros. En especial a lo relacionado con nuestra entrega en adoración a Él.

En muchísimas ocasiones preferimos darle a Dios lo que nosotros queremos darle y no lo que Él pide de nosotros. Y luego nos quejamos porque no vemos su bendición en nuestras vidas. Permitimos que nuestro cuerpo participe de cosas que no son del agrado de Dios en lugar de ofrecerlo como sacrificio vivo y Santo y luego queremos que Dios nos bendiga porque le cantamos con las manos en alto.  Veamos este versículo:

“Por lo tanto, amados hermanos, les ruego que entreguen su cuerpo a Dios por todo lo que él ha hecho a favor de ustedes. Que sea un sacrificio vivo y santo, la clase de sacrificio que a él le agrada. Esa es la verdadera forma de adorarlo. 2 No imiten las conductas ni las costumbres de este mundo, más bien dejen que Dios los transforme en personas nuevas al cambiarles la manera de pensar. Entonces aprenderán a conocer la voluntad de Dios para ustedes, la cual es buena, agradable y perfecta.” Romanos 12: 1-2 NTV

Estimados hermanos, estamos haciendo muchas cosas al estilo del mundo y ofreciendo adoración al estilo del mundo y queremos que Dios la reciba con agrado olvidándonos de la orden que nos dejó en su Palabra.

“No adores al Señor tu Dios de la manera en que esos pueblos paganos rinden culto a sus dioses. Más bien, busca al Señor tu Dios en el lugar de adoración que él mismo elegirá entre todas las tribus, el lugar donde su nombre será honrado.” Deuteronomio 12:4-5

Mientras estemos coqueteando con el pecado, y tratando de vivir lo más parecido al mundo, aunque sin llegar a pecar, no podremos ver el poder de Dios obrando en nuestras vidas y nuestra adoración no será recibida, antes bien hay más posibilidades de que el pecado nos gane y nos ate.

Finalizo con este conocido relato bíblico.

3 Al llegar el tiempo de la cosecha, Caín presentó algunos de sus cultivos como ofrenda para el Señor. 4 Abel también presentó una ofrenda: lo mejor de las primeras crías de los corderos de su rebaño. El Señor aceptó a Abel y a su ofrenda, 5 pero no aceptó a Caín ni a su ofrenda. Esto hizo que Caín se enojara mucho, y se veía decaído.

6 «¿Por qué estás tan enojado? —preguntó el Señor a Caín—. ¿Por qué te ves tan decaído? 7 Serás aceptado si haces lo correcto, pero si te niegas a hacer lo correcto, entonces, ¡ten cuidado! El pecado está a la puerta, al acecho y ansioso por controlarte; pero tú debes dominarlo y ser su amo».

Genesis 4: 3 – 7 NTV

Caín debía ofrecer lo mejor de su cosecha y no solamente algunos de sus cultivos por eso Dios le dice: “Serás aceptado si haces lo correcto” Es verdad que Caín estaba dando “algo” de él, pero no estaba dando lo que Dios quería.

Como una nota especial para mis colegas del ministerio musical quisiera decir que nuestros mejores acordes, horas de ensayo, arreglos musicales etc. no sustituirán nuestra consagración a Dios. Esos sacrificios no serán recibidos por Dios si no le damos primeramente lo que Él requiere de nosotros.

“Y ahora, Israel, ¿qué requiere el Señor tu Dios de ti? Sólo requiere que temas al Señor tu Dios, que vivas de la manera que le agrada y que lo ames y lo sirvas con todo tu corazón y con toda tu alma.” Deuteronomio 10: 12-13

Oro para que esta reflexión produzca fruto de bendición en tu vida. Porfavor no dejes de compartirla con alguien más.

Bendiciones siempre!!