Dios es Sin Igual

Reflexiones de la Vida y la Palabra de Dios por el Pastor William Arévalo

Etiqueta: buenas intenciones

Acerca del Carácter

Muro

Quien no controla su carácter es como una ciudad sin protección. Proverbios 25:28

En la antiguedad, en la época de los conquistadores las ciudades necesitaban estar rodeadas por muros a fin de estar protegidas contra cualquier ataque. Mientras más altos y fuertes eran los muros más difícil sería para un enemigo conquistar la ciudad.

Lo que la Biblia nos dice aqui es que si no controlamos nuestro carácter, seremos presa fácil para el enemigo. Muchas personas son dominadas por su carácter ya sea fuerte o débil y esto los lleva, en muchas ocasiones, a situaciones que ellos mismos no desean.

Amigo o Amiga que estás leyendo esta nota, Dios está esperando que rindas tu carácter a sus pies, Él puede ayudarte a controlarlo y podrás ser como una ciudad protegida por gruesas murallas.

Puedes rendirle esta área de tu vida hoy mismo con una oración.

” Señor Dios, hoy rindo a ti todo lo que soy, te pido perdón  porque en muchas ocasiones he permitido que mi carácter y temperamento sean los que gobiernen mi vida.
En este momento te reconozco como el dueño de mi vida y me comprometo a no vivir más de acuerdo a mis emociones sino de acuerdo a tu voluntad.
Gracias por escuchar mi clamor. En el nombre de Jesús,  Amén”

Si oraste de corazón puedes tener la seguridad de que Dios te escuchó.

Te enviamos un fuerte abrazo,

William y Melek Arevalo

No te olvides de compartir esta nota con tus contactos y redes sociales.

Antes de iniciar cualquier proyecto.

CaminarJuntos

—Yo mismo iré contigo y te daré descanso —respondió el Señor.
 —O vas con todos nosotros —replicó Moisés—, o mejor no nos hagas salir de aquí.
Exodo 33:14 – 15

Dos cosas interesantes de destacar en este versículo son:

1.  Dios quiere ir contigo y darte descanso en tu caminar.

2. Debemos aprender a ser como Moisés, si la presencia de Dios no va con nosotros mejor no vayamos.

Algunas veces queremos que Dios nos respalde en proyectos y cosas que Él sabe que no nos convienen y por eso no nos respalda. Sin embargo muchas veces, de todos modos, intentamos. Luego estamos angustiados o frustrados porque las cosas no van bien y nos preguntamos ¿Porqué? ¿Qué hice mal?

Amigo o Amiga que lees estas palabras, antes de iniciar cualquier cosa preguntale a Dios si Él vendrá contigo. Si su respuesta es afirmativa, ten por seguro que todo saldrá bien y tendrás descanso si su respuesta es negativa o no te responde, es mejor que esperes, así te ahorrarás muchos dolores de cabeza.

Medítalo.

No te olvides de compartir esta entrada con tus contactos y en las redes sociales.

Bendiciones Siempre!!

Características de un Director de Alabanza

DirectorDeAlabanzaDebido a la importancia del ministerio del canto, debemos ser muy cuidadosos con la selección de la persona encargada del mismo.

Cada congregación tiene sus propios requisitos para sus directores de alabanza pero estos son algunas características  generales, pero  muy necesarias, en la persona que llegue al liderazgo del ministerio de alabanza de cualquier iglesia.

1. Que sea un adorador.

Algunas personas están como encargados de adoración solamente porque cantan bonito, aunque  su estilo de vida no refleje adoración para Dios y eso no debe ser así.

Nadie puede guiar a otro en un momento de adoración si no sabe adorar, el adorador dedica tiempo a estar con Dios y conocerle y se esfuerza por vivir de acuerdo a la voluntad de su Señor.

2. No debe ser nuevo en los caminos de Dios.

El director de alabanza enfrenta una serie de circunstancias, incluidas espirituales,  al estar ministrando los cantos; que se requiere que ya tenga algún tiempo de estar caminando con Dios para que sepa cómo enfrentarlas.

No debe ser un recién convertido,  no sea que se vuelva presuntuoso y caiga en la misma condenación en que cayó el diablo.  (1Ti 3:6 NVI)

3. Debe conocer el estilo de alabanza y adoración de su congregación, los cantos que entonan y las normas establecidas por su pastor.

No todas las congregaciones tienen el mismo estilo para alabar a Dios por medio de la música, por lo cual es conveniente que el director de alabanza dedique un tiempo a conocer el estilo de su congregación y tomar un tiempo para hablar con su Pastor respecto al tema; para poder trabajar en equipo con él.

4. Debe tener un nivel musical aceptable.

Del mismo modo que no solo cantar bonito es suficiente para ser director de alabanza, el solo tener la preparación espiritual tampoco es suficiente. El director de cantos debe tener buen oído musical y cantar afinado. Deberá hacer todo lo que esté a su alcance para desarrollar su talento musical (clases de canto o de algún instrumento).

5. Debe contar con el respeto de su congregación, ganado por su buen testimonio.

Junto con Tito, mandamos a un hermano en Cristo que trabaja mucho anunciando la buena noticia. En todas las iglesias se habla bien de él,                                      (2Co 8:18  BLS)

Los miembros de la iglesia en Listra y en Iconio hablaban muy bien de Timoteo.  (Hech 16:2 BLS)

6. Debe tener la capacidad de liderar y saber trabajar en equipo. Con el  pastor y con los músicos. (No debe ser individualista)

7.  Debe conocer, creer y apoyar la visión de su congregación.

No debe tener resentimientos contra el liderazgo. De lo contrario, afectará mucho su fluir de adoración en la congregación.

8. Debe ser ejemplo en responsabilidad, puntualidad, disciplina, esfuerzo, servicio y sencillez.

No está demás que leamos el siguiente pasaje bíblico:

Es verdad que si alguien desea dirigir una iglesia, desea un buen trabajo. Pero debe ser alguien a quien no se le pueda acusar de nada malo. Debe tener una sola esposa, controlar todos sus deseos y pensar dos veces lo que va a hacer. Debe comportarse correctamente, recibir con gusto a los viajeros en su hogar y saber enseñar. No debe ser borracho, ni violento, ni buscar pelea. Al contrario, debe ser amable y tranquilo, y no estar preocupado sólo por el dinero. Además, debe gobernar bien a su propia familia y educar a sus hijos para que sean obedientes y respetuosos. Porque si no puede gobernar a su propia familia, tampoco podrá gobernar a la iglesia de Dios. Y no debe ser alguien con poco tiempo de haber creído en Jesucristo, pues puede volverse orgulloso y entonces recibirá el mismo castigo que Satanás. Por último, debe contar con el respeto de la gente que no cree en Jesucristo, para que nunca pase vergüenza delante de ellos ni caiga en alguna trampa de Satanás.  Los diáconos de la iglesia Los diáconos deben ser gente respetable; no deben mentir ni beber mucho vino, ni estar preocupados por ganar mucho dinero. Además, deben creer siempre en todo el mensaje de la buena noticia que Dios nos ha dado, y tener la conciencia tranquila. Deben tener una sola esposa, y dirigir bien a sus hijos y a toda su familia.Las mujeres también deben hacer bien su trabajo. No deben ser chismosas, sino saber controlarse en todo, y ser personas en las que se pueda confiar.A los que quieran ser diáconos se les deberá poner a prueba. Si no se les puede acusar de nada malo y pasan la prueba, trabajarán en la iglesia. Los que hagan bien su trabajo como diáconos tendrán buena fama y se ganarán el respeto y la confianza de todos en la iglesia de Cristo.  La gran verdad Espero visitarte pronto. Pero te escribo todo esto por si acaso no llego a tiempo. Así sabrás cómo debemos comportarnos los que pertenecemos a la iglesia, que es la familia del Dios vivo. La iglesia sostiene y defiende la verdad. (1Ti 3:1-15 BLS)

Ir a descargar

Ayudando a Dios a cumplir su Promesa

Apresurado

“Entonces Sarai le dijo a Abram: «El Señor no me ha permitido tener hijos. Ve y acuéstate con mi sierva; quizá yo pueda tener hijos por medio de ella». Y Abram aceptó la propuesta de Sarai.” Genesis 16:2 NTV

¿Alguna vez has tratado de ayudar a Dios a cumplir su promesa? ¿Has pensado en algunas alternativas para tratar de explicar porqué todo luce distinto a lo que Él prometió?

Este pasaje nos deja ver que Abram y Sarai pasaron una situación así. Veamos que se esconde detrás de este versículo para entender que los llevó a “ayudar a Dios” a cumplir su promesa.

1.  “El Señor no me ha permitido tener hijos”  Sarai estaba describiendo la realidad que era obvia para todos. Estaba viendo solamente con ojos humanos y había cerrado sus ojos espirituales que son los que le permitirían ver la realidad de Dios en lugar de la propia; tanta espera había hecho flaquear su Fe y estaba apunto de buscar otra alternativa para conseguir lo que Dios había prometido pero aún no había dado.

2. “Ve y acuéstate con mi sierva”  Esa era una opción que la cultura de ese entonces permitía para tener hijos. Entonces Sarai pensó, que seguramente, Dios quería  obrar de esa manera y se ahorró el buscar a Dios en oración para conocer SU voluntad al respecto. Ella pensó “Si todo el mundo lo hace, debe ser algo que Dios permite”. O quizás pensó ” Si le pregunto a Dios a lo mejor me dice que No y entonces voy a tener que seguir esperando y yo ya no tengo tiempo para eso.”   Sea cual fuere su motivo creo que muchos nos podemos identificar con el hecho de que en muchas ocasiones queremos emprender cosas que pensamos van a glorificar a Dios pero no oramos para preguntarle si a Él le agrada.

3. “quizá yo pueda tener hijos por medio de ella” Aquí viene una parte interesante. Sarai pudo pensar: -Si ella queda embarazada es porque ¡Dios está bendiciendo este plan!-  Sin embargo no era así, antes bien todo este plan se volvió en contra de Sarai más adelante. No podemos manipular a Dios, Él es soberano. Es mejor que nos humillemos delante de Él y esperemos en obediencia hasta el momento en que Él quiera obrar, o nos autorice a hacer algo. Nada en la Biblia nos prohibe que oremos para preguntarle SU Voluntad y movernos de acuerdo a ella. El problema está cuándo el quiere obrar en formas que no entendemos y por eso las rechazamos.

4. “Abram aceptó la propuesta de Sarai.”  Aquí podemos ver como ambos prefirieron escuchar la voz de su ser querido y olvidar la voz de Dios. ¿Cuántas veces no hemos hecho lo mismo? Escuchar a nuestros familiares o amigos muy bien intencionados, antes que buscar a Dios.  Abram prefirió escuchar a Sarai antes que a Dios, y probablemente Sarai pensó, si Abram esta de acuerdo es porque está bien. Todo el desastre posterior se hubiera evitado si  tanto Sara como Abram buscan a Dios en oración antes de    poner en marcha la “brillante idea” para hacer que Dios cumpliera SU promesa.

A veces pensamos que podemos forzar a Dios a bendecir nuestros planes, pero Dios no obra así.

Amigo, lo mejor que podemos hacer antes de tomar cualquier decisión, por buena que parezca, es buscar a Dios en oración intensamente hasta obtener SU respuesta, sea Si o No  o quizás un “Espera un poco” y luego actuar de acuerdo a SU voluntad.

Bendiciones siempre!!

No dejes de compartir este tema con alguien más.

 

 

 

 

Cambio de Meta

Si Jesús llegara personalmente a predicar a una de nuestras congregaciones ¿Cuál sería su mensaje?

Veamos lo que predicó al inicio de su ministerio.

17 Desde entonces comenzó Jesús a predicar: «Arrepiéntanse, porque el reino de los cielos está cerca.» Mateo 4:17 NVI

Es interesante que últimamente este mensaje  se a tratado de suavizar tanto, para que no sea tan ofensivo, que en muchas oportunidades ha perdido la fuerza de su significado.

Al investigar un poquito más a fondo, me di cuenta que la palabra griega que utiliza Jesús para el verbo “Arrepiéntanse” es la palabra ¨Metanoia¨ . Una de las interpretaciones que se puede dar a esta palabra es: Cambio de Meta.

Jesús entonces,  estaba diciendo: “Cambien sus metas, porque el reino de los cielos está cerca¨

Cuando nosotros entregamos nuestra vida a Jesús debe haber un cambio de metas. Nuestras metas deben ser suplantadas por las de Jesús. No podemos decir que entregamos nuestras vidas a Jesús y  nuestras metas seguir siendo exactamente las mismas que teníamos antes de que Él  estuviera en control.

Cuando cada uno de los discípulos decidió seguir a Jesús, sus metas cambiaron por completo. Pedro ya no tuvo como meta más y más peces para su negocio. Pablo ya no tuvo como meta ser el mejor de los Fariseos. etc.

Evalúate por un momento….

¿Ha habido un cambio de metas en tu vida desde que eres cristiano?

¿Estas corriendo para alcanzar las metas que Jesús tiene para ti? ¿O estas corriendo para alcanzar tus metas personales  de éxito, fama, fortuna etc.?

Pregúntale a Dios ¿ Señor, cuál es tu meta para mi vida? Y si resulta que SU meta entra en conflicto con alguna de las tuyas, si resulta que tienes que abandonar alguna de tus metas terrenales, o todas ellas,  por nobles que sean, para dar lugar a la meta de Él. ¿Estarás dispuesto a hacerlo? Eso, mi estimado lector, es rendir tu vida a Cristo.

Una definición de pecado, muy popular recientemente, es: “Fallarle al blanco” ¿Significa entonces que si fallamos en alcanzar la meta que Jesús tiene para nosotros estamos pecando? (Contéstate tú mismo.)

El mensaje de Jesús sigue resonando con auténtico poder este día. Es casi un clamor que atraviesa toda alma que quiere agradarle.

“¡Arrepiéntente! ¡cambia tus metas! No vivas más para alcanzar las glorias de este mundo. Vive para alcanzar la Gloria que viene de Dios. Porque este mundo y sus deseos pasarán, pero el que hace la voluntad de Dios permanecerá para siempre.

Es un mensaje de amor que busca el bienestar de cada uno de nosotros. Medita en él y permite que transforme tu vida.

Bendiciones siempre!

Si este mensaje te ha hecho reflexionar y Dios te pone en el corazón compartirlo con alguien más. No dudes en hacerlo.

 

 

 

 

 

La primera Misión de Gedeón parte 2

herramientas

Continuando con el tema de la primera misión de Gedeón. Vemos otro detalle importante en el versículo de Jueces 6:25 – 26

Aquella misma noche el Señor le dijo: «Toma un toro del rebaño de tu padre; el segundo, el que tiene siete años. Derriba el altar que tu padre ha dedicado a Baal, y el poste con la imagen de la diosa Aserá que está junto a él.  Luego, sobre la cima de este lugar de refugio, construye un altar apropiado para el Señor tu Dios. Toma entonces la leña del poste de Aserá que cortaste, y ofrece el segundo toro como un holocausto.» NVI

Si nos fijamos con detenimiento ¿Quién había construido ese altar a Baal? Nada más y nada menos que su padre. Eso le implicaría muchas más complicaciones a esta misión. De hecho unos versos más adelante la escritura dice que Gedeón tenía miedo de su familia y de los demás hombres de la ciudad. Sin embargo, eso no fue impedimento para que cumpliera con lo que Dios le había encomendado. Ese es el tipo de valentía que Dios está buscando en nuestras vidas hoy, alguien que este dispuesto a honrarle y obedecerle sin importar las consecuencias. ¿Será que encontrará esa disposición en tu corazón hoy?

Más adelante en la historia (v. 30) vemos que los hombres del pueblo querían matar a Gedeón por lo que habíá hecho, pero para sorpresa de todos, su propio padre es quien lo defiende (v 31) y además agrega “Si de veras Baal es un dios, debe poder defenderse de quien destruya su altar.”

Hay algo interesante aquí, el padre de Gedeón construyó el altar de Baal pero no aparenta ser un devoto del mismo, ya que no amonestó a su hijo por derribarlo y ni siquiera cuestionó sus razones. Entonces la pregunta es: ¿Porqué construyó un altar a Baal?

Quizás porque Baal era el dios que la mayoría adoraba, quizás porque quería probar a ver si funcionaba, quizás pensó que a Dios no le importaría, sea cual fuere la razón. El padre de Gedeón había hecho algo que ofendía a Dios y que Dios no estaba dispuesto a tolerar. Si el pueblo de Dios quería volver a tener el respaldo del Todopoderoso y verlo obrar con poder, tenía que quitar, derribar, destruir, desaparecer cualquier cosa que lo ofendiera.

Muchas veces en nuestras vidas hemos permitido que se arraigen hábitos, gustos, formas de pensar o formas de hacer las cosas que ofenden a Dios. Las justificaciones que tengamos para hacerlo pueden ser valederas, para nosotros, pero eso no hace que  dejen de ofender Dios. Y Dios no se va a manifestar con poder en nuestras vidas hasta que no quitemos de ellas lo que a Él le ofende.

Creo que la razón por la que estas lineas estan siendo escritas es porque Dios quiere que hagamos una revisión, no solamente de nuestras vidas sino de lo que estamos permitiendo que entre a la vida de nuestras congregaciones, que revisemos lo que estamos haciendo aún dentro de nuestros servicios de adoración a Dios. Porque muchas veces en búsqueda de ser los más llamativos posible para que las personas  vengan a nuestras reuniones estamos permitiendo, en el altar, espectáculos que no estamos 100% seguros que sean del agrado de Dios. Pero si funcionan para traer personas a la reunión los utilizamos.

Tengamos cuidado. No vaya a ser que construyamos un altar a otro dios como lo hizo el padre de Gedeón y luego nos estemos preguntando porque Dios no se manifiesta con poder en nuestras reuniones. Dios no depende de la cantidad de personas que se reúnen para derramar su poder. Mateo 18:20 dice: “Pues donde se reúnen dos o tres en mi nombre, yo estoy allí entre ellos.” Lo que Él espera es que la razón de la reunión sea verdaderamente Él, y que si hay algo que a Él no le agrada en esa reunión lo quitemos inmediatamente no importa cuantos puedan ofenderse.

Gedeón podría haber contestado a Dios diciendo: “Señor, pero a la gente no le va a gustar que yo haga eso, voy a perder popularidad, porque no mejor liberamos al pueblo primero y luego derribamos el altar”  Pero cuando Dios nos manda a hacer algo, Él espera obediencia absoluta no sugerencias de como hacerlo mejor. Él es Dios y sabe que es lo que se debe hacer, aunque nosotros no lo entendamos.

Antes de realizar cualquier evento oremos a Dios buscando su guianza para estar seguros de que Él se agrada de cada una de las cosas que están en el programa, así nos garantizaremos que Él estará a gusto en medio nuestro y su presencia se manifestará poderosamente. Y si al revisar nuestra forma de hacer las cosas actualmente encontramos que hay algo que no está agradando a Dios, necesitamos actuar con la valentía de Gedeón para derribar ese altar, aunque alguien muy querido y respetado por nosotros lo haya construido, pero que está ofendiendo a Dios.

De hecho un dato más que llama la atención en el versículo de arriba es cuando Dios le dice a Gedeón: “Luego, sobre la cima de este lugar de refugio, construye un altar apropiado para el Señor tu Dios.

La palabra “apropiado” dice muchísimo en este versículo. Esforcémonos pues,  para que nuestras reuniones sean un altar apropiado para Dios.

Espero que esta nota sea utilizada por Dios para bendecir tu vida y que la puedas compartir con muchas más personas.

Bendiciones siempre!!

La primer misión de Gedeón parte 1

log-647051_1920

Para muchos es conocida la historia de Gedeón y de cómo con solo 300 hombres obtuvo la victoria sobre los madianitas que oprimian a Israel. También somos muchos los que queremos ser usados por Dios para proezas de ese calibre. Sin embargo no todos estamos dispuestos a cumplir, como lo hizo Gedeón, con la primera misión que Dios le encomendó.

Esta la encontramos en Jueces 6:25 – 26

Aquella misma noche el Señor le dijo: «Toma un toro del rebaño de tu padre; el segundo, el que tiene siete años. Derriba el altar que tu padre ha dedicado a Baal, y el poste con la imagen de la diosa Aserá que está junto a él.  Luego, sobre la cima de este lugar de refugio, construye un altar apropiado para el Señor tu Dios. Toma entonces la leña del poste de Aserá que cortaste, y ofrece el segundo toro como un holocausto.» NVI

Antes de que Dios nos pueda usar de forma poderosa, necesitamos derribar cualquier cosa en nuestra vida que no le agrade.

Probablemente, al igual que a mí, Dios te ha mostrado cosas en tu vida que no le agradan y que te a dicho que derribes y en lugar de obedecer, tratas de fingir que no te ha dicho nada y buscas hacer otras cosas para “compensar” el que no le hayas obedecido.

Pero a Dios no lo podemos engañar, ni negociarle en esos asuntos. Si Dios demanda algo de nosotros, Él espera que obedezcamos lo antes posible, de lo contrario no podrá pasar con nosotros al siguiente nivel.

Muchos cristianos se han quedado estancados en su crecimiento espiritual porque ha llegado un punto en el que no han estado dispuestos a hacer lo que Dios pide de ellos. ¿Crees tú, mi estimado lector, que Dios hubiera usado a Gedeón si Gedeón decide no obedecer esta primera misión?

En mi caso personal he experimentado ese “estancamiento” mientras no obedezco lo que Dios me está pidiendo hacer. A veces es derribar un mal habito pecaminoso, otras veces derribar mi timidez y hablar lo que Él quiere, otras derribar el temor y dar pasos de fe creyendo en Su Palabra. Una vez que he obedecido he podido comprobar como una nueva dimensión de comunión con Dios se establece en mi vida y he visto milagros y proezas suceder.

Te invito a meditar por un momento y hacer una revisión en tu propia vida. Preguntale a Dios ¿Señor, hay algo en mi vida que quieras que derribe antes de seguir adelante? Si Dios te muestra algo te animo a que lo más pronto posible pongas manos a la obra para derribarlo y te aseguro que verás la mano de Dios obrando en un nuevo nivel sobre tu vida.

Hay más cosas interesantes que podemos aprender de esta historia, pero  las seguiremos viendo más adelante.

Espero que Dios siga bendiciendo y trabajando en tu vida y porfavor no dejes de compartir este mensaje para que la Palabra de Dios pueda seguir llegando a más y más personas.

¿Estoy agradando a Dios?

rockstars-964523_1920

Imaginemos por un momento que vamos a un restaurante y pedimos un delicioso platillo  el cual incluye un buen trozo de carne asada; luego de un considerable tiempo de espera llega el cocinero y en lugar de darnos lo que pedimos nos da un gran plato de comida vegetariana porque a él le gusta muchísimo. Además, al momento en que le decimos que eso no es lo que pedimos y que preferimos nuestro plato con carne, el hombre se enoja y nos dice que comamos el plato de vegetales que nos sirvió. Y por si fuera poco, cuando decidimos irnos al restaurante de enfrente donde si nos dan el plato que pedimos, y con una sasón exquisita, aquel hombre comienza a decir a todos los que están pasando por allí, que somos unos malagradecidos porque no quisimos comer el plato que con tanto esfuerzo y cariño nos había preparado, colocandose así en el lugar de la víctima y nosotros de los tiranos.  ¿Qué pensar de alguien que actúa así?

Por extrema que parezca esta situación resulta ser que Dios la vive muchísimas veces con nosotros. En especial a lo relacionado con nuestra entrega en adoración a Él.

En muchísimas ocasiones preferimos darle a Dios lo que nosotros queremos darle y no lo que Él pide de nosotros. Y luego nos quejamos porque no vemos su bendición en nuestras vidas. Permitimos que nuestro cuerpo participe de cosas que no son del agrado de Dios en lugar de ofrecerlo como sacrificio vivo y Santo y luego queremos que Dios nos bendiga porque le cantamos con las manos en alto.  Veamos este versículo:

“Por lo tanto, amados hermanos, les ruego que entreguen su cuerpo a Dios por todo lo que él ha hecho a favor de ustedes. Que sea un sacrificio vivo y santo, la clase de sacrificio que a él le agrada. Esa es la verdadera forma de adorarlo. 2 No imiten las conductas ni las costumbres de este mundo, más bien dejen que Dios los transforme en personas nuevas al cambiarles la manera de pensar. Entonces aprenderán a conocer la voluntad de Dios para ustedes, la cual es buena, agradable y perfecta.” Romanos 12: 1-2 NTV

Estimados hermanos, estamos haciendo muchas cosas al estilo del mundo y ofreciendo adoración al estilo del mundo y queremos que Dios la reciba con agrado olvidándonos de la orden que nos dejó en su Palabra.

“No adores al Señor tu Dios de la manera en que esos pueblos paganos rinden culto a sus dioses. Más bien, busca al Señor tu Dios en el lugar de adoración que él mismo elegirá entre todas las tribus, el lugar donde su nombre será honrado.” Deuteronomio 12:4-5

Mientras estemos coqueteando con el pecado, y tratando de vivir lo más parecido al mundo, aunque sin llegar a pecar, no podremos ver el poder de Dios obrando en nuestras vidas y nuestra adoración no será recibida, antes bien hay más posibilidades de que el pecado nos gane y nos ate.

Finalizo con este conocido relato bíblico.

3 Al llegar el tiempo de la cosecha, Caín presentó algunos de sus cultivos como ofrenda para el Señor. 4 Abel también presentó una ofrenda: lo mejor de las primeras crías de los corderos de su rebaño. El Señor aceptó a Abel y a su ofrenda, 5 pero no aceptó a Caín ni a su ofrenda. Esto hizo que Caín se enojara mucho, y se veía decaído.

6 «¿Por qué estás tan enojado? —preguntó el Señor a Caín—. ¿Por qué te ves tan decaído? 7 Serás aceptado si haces lo correcto, pero si te niegas a hacer lo correcto, entonces, ¡ten cuidado! El pecado está a la puerta, al acecho y ansioso por controlarte; pero tú debes dominarlo y ser su amo».

Genesis 4: 3 – 7 NTV

Caín debía ofrecer lo mejor de su cosecha y no solamente algunos de sus cultivos por eso Dios le dice: “Serás aceptado si haces lo correcto” Es verdad que Caín estaba dando “algo” de él, pero no estaba dando lo que Dios quería.

Como una nota especial para mis colegas del ministerio musical quisiera decir que nuestros mejores acordes, horas de ensayo, arreglos musicales etc. no sustituirán nuestra consagración a Dios. Esos sacrificios no serán recibidos por Dios si no le damos primeramente lo que Él requiere de nosotros.

“Y ahora, Israel, ¿qué requiere el Señor tu Dios de ti? Sólo requiere que temas al Señor tu Dios, que vivas de la manera que le agrada y que lo ames y lo sirvas con todo tu corazón y con toda tu alma.” Deuteronomio 10: 12-13

Oro para que esta reflexión produzca fruto de bendición en tu vida. Porfavor no dejes de compartirla con alguien más.

Bendiciones siempre!!

¿A quién agradas?

¡Que hermoso adorar al Señor juntos! Creo que cada uno de los que participamos del Servicio este domingo en Centro de Vida Cristiana podemos identificarnos con esa frase.

Al momento de entonar el canto Aleluya mi corazón estaba muy conmovido al escuchar las voces de la iglesia adorando a Dios.

El mensaje de la Palabra fue muy retador. El tema de esta semana de la serie “Púrpura” fue “¿A quién agradas? y en un pequeño resumen tendríamos lo siguiente:

Introducción

Queramos aceptarlo o no, todos vivimos para el agrado de alguien, para quedar bien con alguien. (nosotros mismos, nuestra familia, amigos, etc…)

Ejemplos Mujeres que viven para agradar a sus esposos.

Muchos jóvenes viven para agradar a sus amigos.

Personas que viven para agradarse a sí mismos.

Romanos 8:8
Los que viven según la naturaleza pecaminosa no pueden agradar a Dios.

¿Para quién estamos viviendo nosotros?

¿Qué o quién marca los parámetros en los cuales basa sus decisiones?     

La meta para todo hombre y mujer creyente debe ser vivir para agradar a Dios.

2 Corintios 5:9

 Así que, ya sea que estemos aquí en este cuerpo o ausentes de este cuerpo, nuestro objetivo es agradarlo a él.

Gálatas 1:10
¿Qué busco con esto: ganarme la aprobación *humana o la de Dios? ¿Piensan que procuro agradar a los demás? Si yo buscara agradar a otros, no sería *siervo de Cristo.

1.- ¿Cómo vivir una vida agradable a Dios en un mundo que NO busca agradar a    Dios?

  • Guardando Su Palabra – Deuteronomio 12:28

“Asegúrate de obedecer todos mis mandatos, para que te vaya bien a ti y a todos tus descendientes, porque así estarás haciendo lo que es bueno y agradable ante el Señor tu Dios.”

  • Integridad – 1 Crónicas 29:17

“Yo sé, mi Dios, que tú examinas nuestro corazón y te alegras cuando encuentras en él integridad. Tú sabes que he hecho todo esto con buenas intenciones y he visto a tu pueblo dando sus ofrendas por voluntad propia y con alegría.”

 Teniendo Fe – Hebreos 11:6

De hecho, sin fe es imposible agradar a Dios. Todo el que desee acercarse a Dios debe creer que él existe y que él recompensa a los que lo buscan con sinceridad.”

2.- ¿Qué espera Dios de mí, hombres? ¿Qué espera Dios de mí, mujeres?

Hombres:

  • 1 Timoteo 5:1-2   Nunca le hables con aspereza a un hombre mayor,[a] sino llámale la atención con respeto como lo harías con tu propio padre. Dirígete a los jóvenes como si les hablaras a tus propios hermanos. Trata a las mujeres mayores como lo harías con tu madre y trata a las jóvenes como a tus propias hermanas, con toda pureza.

 Mujeres

  • 1Timoteo 2:9 Y quiero que las mujeres se vistan de una manera modesta. Deberían llevar ropa decente y apropiada y no llamar la atención con la manera en que se arreglan el cabello ni con accesorios de oro ni con perlas ni ropa costosa.
  • Vestirnos de una manera modesta

En cada mujer, ahí en lo profundo existe el deseo de ser bella. Todas queremos ser bonitas, ser atractivas. Dios puso ese deseo en nosotras pero no debemos entender la belleza como nos lo enseña nuestra sociedad, que consiste en ropa pegada al cuerpo, ropa que no deja nada a la imaginación, ropa de ahorro = muy corta. Peinados llamativos y otros tantos accesorios que existen hoy en día.

Esta NO es la verdadera belleza!

Hombres

Job 31:1 Hice un pacto con mis ojos,  de no mirar con codicia sexual a ninguna joven.

Mujeres

1 Juan 2:10   “El que ama a su hermano vive en la luz y no hace que otros tropiecen”

  • No seamos piedras de tropiezo para nuestros hermanos los hombres

Dios ha puesto en nosotras el deseo de ser bellas y atractivas para poderse reflejar en nosotras. No usemos estas herramientas con un fin erróneo y pecaminoso, es decir la seducción o llamar la atención. Recordemos que las mujeres somos más verbales pero los hombres son más visuales.

Cuando salgamos a la calle, mirémonos en el espejo antes de salir y preguntemos: “Jesús, te agrada mi forma de vestir? ¿Seré causa de problema para alguno de mis hermanos? Seré siendo egoísta tratando de llamar la atención a áreas de mi cuerpo que no deberían ser punto de atención?  No hablo de regresar al closet a cambiarme 1000 veces, sino de perseguir la verdadera belleza.

Hombres

Efesios 5:33  Por eso les repito: cada hombre debe amar a su esposa como se ama a sí mismo, y la esposa debe respetar a su marido.

Mujeres

1 Timoteo 2:10  Pues las mujeres que pretenden ser dedicadas a Dios deberían hacerse atractivas por las cosas buenas que hacen”

  • Seamos atractivas por las cosas buenas que hacemos para Dios

La verdadera belleza es servir, ayudar y bendecir a otros sin esperar nada a cambio.

Proverbios 14:1 La mujer sabia edifica su hogar, pero la necia lo destruye con sus propias manos.

Hombres  

Efesios 6:4    Padres, no hagan enojar a sus hijos con la forma en que los tratan. Más bien, críenlos con la disciplina e instrucción que proviene del Señor.

Muy interesante que en este versículo la palabra “Padres” se refiere específicamente a los hombres.

1 Pedro 3:4   Que su belleza sea más bien la incorruptible, la que procede de lo íntimo del corazón y consiste en un espíritu suave y apacible. Ésta sí que tiene mucho valor delante de Dios.”

  • Tengamos un espíritu suave y apacible que refleje el amor, la ternura y la paz de Jesús.

1 Timoteo 2:15    Sin embargo, las mujeres se salvarán al tener hijos,siempre y cuando sigan viviendo en la fe, el amor, la santidad y la modestia.

 Conclusión

Aunque nunca logremos ser perfectos en esta tierra, debemos decidir vivir y poner todo nuestro esfuerzo en agradar a Dios a través de todos nuestros actos y pensamientos.

Deuteronomio 10:12

Y ahora, Israel, ¿qué requiere el Señor tu Dios de ti? Sólo requiere que temas al Señor tu Dios, que vivas de la manera que le agrada y que lo ames y lo sirvas con todo tu corazón y con toda tu alma

Bendiciones siempre para tu vida.

A %d blogueros les gusta esto: