Dios es Sin Igual

Reflexiones de la Vida y la Palabra de Dios por el Pastor William Arévalo

Etiqueta: Buen Consejo

Compartir de Jesús

Gente

Nuestro versículo para esta semana es el siguiente:

 11″ Rescata a los que van rumbo a la muerte;
detén a los que a tumbos avanzan al suplicio.
12 Pues aunque digas, «Yo no lo sabía»,
¿no habrá de darse cuenta el que pesa los corazones?
¿No habrá de saberlo el que vigila tu vida?
¡Él le paga a cada uno según sus acciones! ”
Proverbios 24: 11-12

Muchas veces hemos encontrado más de una razón para justificar el no compartir el mensaje de Jesús con alguien. Sin embargo a Dios no lo podremos engañar. Cada vez que Él nos da una oportunidad de compartir la Buena Noticia, Él está esperando que la compartamos porque sabe que tenemos la capacidad de hacerlo.

Se trata de salvar un alma de la condenación eterna!! Así que la próxima vez que se nos presente la oportunidad venzamos el nerviosismo y hablemos con alegría de las maravillas de Jesús y sus planes para nuestras vidas.

En el amor de Jesús,

William Arévalo

No dejes de compartir este mensaje con todos tus contactos y en las redes sociales.

Mucho Dinero

Alguien que caminó con Jesús nos dice:

Conocer a Dios

” Mi consejo es que pongan todo su empeño en:

    Afirmar su confianza en Dios,

    esforzarse por hacer el bien,

    procurar conocer mejor a Dios,

   y dominar sus malos deseos.

    Además, deben ser pacientes,

    entregar su vida a Dios,

   estimar a sus hermanos en Cristo

    y sobre todo,

    amar a todos por igual.”

2a Pedro 1:5-7 BLS

Así como dicen por aquí donde vivo… ¡Wow! Que claro, que práctico y que desafiante consejo nos da el Apóstol Pedro en estos versículos.

Amigo(a), Dios te puso a leer estas palabras hoy porque desea seguir formando en ti una mejor persona. Es mi oración que a través de Su Palabra puedas llegar a ser alguien que irradie el amor, la paz y la presencia de Dios.

Te animo a compartir esta nota en este mismo momento con tus contactos y redes sociales.

Un fuerte abrazo,

William Arévalo

Acerca del Carácter

Muro

Quien no controla su carácter es como una ciudad sin protección. Proverbios 25:28

En la antiguedad, en la época de los conquistadores las ciudades necesitaban estar rodeadas por muros a fin de estar protegidas contra cualquier ataque. Mientras más altos y fuertes eran los muros más difícil sería para un enemigo conquistar la ciudad.

Lo que la Biblia nos dice aqui es que si no controlamos nuestro carácter, seremos presa fácil para el enemigo. Muchas personas son dominadas por su carácter ya sea fuerte o débil y esto los lleva, en muchas ocasiones, a situaciones que ellos mismos no desean.

Amigo o Amiga que estás leyendo esta nota, Dios está esperando que rindas tu carácter a sus pies, Él puede ayudarte a controlarlo y podrás ser como una ciudad protegida por gruesas murallas.

Puedes rendirle esta área de tu vida hoy mismo con una oración.

” Señor Dios, hoy rindo a ti todo lo que soy, te pido perdón  porque en muchas ocasiones he permitido que mi carácter y temperamento sean los que gobiernen mi vida.
En este momento te reconozco como el dueño de mi vida y me comprometo a no vivir más de acuerdo a mis emociones sino de acuerdo a tu voluntad.
Gracias por escuchar mi clamor. En el nombre de Jesús,  Amén”

Si oraste de corazón puedes tener la seguridad de que Dios te escuchó.

Te enviamos un fuerte abrazo,

William y Melek Arevalo

No te olvides de compartir esta nota con tus contactos y redes sociales.

Antes de iniciar cualquier proyecto.

CaminarJuntos

—Yo mismo iré contigo y te daré descanso —respondió el Señor.
 —O vas con todos nosotros —replicó Moisés—, o mejor no nos hagas salir de aquí.
Exodo 33:14 – 15

Dos cosas interesantes de destacar en este versículo son:

1.  Dios quiere ir contigo y darte descanso en tu caminar.

2. Debemos aprender a ser como Moisés, si la presencia de Dios no va con nosotros mejor no vayamos.

Algunas veces queremos que Dios nos respalde en proyectos y cosas que Él sabe que no nos convienen y por eso no nos respalda. Sin embargo muchas veces, de todos modos, intentamos. Luego estamos angustiados o frustrados porque las cosas no van bien y nos preguntamos ¿Porqué? ¿Qué hice mal?

Amigo o Amiga que lees estas palabras, antes de iniciar cualquier cosa preguntale a Dios si Él vendrá contigo. Si su respuesta es afirmativa, ten por seguro que todo saldrá bien y tendrás descanso si su respuesta es negativa o no te responde, es mejor que esperes, así te ahorrarás muchos dolores de cabeza.

Medítalo.

No te olvides de compartir esta entrada con tus contactos y en las redes sociales.

Bendiciones Siempre!!

A %d blogueros les gusta esto: