Archivo de la etiqueta: Adoracion

Sumisión a Dios

Sumisión a Dios

Pedimos a Dios que siga obrando en tu interior, en tu alma y en tu vida. Que Él pueda revelarte cosas nuevas y gloriosas a través de Su Espíritu Santo.

Hoy vamos a ver un versículo que me ha llamado mucho la atención, y te invito a que lo analices conmigo:

En los días de su vida mortal, Jesús ofreció oraciones y súplicas con fuerte clamor y lágrimas al que podía salvarlo de la muerte, y fue escuchado por su reverente sumisión. Aunque era Hijo, mediante el sufrimiento aprendió a obedecer; y consumada su perfección, llegó a ser autor de salvación eterna para todos los que le obedecen.
Hebreos 5; 7-9

Hay tantas cosas que aprender de este versículo, pero vayamos una por una:

1. Escoge bien a quién vas a pedir las cosas. Jesús sabía quién era el único que podía salvarlo de la muerte, supo a QUIEN clamar. Nosotros también debemos aprender a discernir a quien podemos clamar y pedir las cosas. Muchas veces derramamos nuestras quejas, angustias y necesidades con las personas que nos rodean, pero la verdad es que debemos clamar al Único que nos puede dar  respuesta. No pidamos al esposo/a o al amigo/a lo que ellos no nos pueden dar, pidámosle a Dios.

2. Amigo(a), no tengas miedo ni vergüenza de derramar tu corazón delante de Dios, no tengas miedo de contarle tus pruebas y tus angustias. Jesús mismo derramó lágrimas y clamor al Padre. Hazlo todo siempre sometiendo tu voluntad a la Suya.

3. Dios te escucha. Siéntete amado y comprendido por Dios. Lo que Él mira, es el corazón sometido a Su voluntad.

4. Aprende a obedecer. Esa parte es la que más me llamó la atención, pues que Jesús siendo Dios, tuvo que aprender a obedecer, no era algo nato, sino que fue a través del sufrimiento que aprendió a obedecer. Así que nosotros también aprendamos a obedecer a Dios, algo que muchas veces es doloroso pero necesario.

5. ¡Disfruta de tu regalo! AL obedecer a Dios, siempre llegará una recompensa, y ésta que Jesús nos dejó es la más valiosa que el ser humano pueda tener; ¡LA VIDA ETERNA!

Espero que puedas poner estos puntos en práctica, sometiéndote a Dios en todo, hablándole y obedeciéndole para poder disfrutar de una vida eterna junto a Él y mientras llega ese día, disfruta de los regalos que Dios te da a diario al caminar en Su Voluntad.

Bendiciones!

Melek Arévalo

La Alegría de mi Vida

Me encontraba tocando guitarra acústica en aquel salon de clases; era un tiempo de oración con algunos maestros del Liceo Bilingüe Fraternidad Cristiana de Guatemala (Yo también era maestro allí en ese entonces) cuando “Miss Carmencita” nos dijo: – Diganle a Dios lo que significa Él para ustedes –

Mientras pensaba en lo que ella había dicho mis dedos arpegiaban lentamente el acorde de Mi mayor sobre la guitarra. Repentinamente las siguientes palabras salieron de mis labios acompañadas de una melodía: La Alegría de mi vida está solo en ti, la alegría de mi vida está solo en ti. Luego de cantar la misma expresión unas cuantas veces la siguiente frase vino a completar el verso: Es caminar junto a ti, es cantar para ti; y de Nuevo: La Alegría de mi vida está solo en ti.

Por varios días esas palabras y esa melodía estuvieron resonando en mi mente hasta que fueron tomando la forma que hoy tienen.

Este canto sigue expresando muy bien lo que hay en mi corazón y ha sido un gran gozo el recibir testimonios de personas que me comparten como han encontrado en estas letras la descripción de lo que sienten por Dios.

Es mi oración que hoy tú también puedas unirte a este canto e identificarte 100% con el mismo.

La Alegría de mi vida está solo en ti

La Alegría de mi vida está solo en ti

Es caminar junto a ti, es cantar para ti

La Alegría de mi vida está solo en ti.

Cuando Tú tocas mi ser

Llenas mi alma con tu Presencia

Mi corazón has cautivado

Quiero vivir siempre a tu lado.

Te quiero servir, Te quiero servir

La Alegría de mi vida está solo en ti.

 

Quiero Fluir

Todos aquellos que servimos a Dios desde una plataforma o escenario tenemos una grandísima responsablilidad; Tan grande que no se puede explicar con palabras.

La Biblia nos dice:

“Sirvan al SEÑOR con temor reverente y alégrense con temblor.” (Salmo 2.11, NTV)

Ha sido mi oración por muchos años que cada vez que tenga el privilegio de estar hablando o cantando frente a un grupo de personas pueda morir a mí mismo y que sea Dios quien fluya a través de mí con sencillez y poder.

Este canto que te comparto hoy nació en uno de esos tiempos de oración y adoración en mi oficina; Espero que al escucharlo puedas unirte a mí en esta oración y que juntos nos rindamos por completo a Dios en adoración.

Quiero fluir con tu Espíritu
dejarme usar por ti
Es tu Presencia en mi vida
Lo que más busco Señor.

Tómame hoy
Tu siervo soy
Me entrego a ti
en adoración.

 

Características del Ministerio de Alabanza

CruzyMusica

Toda congregación necesita tener un ministerio de alabanza que sea motivo de bendición para sus miembros. Este artículo pretende ser una ayuda en la búsqueda de un buen ministerio de alabanza. La lectura del mismo es recomendada tanto para músicos como para pastores.

 

Para iniciar veremos las características del ministerio musical establecido por David y poco a poco las iremos comparando con las realidades de los ministerios de alabanza latinoamericanos. Quienes participaban en el ministerio musical eran personas preparadas para tal ministerio, según los siguientes versículos.

 

Quenanías, jefe de los levitas, como experto que era, dirigía el canto. (1Cr. 15:22 NVI)

Ellos eran en total doscientos ochenta y ocho, incluyendo a sus demás compañeros, y habían sido instruidos para cantarle al Señor. (1Cr. 25:7 NVI)

 

El hecho de que no cualquiera que quisiera podía participar de tal ministerio, da a entender la importancia que tenía el mismo. Para participar del ministerio musical el aspirante tenía que llenar los siguientes requisitos:

 

  1. Pertenecer a la tribu de Leví, ya que ellos eran los escogidos por Dios para ministrar delante de su presencia. Los levitas debían purificarse constantemente para poder estar delante de Dios. Es necesario que en la actualidad también nuestros músicos busquen mantenerse puros delante de Dios para poder ministrar en los servicios.

 

  1. Ser un buen músico o cantante. Cuando el anterior versículo habla de Quenanías dice “como experto que era” pero creo que la Reina Valera lo explica más claramente. Veamos:

 

Y Quenanías, principal de los levitas en la música, fue puesto para dirigir el canto, porque era entendido en ello. (1Cr. 15:22 RV1960)

 

Si Quenanías no hubiese sido entendido en el canto no hubiese sido el director del mismo. Algo importante recordar al asignar nuestros dirigentes de alabanza es que deben tener conocimiento en el área musical.

 

  1. Estar instruido no solamente en el área musical sino también instruido “para cantarle al Señor”. Es interesante notar que había una preparación especial para cantarle a Dios, a Él no se le puede cantar como cuando se canta por cualquier otro motivo.

 

(Actualización: También puedes escuchar este tema compartido por William Arévalo en el Seminario para directores de Alabanza haciendo Click Aquí)

 

En Latinoamérica actualmente se ha presentado un fenómeno muy particular; los músicos cristianos han alcanzado muchas veces una mayor destreza en sus instrumentos que los músicos seculares. Esto les ha abierto puertas en el mercado secular. Por eso los vemos tocando en eventos seculares y luego en eventos cristianos. Si comparamos esta realidad con el hecho de que los levitas debían ser consagrados exclusivamente para el servicio de Dios, entonces estamos fallando. Si tocamos el sábado en lo secular y el domingo para adorar a Dios no podemos llamarnos “consagrados” para Dios (al final de este artículo se aborda este tema más detenidamente). Sin embargo, no solo el hecho de tocar en lo secular nos hace fallar en la consagración. Si un músico no toca en los secular pero su estilo de vida no refleja un verdadero cristianismo también es una tremenda falla ponerlo a ministrar en el altar. Marcos Witt nos dice:

 

“Por mucho tiempo la gente en la iglesia le ha perdonado muchas cosas al músico, simplemente porque “canta bonito” o “toca bonito”. Mientras el músico siga teniendo esa clase de plataforma para cantar y tocar (porque es lo que realmente quiere), nunca tendrá la necesidad de confrontar sus malas actitudes.”[¿Qué hacemos con estos músicos?, p 14]

 

Esta falta de consagración es una de las principales debilidades de los músicos cristianos no solo en Latinoamérica sino en el mundo entero. Es necesario que el liderazgo eclesial ocupe tiempo en instruir, pastorear, y consolidar la fe de los músicos, y específicamente instruirlos en el canto para Dios, así como lo hizo el rey David.

 

Otra característica importante del ministerio davídico es que estaba muy bien organizado.

Veamos los siguientes versículos:

 

Su padre los dirigía en el culto del templo del Señor, cuando cantaban acompañados de címbalos, liras y arpas. Asaf, Jedutún y Hemán estaban bajo las órdenes del rey. Ellos eran en total doscientos ochenta y ocho, incluyendo a sus demás compañeros, y habían sido instruidos para cantarle al Señor. Para asignarles sus turnos se echaron suertes, sin hacer distinción entre menores y mayores, ni entre maestros y discípulos. (1Cr. 25:6-8 NVI)

 

Los cuatro énfasis en los anteriores versículos son para distinguir las palabras claves que dan a entender que era un ministerio organizado.

 

  1. “Los dirigía” hace entender que había un orden que seguir y una persona que lo indicaba, no era que cada quien hacía lo que mejor le parecía.
  2. “Bajo las órdenes del rey” habla de que había una jerarquía de autoridad que era respetada; esto es algo muy importante para que todo ministerio funcione bien.
  3. “Asignarles sus turnos” indica que cada quién tendría asignado un momento para su servicio y estaría perfectamente enterado de cuando le correspondía.
  4. “maestros y discípulos” nos indica que había una constante capacitación para los que participaban del ministerio.

 

Sería excelente tomar estos cuatro parámetros para comparar nuestros ministerios de alabanza y esforzarnos por que nuestro ministerio sea lo más parecido posible a éste.

 

Kevin Navarro quien es autor del libro, The complete worship leader, titula uno de los temas de su libro de la siguiente forma:

“Orden, belleza y Adoración”. [p. 82]

 

En dicho tema él plantea el ejemplo de una casa ordenada y una desordenada ¿Cuál será más bonita? ¿Cuál será más digna de presentarse como ofrenda de adoración para Dios? Pues obviamente la que está más ordenada. Entonces qué mejor que el ministerio de adoración sea ordenado en todos sus aspectos para poder presentarse hermoso delante de Dios. Tristemente en muchas iglesias latinas el orden en sus ministerios de alabanza no es precisamente su característica más sobresaliente. Los músicos fallan en su puntualidad, en llegar a los ensayos y en mantener una postura de respeto durante su participación. Incluso el altar donde están ministrando luce desordenado al momento de ministrar delante de la congregación; tienen un relajo de cables en exhibición y estuches de instrumentos tirados por todos lados, en lugar de un lugar limpio y ordenado donde ministrar. Esta debilidad se puede corregir bastante cuando los músicos tienen un líder ejemplar en estas áreas.

 

Por otro lado, algunos ministerios de alabanza no planifican el tiempo de alabanza argumentando que serán guiados solamente por el Espíritu; y, aunque en algunas ocasiones esto es posible, esta no es una regla que Dios haya establecido. Es mejor si se busca la guianza de Dios para preparar el tiempo de alabanza y estar sensibles durante el desarrollo del mismo por si el Espíritu Santo desea cambiar algo de lo que preparamos. Concluyamos este punto de la organización con el siguiente versículo.

 

Porque Dios no es un Dios de desorden sino de paz. Como es costumbre en las congregaciones de los creyentes, (1Co. 14:33 NVI)

 

Otra característica interesante para mencionar es que estos músicos estaban dedicados a su ministerio constantemente, veamos el siguiente pasaje.

 

También había cantores que eran jefes de familias patriarcales de los levitas, los cuales vivían en las habitaciones del templo. Éstos estaban exentos de cualquier otro servicio, porque de día y de noche tenían que ocuparse de su ministerio. (1Ch 9:33 NVI)

 

Estos músicos tenían cubiertas sus necesidades de alimentación, vestido y techo bajo el cual dormir. En Latinoamérica la mayoría de los músicos cristianos desempeñan otras actividades para su sustento y sirven a Dios por medio de la música en los servicios de la iglesia. Cuando un músico decide dedicarse de lleno a la música para Dios se da cuenta de que no tendrá suficiente dinero para vivir. Son minoría los músicos que pueden vivir del ministerio de alabanza en nuestros países latinos. Esto les ha servido de justificación a muchos músicos para trabajar en lo secular, aduciendo que su profesión es músico y si otros pueden ser médicos o ingenieros y trabajar en lo secular para obtener su sustento, ellos también.

 

Para que un grupo musical cristiano pueda vivir del ministerio tiene que poner tarifas para ir a ministrar ya que, si van solo confiando en recibir una buena ofrenda monetaria, muchas veces no alcanzará ni para cubrir los gastos de transportación del grupo completo (hablo por experiencia propia). Pero el poner tarifa genera que otro grupo de personas los juzgue por “lucrar con el ministerio”.

 

Aún falta mucho para poder resolver éste problema del sustento del músico cristiano. El objetivo de este artículo es solo dejar en claro que existe este problema y que necesita ser profundamente analizado para buscarle soluciones, ya que han sido muchos los músicos cristianos que han acabado con grandes problemas económicos y/o espirituales por no recibir una adecuada orientación a este respecto. Espero que los temas tratados en este artículo puedan ser motivo de reflexión y resolución para los músicos.

 

¡Bendiciones siempre!!

 

Características de un Director de Alabanza

DirectorDeAlabanzaDebido a la importancia del ministerio del canto, debemos ser muy cuidadosos con la selección de la persona encargada del mismo.

Cada congregación tiene sus propios requisitos para sus directores de alabanza pero estos son algunas características  generales, pero  muy necesarias, en la persona que llegue al liderazgo del ministerio de alabanza de cualquier iglesia.

1. Que sea un adorador.

Algunas personas están como encargados de adoración solamente porque cantan bonito, aunque  su estilo de vida no refleje adoración para Dios y eso no debe ser así.

Nadie puede guiar a otro en un momento de adoración si no sabe adorar, el adorador dedica tiempo a estar con Dios y conocerle y se esfuerza por vivir de acuerdo a la voluntad de su Señor.

2. No debe ser nuevo en los caminos de Dios.

El director de alabanza enfrenta una serie de circunstancias, incluidas espirituales,  al estar ministrando los cantos; que se requiere que ya tenga algún tiempo de estar caminando con Dios para que sepa cómo enfrentarlas.

No debe ser un recién convertido,  no sea que se vuelva presuntuoso y caiga en la misma condenación en que cayó el diablo.  (1Ti 3:6 NVI)

3. Debe conocer el estilo de alabanza y adoración de su congregación, los cantos que entonan y las normas establecidas por su pastor.

No todas las congregaciones tienen el mismo estilo para alabar a Dios por medio de la música, por lo cual es conveniente que el director de alabanza dedique un tiempo a conocer el estilo de su congregación y tomar un tiempo para hablar con su Pastor respecto al tema; para poder trabajar en equipo con él.

4. Debe tener un nivel musical aceptable.

Del mismo modo que no solo cantar bonito es suficiente para ser director de alabanza, el solo tener la preparación espiritual tampoco es suficiente. El director de cantos debe tener buen oído musical y cantar afinado. Deberá hacer todo lo que esté a su alcance para desarrollar su talento musical (clases de canto o de algún instrumento).

5. Debe contar con el respeto de su congregación, ganado por su buen testimonio.

Junto con Tito, mandamos a un hermano en Cristo que trabaja mucho anunciando la buena noticia. En todas las iglesias se habla bien de él,                                      (2Co 8:18  BLS)

Los miembros de la iglesia en Listra y en Iconio hablaban muy bien de Timoteo.  (Hech 16:2 BLS)

6. Debe tener la capacidad de liderar y saber trabajar en equipo. Con el  pastor y con los músicos. (No debe ser individualista)

7.  Debe conocer, creer y apoyar la visión de su congregación.

No debe tener resentimientos contra el liderazgo. De lo contrario, afectará mucho su fluir de adoración en la congregación.

8. Debe ser ejemplo en responsabilidad, puntualidad, disciplina, esfuerzo, servicio y sencillez.

No está demás que leamos el siguiente pasaje bíblico:

Es verdad que si alguien desea dirigir una iglesia, desea un buen trabajo. Pero debe ser alguien a quien no se le pueda acusar de nada malo. Debe tener una sola esposa, controlar todos sus deseos y pensar dos veces lo que va a hacer. Debe comportarse correctamente, recibir con gusto a los viajeros en su hogar y saber enseñar. No debe ser borracho, ni violento, ni buscar pelea. Al contrario, debe ser amable y tranquilo, y no estar preocupado sólo por el dinero. Además, debe gobernar bien a su propia familia y educar a sus hijos para que sean obedientes y respetuosos. Porque si no puede gobernar a su propia familia, tampoco podrá gobernar a la iglesia de Dios. Y no debe ser alguien con poco tiempo de haber creído en Jesucristo, pues puede volverse orgulloso y entonces recibirá el mismo castigo que Satanás. Por último, debe contar con el respeto de la gente que no cree en Jesucristo, para que nunca pase vergüenza delante de ellos ni caiga en alguna trampa de Satanás.  Los diáconos de la iglesia Los diáconos deben ser gente respetable; no deben mentir ni beber mucho vino, ni estar preocupados por ganar mucho dinero. Además, deben creer siempre en todo el mensaje de la buena noticia que Dios nos ha dado, y tener la conciencia tranquila. Deben tener una sola esposa, y dirigir bien a sus hijos y a toda su familia.Las mujeres también deben hacer bien su trabajo. No deben ser chismosas, sino saber controlarse en todo, y ser personas en las que se pueda confiar.A los que quieran ser diáconos se les deberá poner a prueba. Si no se les puede acusar de nada malo y pasan la prueba, trabajarán en la iglesia. Los que hagan bien su trabajo como diáconos tendrán buena fama y se ganarán el respeto y la confianza de todos en la iglesia de Cristo.  La gran verdad Espero visitarte pronto. Pero te escribo todo esto por si acaso no llego a tiempo. Así sabrás cómo debemos comportarnos los que pertenecemos a la iglesia, que es la familia del Dios vivo. La iglesia sostiene y defiende la verdad. (1Ti 3:1-15 BLS)

5 Hábitos de un Ministerio Musical altamente efectivo

Parte de mi banda a principios del 2006

Tomando como base el nombre del conocido libro “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva” de Stephen Covey decidí­ escribir este artí­culo, con el objetivo de compartir estas 5 actividades que ayudarán a que todo ministerio musical cristiano pueda traer más fruto al cuerpo de Cristo. Recordemos siempre que nuestra labor como musicos es SERVIR al cuerpo de Cristo con nuestro talento y no es buscar el aplauso del público. Si tienes ideas de más hábitos que puediésemos practicar porfavor añadelas en el área de comentarios para que así podamos ser  más y más edificados.

1. Puntualidad: Este es un hábito caracterí­stico de toda empresa o persona exitosa y debe ser característico de cada creyente. En el caso del ministerio musical un director de alabanza, amigo mío, me enseñó que llegar puntual a un ensayo es llegar a conectar mi equipo 15 minutos antes de la hora del inicio del ensayo. A veces llegamos al ensayo o al lugar donde ministramos a la hora en punto y nos lleva hasta 15 minutos preparar nuestro instrumento para que esté listo para empezar. Y eso es si llegamos a la hora en punto, pero si llegamos 10 min tarde ya le estaremos quitando cerca de media hora al tiempo asignado ya sea para ensayar o ministrar.

Alguien pensará que es un poco exagerado, sin embargo, he estado en lugares donde el baterísta llega tarde y además llega a cambiar la posición de la baterí­a para acomodarla a como él toca y luego comienza a afinarla, esto son cerca de 15 minutos; o bien guitarristas que llegan a colocar su pedalera y no encuentran un cable o luego se ponen a programar el sonido que se les borró y que necesitarán para determinada canción. Creo que todos estaremos más felices si al momento que llega la hora de iniciar una práctica ya todos estan listos para interpretar sus instrumentos sin ningún problema. Es decir si el ensayo o el servicio donde tocaremos comienza a las 10:00 debemos estar allá desde las 9:45 a más tardar (lo ideal serí­a 9:30 para poder probar el sonido y que todos estemos cómodos) así­ comenzaremos a hacer música a las 10:00 en punto.

2. Orar y Adorar Juntos: Esta práctica debiera ser el oxigeno que respira todo ministerio musical, sin embargo, muchísimas veces es descuidada. Debemos tomar un tiempo para estar en comunión con Dios  como equipo, pero no debe ser solo unos minutos dentro del ensayo sino un tiempo especial y específico para orar y adorar a Dios. Cuando un director de alabanza a tenido su tiempo personal de comunión con Dios tiene mayor facilidad y autoridad para guiar a un grupo de personas a un momento de comunión con Dios. ¿Te imaginas lo que ocurre si todo el ministerio musical ha tenido un tiempo en comunión con Dios antes de subir a ministrar? Que agradado se siente Dios cuando un grupo de sus hijos están tocado su mejor música solamente para Él, sin ningún otro testigo y sin ninguna otra motivación que adorarle. Seguramente ese será un ministerio poderoso.

3. Estudiar Juntos la Palabra de Dios: Estamos encontrando, por muchos lugares, una generación de musicos cristianos que saben mucho de música pero poco o casi nada de Biblia. Es necesario que cada ministerio musical tenga un tiempo de estudio de la Palabra de Dios. No solamente de temas relacionados a la alabanza y adoración sino también de temas relacionados a la vida cristiana y crecimiento espiritual. Que grato encontrarse con un baterísta que conoce y ama la Biblia y que además de ello es un excelente músico.

Creo oportuno traer a colación el siguiente versículo bí­blico. Porfavor, imagina que Dios mismo está diciendo esto a tu ministerio de Música.

16 Que el mensaje de Cristo, con toda su riqueza, llene sus vidas. Enséñense y aconséjense unos a otros con toda la sabiduría que él da. Canten salmos e himnos y canciones espirituales a Dios con un corazón agradecido. 17 Y todo lo que hagan o digan, háganlo como representantes del Señor Jesús y den gracias a Dios Padre por medio de él.  Colosenses 3.16–17 (NTV)

4. Ensayar, ensayar y ensayar: Excelencia se escribe con la misma “E” de Ensayo. Ningún ministerio alcanzará la excelencia músical a no ser que dedique tiempo y se discipline en sus prácticas de ensayo. El músico debe dar lo mejor de sí en su ensayo personal como en el de la banda y buscar que el grupo suene lo mejor posible. Te sugiero leer el artí­culo que escribí­ llamado 25 tips prácticos para ministerios musicales, allí encontrarás varias cosas que podrás hacer en un ensayo.

5. Tener juntos actividades extra-musicales: No solo de música vivirá el ministerio de alabanza, salgamos a comer juntos, juegemos algún deporte, vayamos de paseo y fortalezcamos nuestra amistad más allá de lo musical. Esto dará un vigor inexplicable a la banda al momento de estar tocando.

Espero que este artículo pueda ser bendición para tu ministerio y que puedas compartirlo con más personas.

Bendiciones Siempre

Tomando como base el nombre del conocido libro “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva” de Stephen Covey decidí escribir este artículo, con el objetivo de compartir estas 5 actividades que ayudarán a que todo ministerio musical cristiano pueda traer más fruto al cuerpo de Cristo. Recordemos siempre que nuestra labor como musicos es SERVIR al cuerpo de Cristo con nuestro talento y no es buscar el aplauso del público.

Si tienes ideas de más hábitos que puediesemos practicar porfavor añadelas en el área de comentarios para que así podamos ser  más y más edificados.

1. Puntualidad: Este es un hábito característico de toda empresa o persona exitosa y debe ser característico de cada creyente. En el caso del ministerio musical un director de alabanza, amigo mío, me enseñó que llegar puntual a un ensayo es llegar a conectar mi equipo 15 min antes de la hora del inicio del ensayo. A veces llegamos al ensayo o al lugar donde ministramos a la hora en punto y nos lleva hasta 15 minutos preparar nuestro instrumento para que este listo para empezar. Y eso es si llegamos a la hora en punto, pero si llegamos 10 min tarde ya le estaremos quitando cerca de media hora al tiempo asignado ya sea para ensayar o ministrar. Alguien pensará que es un poco exagerado, sin embargo he estado en lugares donde el bateriísta llega tarde y además llega a cambiar la posición de la batería para acomodarla a como él toca, más la afinada, son cerca de 15 minutos; o bien guitarristas que llegan a colocar su pedalera y no encuentran un cable o luego se ponen a programar el sonido que se les borró y que necesitarán para determinada canción. Creo que todos estaremos más felices si al momento que llega la hora de iniciar una práctica ya todos estan listos para interpretar sus instrumentos sin ningún problema. Es decir si el ensayo o el servicio donde tocaremos comienza a las 10:00 debemos estar allí desde las 9:45 a más tardar (lo ideal sería 9:30 para poder probar el sonido y que todos estemos cómodos) así comenzaremos a hacer música a las 10:00 en punto.

2. Orar y Adorar Juntos: Esta práctica debiera ser el óxigeno que respira todo ministerio musical, sin embargo, muchísimas veces es descuidada. Debemos tomar un tiempo para estar en comunión con Dios  como equipo, pero no debe ser solo unos minutos dentro del ensayo sino un tiempo especial y específico para orar y adorar a Dios. Cuando un director de alabanza a tenido su tiempo personal de comunión con Dios tiene mayor facilidad y autoridad para guiar a un grupo de personas a un momento de comunión con Dios. ¿Te imaginas lo que ocurre si todo el ministerio musical ha tenido un tiempo en comunión con Dios antes de subir a ministrar? Que agradado se siente Dios cuando un grupo de sus hijos están tocado su mejor música solamente para Él, sin ningún otro testigo y sin ninguna otra motivación que adorarle. Seguramente ese será un ministerio poderoso.

3. Estudiar Juntos la Palabra de Dios: Estamos encontrando, por muchos lugares, una generación de musicos cristianos que saben mucho de música pero poco o casi nada de Biblia. Es necesario que cada ministerio musical tenga un tiempo de estudio de la Palabra de Dios. No solamente de temas relacionados a la alabanza y adoración sino también de temas relacionados a la vida cristiana y crecimiento espiritual. Que grato encontrarse con un bateriísta que conoce y ama la Biblia y que además de ello es un excelente músico.

Creo oportuno traer a colación el siguiente versículo bíblico. Porfavor, imagina que Dios mismo está diciendo esto a tu ministerio de Música.

16 Que el mensaje de Cristo, con toda su riqueza, llene sus vidas. Enséñense y aconséjense unos a otros con toda la sabiduría que él da. Canten salmos e himnos y canciones espirituales a Dios con un corazón agradecido. 17 Y todo lo que hagan o digan, háganlo como representantes del Señor Jesús y den gracias a Dios Padre por medio de él. Colosenses 3:16-17

4. Ensayar, ensayar y ensayar: Excelencia se escribe con la misma “E” de Ensayo. Ningún ministerio alcanzará la excelencia músical a no ser que dedique tiempo y se discipline en sus prácticas de ensayo. El músico debe dar lo mejor de sí en su ensayo personal como en el de la banda y buscar que el grupo suene lo mejor posible. Te sugiero leer el artículo que escribí llamado 25 tips prácticos para ministerios musicales, allí encontrarás varias cosas que podrás hacer en un ensayo.

5. Tener juntos actividades extra-musicales: No solo de música vivirá el ministerio de alabanza, salgamos a comer juntos, juegemos algún deporte, vayamos de paseo y fortalezcamos nuestra amistad más allá de lo musical. Esto dará un vigor inéxplicable a la banda al momento de estar tocando.

Espero que este artículo pueda ser bendición para tu ministerio y que puedas compartirlo con más personas.

Bendiciones Siempre

– See more at: http://www.blessministries.com/Bless/index.php?option=com_content&view=article&id=123:5-habitos-de-un-ministerio-musical-altamente-efectivo&catid=35:directoresalabanza#sthash.FpDsPd5y.dpuf

ATomando como base el nombre del conocido libro “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva” de Stephen Covey decidí escribir este artículo, con el objetivo de compartir estas 5 actividades que ayudarán a que todo ministerio musical cristiano pueda traer más fruto al cuerpo de Cristo. Recordemos siempre que nuestra labor como musicos es SERVIR al cuerpo de Cristo con nuestro talento y no es buscar el aplauso del público.

Si tienes ideas de más hábitos que puediesemos practicar porfavor añadelas en el área de comentarios para que así podamos ser  más y más edificados.

1. Puntualidad: Este es un hábito característico de toda empresa o persona exitosa y debe ser característico de cada creyente. En el caso del ministerio musical un director de alabanza, amigo mío, me enseñó que llegar puntual a un ensayo es llegar a conectar mi equipo 15 min antes de la hora del inicio del ensayo. A veces llegamos al ensayo o al lugar donde ministramos a la hora en punto y nos lleva hasta 15 minutos preparar nuestro instrumento para que este listo para empezar. Y eso es si llegamos a la hora en punto, pero si llegamos 10 min tarde ya le estaremos quitando cerca de media hora al tiempo asignado ya sea para ensayar o ministrar. Alguien pensará que es un poco exagerado, sin embargo he estado en lugares donde el bateriísta llega tarde y además llega a cambiar la posición de la batería para acomodarla a como él toca, más la afinada, son cerca de 15 minutos; o bien guitarristas que llegan a colocar su pedalera y no encuentran un cable o luego se ponen a programar el sonido que se les borró y que necesitarán para determinada canción. Creo que todos estaremos más felices si al momento que llega la hora de iniciar una práctica ya todos estan listos para interpretar sus instrumentos sin ningún problema. Es decir si el ensayo o el servicio donde tocaremos comienza a las 10:00 debemos estar allí desde las 9:45 a más tardar (lo ideal sería 9:30 para poder probar el sonido y que todos estemos cómodos) así comenzaremos a hacer música a las 10:00 en punto.

2. Orar y Adorar Juntos: Esta práctica debiera ser el óxigeno que respira todo ministerio musical, sin embargo, muchísimas veces es descuidada. Debemos tomar un tiempo para estar en comunión con Dios  como equipo, pero no debe ser solo unos minutos dentro del ensayo sino un tiempo especial y específico para orar y adorar a Dios. Cuando un director de alabanza a tenido su tiempo personal de comunión con Dios tiene mayor facilidad y autoridad para guiar a un grupo de personas a un momento de comunión con Dios. ¿Te imaginas lo que ocurre si todo el ministerio musical ha tenido un tiempo en comunión con Dios antes de subir a ministrar? Que agradado se siente Dios cuando un grupo de sus hijos están tocado su mejor música solamente para Él, sin ningún otro testigo y sin ninguna otra motivación que adorarle. Seguramente ese será un ministerio poderoso.

3. Estudiar Juntos la Palabra de Dios: Estamos encontrando, por muchos lugares, una generación de musicos cristianos que saben mucho de música pero poco o casi nada de Biblia. Es necesario que cada ministerio musical tenga un tiempo de estudio de la Palabra de Dios. No solamente de temas relacionados a la alabanza y adoración sino también de temas relacionados a la vida cristiana y crecimiento espiritual. Que grato encontrarse con un bateriísta que conoce y ama la Biblia y que además de ello es un excelente músico.

Creo oportuno traer a colación el siguiente versículo bíblico. Porfavor, imagina que Dios mismo está diciendo esto a tu ministerio de Música.

16 Que el mensaje de Cristo, con toda su riqueza, llene sus vidas. Enséñense y aconséjense unos a otros con toda la sabiduría que él da. Canten salmos e himnos y canciones espirituales a Dios con un corazón agradecido. 17 Y todo lo que hagan o digan, háganlo como representantes del Señor Jesús y den gracias a Dios Padre por medio de él. Colosenses 3:16-17

4. Ensayar, ensayar y ensayar: Excelencia se escribe con la misma “E” de Ensayo. Ningún ministerio alcanzará la excelencia músical a no ser que dedique tiempo y se discipline en sus prácticas de ensayo. El músico debe dar lo mejor de sí en su ensayo personal como en el de la banda y buscar que el grupo suene lo mejor posible. Te sugiero leer el artículo que escribí llamado 25 tips prácticos para ministerios musicales, allí encontrarás varias cosas que podrás hacer en un ensayo.

5. Tener juntos actividades extra-musicales: No solo de música vivirá el ministerio de alabanza, salgamos a comer juntos, juegemos algún deporte, vayamos de paseo y fortalezcamos nuestra amistad más allá de lo musical. Esto dará un vigor inéxplicable a la banda al momento de estar tocando.

Espero que este artículo pueda ser bendición para tu ministerio y que puedas compartirlo con más personas.

Bendiciones Siempre

– See more at: http://www.blessministries.com/Bless/index.php?option=com_content&view=article&id=123:5-habitos-de-un-ministerio-musical-altamente-efectivo&catid=35:directoresalabanza#sthash.FpDsPd5y.dpuf

No basta sólo con cantar

NoBastaComo muchos ya saben la alabanza y adoración no se limita a la expresión musical durante el servicio del domingo sino también involucra un estilo de vida. Sin embargo, es muy grande la cantidad de cristianos que solamente ofrecen cantos como una forma de demostrar su adoración a Dios.

El siguiente pasaje bíblico nos enseña claramente como completar una expresión de adoración al señor.

 “Cantaré de tu amor y de tu justicia, oh Señor; te alabaré con canciones. Tendré cuidado de llevar una vida intachable, ¿cuándo vendrás a ayudarme? Viviré con integridad en mi propio hogar. Me negaré a mirar cualquier cosa vil o vulgar. ” (Salmo 101.1–3a, NTV)

Como podemos ver el cantar y alabar forma parte de la expresión de adoración del salmista pero aún hay más.

Tendré cuidado de llevar una vida intachable.

Esto realmente glorificará a Dios y hará que otros muchos lo glorifiquen también. Me llama la atención que dice “Tendré cuidado” esto implica una acción deliberada de parte de la persona para llevar una vida agradable a Dios.

¿cuándo vendrás a ayudarme?

El salmista sabe que llevar una vida intachable es, para un ser humano, completamente imposible en sus propias fuerzas. Por eso acude al único que puede ayudarle a vivir en completa integridad. Es un gran regalo y consuelo para nosotros saber que el mismo Espíritu Santo de Dios que habitó en Jesús, habita en nosotros hoy y nos ayuda a llevar una vida agradable a Dios. Cuando nosotros ponemos todo de nuestra parte para vivir en santidad, Dios se encargará de suplir lo que nos haga falta para lograrlo.

Viviré con integridad en mi propio hogar.

Esta es una afirmación poderosa y desafiante para nosotros el día de hoy. Muchos creyentes  e incluso músicos cristianos llevan una vida de testimonio en la iglesia y en la calle pero en su propia casa dejan mucho que desear. Las personas que comparten nuestro hogar son las que pueden verdaderamente dar Fe de que Dios es el centro de nuestras vidas.

Me negaré a mirar cualquier cosa vil o vulgar.

Wow! El Espíritu Santo inspiró esta frase miles de años antes de que existiera la TV o el Internet y hoy tiene una vigencia y un peso increíble. Además aquí nos habla de un nivel de consagración del cual nadie más, sino solo Dios, conocerá. Nadie sino solo Dios y tú pueden saber dónde se están posando tus ojos realmente, ¿qué es lo que ves en la tv o en el internet cuando estás a solas? Creo que bien vale la pena aclarar algo; No se está refiriendo únicamente a pornografía. El versículo dice: “cualquier cosa vil o vulgar”Así que lo mejor que podemos hacer es orar a Dios y preguntarle cuál es su opinión acerca de lo que estoy viendo, o pienso ver, y entonces renunciar a cualquier cosa que (aunque me guste o me parezca chistosa) pueda ser ofensiva para Él.

Espero que la reflexión de este día produzca un fruto agradable a Dios en tu vida. Por favor no dejes de compartirla con alguien más en tus redes sociales, a fin de que la Palabra de Dios pueda llegar a más y más personas.

Bendiciones siempre!

La Realidad de las cosas

ComuniónConDios

Solamente deseo compartir contigo un pensamiento que ha estado palpitando fuerte en mí desde mi tiempo de oración esta mañana.

Durante algunos años estuve a cargo de organizar campamentos y/o retiros espirituales. Una frase muy común al terminar esos 3 días gloriosos de estar apartado de todo para estar en comunión con Dios era: “Bueno, ahora de vuelta a la Realidad.”

Quizás ese fue mi sentir esta mañana al terminar de orar, luego de un precioso tiempo con Dios. Regresar al mundo real donde tengo que hacer muchas cosas terrenales necesarias para mi subsistencia en esta tierra.

Pero luego de pensarlo un poco me dije: -La razón principal para la cual fui creado es para estar en comunión con Dios. El pecado rompió esa comunión perfecta que había entre Dios y el hombre.  Pero a través del sacrificio de Jesucristo, Dios ha abierto una puerta para que esa comunión sea restablecida.-

18 “Y  todo esto es un regalo de Dios, quien nos trajo de vuelta a sí mismo por medio de Cristo. Y Dios nos ha dado la tarea de reconciliar a la gente con él. 19 Pues Dios estaba en Cristo reconciliando al mundo consigo mismo, no tomando más en cuenta el pecado de la gente. Y nos dio a nosotros este maravilloso mensaje de reconciliación.20 Así que somos embajadores de Cristo; Dios hace su llamado por medio de nosotros. Hablamos en nombre de Cristo cuando les rogamos: «¡Vuelvan a Dios!».21 Pues Dios hizo que Cristo, quien nunca pecó, fuera la ofrenda por nuestro pecado,[a] para que nosotros pudiéramos estar en una relación correcta con Dios por medio de Cristo.” 2 Corintios 5:18-20 NTV

Entonces, la conclusión a la que estoy llegando es esta:

Los momentos de comunión con Dios son la realidad que Dios preparó para mí. Y ahora, gracias a Cristo, puedo volver a vivir esa realidad.

Cuando oro, adoro, medito en Su Palabra y disfruto de su Presencia no son momentos de ensueño irreales sino, más bien, la realidad que Dios quiere que viva.

Por lo tanto, me estoy dando cuenta que actualmente como humano redimido por Jesús, vivo en dos realidades. La realidad terrenal y la realidad espiritual.

Ahora la pregunta es: ¿Cuál de las dos realidades permitiré que influencie más mi vida? es decir, forma de pensar, decisiones, acciones, etc.

Creo que la realidad terrenal debe pasar a ser MENOS IMPORTANTE para mí que la realidad espiritual… Mmmm no es tan fácil ¿verdad?

Primero hay que entenderlo, luego aceptarlo y lo tercero vivirlo. Solamente el paso de entenderlo es un tanto difícil ya no digamos lo demás.

 Es por esto que nunca nos damos por vencidos. Aunque nuestro cuerpo está muriéndose, nuestro espíritu[a] va renovándose cada día. 17 Pues nuestras dificultades actuales son pequeñas y no durarán mucho tiempo. Sin embargo, ¡nos producen una gloria que durará para siempre y que es de mucho más peso que las dificultades! 18 Así que no miramos las dificultades que ahora vemos; en cambio, fijamos nuestra vista en cosas que no pueden verse. Pues las cosas que ahora podemos ver pronto se habrán ido, pero las cosas que no podemos ver permanecerán para siempre.” 2 Corintios 4: 16-18 NTV

Alguien dijo una vez, “No somos seres terrenales que tenemos experiencias espirituales, más bien, somos seres espirituales teniendo una experiencia terrenal.” creo que esto aplica bastante bien a lo que esta nota de blog está tratando de transmitir.

Cierro con una cita del libro de A.W. Tozer llamado “La búsqueda de Dios” Página 95

Ellos saben que algo muy profundo en sus almas contempla a Dios. Aun en los momentos cuando exigencias terrenales les obligan a apartar la vista de ello, no por eso interrumpen la comunión con Dios. No bien se ven libres de lo que impedía vuelven a concentrarse en él. Este es el testimonio de muchísimos cristianos, y mientras escribo, tengo la sensación de estar simplemente transcribiendo lo que ellos me han dicho.

Es mi deseo que la realidad de la comunión con Dios, la realidad para la cual Dios me creó, sea la que gobierne mi existencia en esta tierra.

Bendiciones  siempre!!

14 No adores a ningún otro dios, porque elSeñor, cuyo nombre es Celoso, es Dios celoso de su relación contigo. Éxodo 34:14 NTV

Un cristiano Instantáneo!

Estoy leyendo el libro de A.W. Tozer llamado: La conquista Divina. Y me he encontrado un párrafo poderosísimo. Le he cambiado algunas palabras con el objetivo de hacerlo más sencillo de entender el día de hoy. Pero considero que la idea original del autor la dejé intacta. La referencia es: Página 13 de

LA CONQUISTA DIVINA
© 1978 por Lowell Tozer. Publicado con autorización de
Christian Publications
Título en inglés THE DIVINE CONQUEST
©1990 por CLIE

Y el párrafo dice así:

Con una impaciencia muy infantil me veo frecuentemente impulsado a desear que hubiera alguna manera de llevar a los cristianos modernos a una vida espiritual más profunda sin dolor y mediante lecciones breves y fáciles. Pero estos deseos son en vano. No hay atajos. Dios no se inclina ante nuestro nervioso apresuramiento ni ha abrazado los métodos de nuestra época en que todo es instantáneo. Sería bueno que aceptemos ya, la dura realidad: el hombre que quiera conocer a Dios debe darle tiempo. No debe considerar como malgastado el tiempo que pase en cultivar su conocimiento de Él. Tiene que darse a la meditación y a la oración horas y horas. Así lo hicieron  los apóstoles, los profetas y los cristianos que verdaderamente trascendieron en su generación. Y así tenemos que hacerlo nosotros si queremos seguir las pisadas de ellos.

Las palabras en negrilla son las que más me han desafiado. Espero que esta adaptación que hice del párrafo sea bendición para tu vida y si tienes posibilidad de leer el libro te animo a hacerlo.

Bendiciones siempre!!

PS. Te invito a compartirlo con alguien más.

¿Cómo no me había dado cuenta?

El día de hoy mientras conversaba con un amigo tuve uno de esos momentos en que uno dice: ¿Cómo no me había dado cuenta??? Es algo taaan claro!!!

Y es que él me estaba contando acerca de la letra de un cántico espontáneo que alguien entonó. Y la letra decía algo así:

“Algunos buscan señales de Dios y otros sus milagros.

Más yo he comprendido que tú, Jesús,

Eres la señal de Dios, lo maravilloso de Dios y su más grande milagro”

He pasado varias horas meditando en ello y no dejo de maravillarme y agradecer a Dios por Jesucristo y por esta conversación que trajo esta bella y sencilla revelación.

Espero que pueda llenar tu corazón de gozo tanto como lo ha hecho conmigo el día de hoy.

Bendiciones siempre!!

 

¿Estoy agradando a Dios?

rockstars-964523_1920

Imaginemos por un momento que vamos a un restaurante y pedimos un delicioso platillo  el cual incluye un buen trozo de carne asada; luego de un considerable tiempo de espera llega el cocinero y en lugar de darnos lo que pedimos nos da un gran plato de comida vegetariana porque a él le gusta muchísimo. Además, al momento en que le decimos que eso no es lo que pedimos y que preferimos nuestro plato con carne, el hombre se enoja y nos dice que comamos el plato de vegetales que nos sirvió. Y por si fuera poco, cuando decidimos irnos al restaurante de enfrente donde si nos dan el plato que pedimos, y con una sasón exquisita, aquel hombre comienza a decir a todos los que están pasando por allí, que somos unos malagradecidos porque no quisimos comer el plato que con tanto esfuerzo y cariño nos había preparado, colocandose así en el lugar de la víctima y nosotros de los tiranos.  ¿Qué pensar de alguien que actúa así?

Por extrema que parezca esta situación resulta ser que Dios la vive muchísimas veces con nosotros. En especial a lo relacionado con nuestra entrega en adoración a Él.

En muchísimas ocasiones preferimos darle a Dios lo que nosotros queremos darle y no lo que Él pide de nosotros. Y luego nos quejamos porque no vemos su bendición en nuestras vidas. Permitimos que nuestro cuerpo participe de cosas que no son del agrado de Dios en lugar de ofrecerlo como sacrificio vivo y Santo y luego queremos que Dios nos bendiga porque le cantamos con las manos en alto.  Veamos este versículo:

“Por lo tanto, amados hermanos, les ruego que entreguen su cuerpo a Dios por todo lo que él ha hecho a favor de ustedes. Que sea un sacrificio vivo y santo, la clase de sacrificio que a él le agrada. Esa es la verdadera forma de adorarlo. 2 No imiten las conductas ni las costumbres de este mundo, más bien dejen que Dios los transforme en personas nuevas al cambiarles la manera de pensar. Entonces aprenderán a conocer la voluntad de Dios para ustedes, la cual es buena, agradable y perfecta.” Romanos 12: 1-2 NTV

Estimados hermanos, estamos haciendo muchas cosas al estilo del mundo y ofreciendo adoración al estilo del mundo y queremos que Dios la reciba con agrado olvidándonos de la orden que nos dejó en su Palabra.

“No adores al Señor tu Dios de la manera en que esos pueblos paganos rinden culto a sus dioses. Más bien, busca al Señor tu Dios en el lugar de adoración que él mismo elegirá entre todas las tribus, el lugar donde su nombre será honrado.” Deuteronomio 12:4-5

Mientras estemos coqueteando con el pecado, y tratando de vivir lo más parecido al mundo, aunque sin llegar a pecar, no podremos ver el poder de Dios obrando en nuestras vidas y nuestra adoración no será recibida, antes bien hay más posibilidades de que el pecado nos gane y nos ate.

Finalizo con este conocido relato bíblico.

3 Al llegar el tiempo de la cosecha, Caín presentó algunos de sus cultivos como ofrenda para el Señor. 4 Abel también presentó una ofrenda: lo mejor de las primeras crías de los corderos de su rebaño. El Señor aceptó a Abel y a su ofrenda, 5 pero no aceptó a Caín ni a su ofrenda. Esto hizo que Caín se enojara mucho, y se veía decaído.

6 «¿Por qué estás tan enojado? —preguntó el Señor a Caín—. ¿Por qué te ves tan decaído? 7 Serás aceptado si haces lo correcto, pero si te niegas a hacer lo correcto, entonces, ¡ten cuidado! El pecado está a la puerta, al acecho y ansioso por controlarte; pero tú debes dominarlo y ser su amo».

Genesis 4: 3 – 7 NTV

Caín debía ofrecer lo mejor de su cosecha y no solamente algunos de sus cultivos por eso Dios le dice: “Serás aceptado si haces lo correcto” Es verdad que Caín estaba dando “algo” de él, pero no estaba dando lo que Dios quería.

Como una nota especial para mis colegas del ministerio musical quisiera decir que nuestros mejores acordes, horas de ensayo, arreglos musicales etc. no sustituirán nuestra consagración a Dios. Esos sacrificios no serán recibidos por Dios si no le damos primeramente lo que Él requiere de nosotros.

“Y ahora, Israel, ¿qué requiere el Señor tu Dios de ti? Sólo requiere que temas al Señor tu Dios, que vivas de la manera que le agrada y que lo ames y lo sirvas con todo tu corazón y con toda tu alma.” Deuteronomio 10: 12-13

Oro para que esta reflexión produzca fruto de bendición en tu vida. Porfavor no dejes de compartirla con alguien más.

Bendiciones siempre!!