Dios es Sin Igual

Reflexiones de la Vida y la Palabra de Dios por el Pastor William Arévalo

Página 2 de 8

Alguien que caminó con Jesús nos dice:

Conocer a Dios

” Mi consejo es que pongan todo su empeño en:

    Afirmar su confianza en Dios,

    esforzarse por hacer el bien,

    procurar conocer mejor a Dios,

   y dominar sus malos deseos.

    Además, deben ser pacientes,

    entregar su vida a Dios,

   estimar a sus hermanos en Cristo

    y sobre todo,

    amar a todos por igual.”

2a Pedro 1:5-7 BLS

Así como dicen por aquí donde vivo… ¡Wow! Que claro, que práctico y que desafiante consejo nos da el Apóstol Pedro en estos versículos.

Amigo(a), Dios te puso a leer estas palabras hoy porque desea seguir formando en ti una mejor persona. Es mi oración que a través de Su Palabra puedas llegar a ser alguien que irradie el amor, la paz y la presencia de Dios.

Te animo a compartir esta nota en este mismo momento con tus contactos y redes sociales.

Un fuerte abrazo,

William Arévalo

Sumisión a Dios

Sumisión a Dios

Pedimos a Dios que siga obrando en tu interior, en tu alma y en tu vida. Que Él pueda revelarte cosas nuevas y gloriosas a través de Su Espíritu Santo.

Hoy vamos a ver un versículo que me ha llamado mucho la atención, y te invito a que lo analices conmigo:

En los días de su vida mortal, Jesús ofreció oraciones y súplicas con fuerte clamor y lágrimas al que podía salvarlo de la muerte, y fue escuchado por su reverente sumisión. Aunque era Hijo, mediante el sufrimiento aprendió a obedecer; y consumada su perfección, llegó a ser autor de salvación eterna para todos los que le obedecen.
Hebreos 5; 7-9

Hay tantas cosas que aprender de este versículo, pero vayamos una por una:

1. Escoge bien a quién vas a pedir las cosas. Jesús sabía quién era el único que podía salvarlo de la muerte, supo a QUIEN clamar. Nosotros también debemos aprender a discernir a quien podemos clamar y pedir las cosas. Muchas veces derramamos nuestras quejas, angustias y necesidades con las personas que nos rodean, pero la verdad es que debemos clamar al Único que nos puede dar  respuesta. No pidamos al esposo/a o al amigo/a lo que ellos no nos pueden dar, pidámosle a Dios.

2. Amigo(a), no tengas miedo ni vergüenza de derramar tu corazón delante de Dios, no tengas miedo de contarle tus pruebas y tus angustias. Jesús mismo derramó lágrimas y clamor al Padre. Hazlo todo siempre sometiendo tu voluntad a la Suya.

3. Dios te escucha. Siéntete amado y comprendido por Dios. Lo que Él mira, es el corazón sometido a Su voluntad.

4. Aprende a obedecer. Esa parte es la que más me llamó la atención, pues que Jesús siendo Dios, tuvo que aprender a obedecer, no era algo nato, sino que fue a través del sufrimiento que aprendió a obedecer. Así que nosotros también aprendamos a obedecer a Dios, algo que muchas veces es doloroso pero necesario.

5. ¡Disfruta de tu regalo! AL obedecer a Dios, siempre llegará una recompensa, y ésta que Jesús nos dejó es la más valiosa que el ser humano pueda tener; ¡LA VIDA ETERNA!

Espero que puedas poner estos puntos en práctica, sometiéndote a Dios en todo, hablándole y obedeciéndole para poder disfrutar de una vida eterna junto a Él y mientras llega ese día, disfruta de los regalos que Dios te da a diario al caminar en Su Voluntad.

Bendiciones!

Melek Arévalo

Acerca del Carácter

Muro

Quien no controla su carácter es como una ciudad sin protección. Proverbios 25:28

En la antiguedad, en la época de los conquistadores las ciudades necesitaban estar rodeadas por muros a fin de estar protegidas contra cualquier ataque. Mientras más altos y fuertes eran los muros más difícil sería para un enemigo conquistar la ciudad.

Lo que la Biblia nos dice aqui es que si no controlamos nuestro carácter, seremos presa fácil para el enemigo. Muchas personas son dominadas por su carácter ya sea fuerte o débil y esto los lleva, en muchas ocasiones, a situaciones que ellos mismos no desean.

Amigo o Amiga que estás leyendo esta nota, Dios está esperando que rindas tu carácter a sus pies, Él puede ayudarte a controlarlo y podrás ser como una ciudad protegida por gruesas murallas.

Puedes rendirle esta área de tu vida hoy mismo con una oración.

” Señor Dios, hoy rindo a ti todo lo que soy, te pido perdón  porque en muchas ocasiones he permitido que mi carácter y temperamento sean los que gobiernen mi vida.
En este momento te reconozco como el dueño de mi vida y me comprometo a no vivir más de acuerdo a mis emociones sino de acuerdo a tu voluntad.
Gracias por escuchar mi clamor. En el nombre de Jesús,  Amén”

Si oraste de corazón puedes tener la seguridad de que Dios te escuchó.

Te enviamos un fuerte abrazo,

William y Melek Arevalo

No te olvides de compartir esta nota con tus contactos y redes sociales.

Antes de iniciar cualquier proyecto.

CaminarJuntos

—Yo mismo iré contigo y te daré descanso —respondió el Señor.
 —O vas con todos nosotros —replicó Moisés—, o mejor no nos hagas salir de aquí.
Exodo 33:14 – 15

Dos cosas interesantes de destacar en este versículo son:

1.  Dios quiere ir contigo y darte descanso en tu caminar.

2. Debemos aprender a ser como Moisés, si la presencia de Dios no va con nosotros mejor no vayamos.

Algunas veces queremos que Dios nos respalde en proyectos y cosas que Él sabe que no nos convienen y por eso no nos respalda. Sin embargo muchas veces, de todos modos, intentamos. Luego estamos angustiados o frustrados porque las cosas no van bien y nos preguntamos ¿Porqué? ¿Qué hice mal?

Amigo o Amiga que lees estas palabras, antes de iniciar cualquier cosa preguntale a Dios si Él vendrá contigo. Si su respuesta es afirmativa, ten por seguro que todo saldrá bien y tendrás descanso si su respuesta es negativa o no te responde, es mejor que esperes, así te ahorrarás muchos dolores de cabeza.

Medítalo.

No te olvides de compartir esta entrada con tus contactos y en las redes sociales.

Bendiciones Siempre!!

La Alegría de mi Vida

Me encontraba tocando guitarra acústica en aquel salon de clases; era un tiempo de oración con algunos maestros del Liceo Bilingüe Fraternidad Cristiana de Guatemala (Yo también era maestro allí en ese entonces) cuando “Miss Carmencita” nos dijo: – Diganle a Dios lo que significa Él para ustedes –

Mientras pensaba en lo que ella había dicho mis dedos arpegiaban lentamente el acorde de Mi mayor sobre la guitarra. Repentinamente las siguientes palabras salieron de mis labios acompañadas de una melodía: La Alegría de mi vida está solo en ti, la alegría de mi vida está solo en ti. Luego de cantar la misma expresión unas cuantas veces la siguiente frase vino a completar el verso: Es caminar junto a ti, es cantar para ti; y de Nuevo: La Alegría de mi vida está solo en ti.

Por varios días esas palabras y esa melodía estuvieron resonando en mi mente hasta que fueron tomando la forma que hoy tienen.

Este canto sigue expresando muy bien lo que hay en mi corazón y ha sido un gran gozo el recibir testimonios de personas que me comparten como han encontrado en estas letras la descripción de lo que sienten por Dios.

Es mi oración que hoy tú también puedas unirte a este canto e identificarte 100% con el mismo.

La Alegría de mi vida está solo en ti

La Alegría de mi vida está solo en ti

Es caminar junto a ti, es cantar para ti

La Alegría de mi vida está solo en ti.

Cuando Tú tocas mi ser

Llenas mi alma con tu Presencia

Mi corazón has cautivado

Quiero vivir siempre a tu lado.

Te quiero servir, Te quiero servir

La Alegría de mi vida está solo en ti.

 

Quiero Fluir

Todos aquellos que servimos a Dios desde una plataforma o escenario tenemos una grandísima responsablilidad; Tan grande que no se puede explicar con palabras.

La Biblia nos dice:

“Sirvan al SEÑOR con temor reverente y alégrense con temblor.” (Salmo 2.11, NTV)

Ha sido mi oración por muchos años que cada vez que tenga el privilegio de estar hablando o cantando frente a un grupo de personas pueda morir a mí mismo y que sea Dios quien fluya a través de mí con sencillez y poder.

Este canto que te comparto hoy nació en uno de esos tiempos de oración y adoración en mi oficina; Espero que al escucharlo puedas unirte a mí en esta oración y que juntos nos rindamos por completo a Dios en adoración.

Quiero fluir con tu Espíritu
dejarme usar por ti
Es tu Presencia en mi vida
Lo que más busco Señor.

Tómame hoy
Tu siervo soy
Me entrego a ti
en adoración.

 

Compartiendo amor

El pasado sábado disfrutamos de participar del primer evento de alcance comunitario de nuestra congregación en Blue Island IL. Durante las 3 semanas anteriores recolectamos abrigos en buen estado para regalarlos a personas necesitadas de los mismos. Organizamos un pequeño servicio que contó con música de alabanza, danza y un mensaje evangelístico. Para sorpresa nuestra el alcalde de la ciudad también llegó y participo del evento dando un saludo a la comunidad presente.

El regalo más maravilloso que tuvimos fue la dulce Presencia de Dios durante todo el evento y la oportunidad de reflejar el amor de Dios a cada persona que asistió. La semilla de la Palabra de Dios quedó plantada y producirá su fruto; es nuestra oración que Dios también nos conceda el privilegio de cosechar.

A continuación algunas fotos del evento.

 

¿Cuales son tus planes para el futuro?

futuroEsa fue la pregunta que me hicieron un sin fin de veces entre mis 17 y 25 años de edad. Por un tiempo tuve mi vida “planeada” y podía contestar con bastante precisión a esa interrogante. Pero luego me empecé a dar cuenta de que mi vida no iba tan de acuerdo con lo “planeado” y sin embargo yo estaba feliz. ¿Porqué?

La razón principal tiene que ver con el hecho de que aunque no estaba haciendo lo planeado, lo que estaba haciendo era la Voluntad de Dios.

Dios en su misericordia me permitió aprender temprano en la vida que el secreto del éxito es estar en el centro de Su Voluntad.

Al momento de escribir estas líneas tengo 37 años de edad recién cumplidos. Dios me ha dado la oportunidad de pastorear una iglesia bilingüe en Estados Unidos (Cosa que nunca hubiera imaginado.) Estoy casado con una bella mujer europea llamada Melek y somos los padres de 2 varones y una hermosa bebé. Estamos viviendo en una casa propia y no tenemos deudas.

Al ver atrás en el tiempo me doy cuenta de que ninguno de estos regalos vino a mí de la forma que planifiqué, pero si en la forma que Dios lo había pensado.

Hace poco me volvieron a preguntar acerca de mis planes personales para el futuro y mi respuesta fue: “Tengo planeado hacer la Voluntad de Dios para mi vida.” Se que es una respuesta muy general y que no satisface del todo la duda de quién preguntó pero la verdad es que es así.

En este momento se que estoy donde Dios me quiere y haciendo lo que Él quiere que haga y con eso me basta. Cuando sea el momento oportuno el me revelará que es lo siguiente que quiere de mí y a dónde debo ir y con gusto lo haré.

No estoy aconsejando no hacer planes, lo que quiero transmitir es que estemos abiertos a que Dios nos cambie los planes.

Proverbios 16.1 (NVI)

El hombre propone

y Dios dispone.

Cuando somos cristianos la frase “Tu futuro está en tus manos” no aplica. Cuando eres cristiano, tu futuro está en las manos de Dios.

Salmo 37.5 (TLA)

5 Pon tu vida en sus manos,

confía plenamente en él,

y él actuará en tu favor;

Si caminas siguiendo las pisadas de Jesús no tienes que preocuparte de llevar el mapa sino más bien enfocarte en no perder de vista sus huellas. Él sabrá bien por donde llevarte y no necesita de tus “sugerencias” para hacerlo mejor. Descansa en Él, confía en Él y Él te llevará a lugares que nunca imaginaste podrías llegar. Esto no significa que tu vida será color de rosa; lo que significa es que cuando estés atravesando las dificultades podrás recibir la fortaleza del Espíritu Santo y seguir caminando firme a pesar de la adversidad porque Él irá delante de ti en todo tiempo.

Oro para que esta reflexión pueda cumplir su propósito en tu vida.

Medita por un momento:

¿Qué áreas de tu vida te ha sido fácil confiarle a Dios?

¿Qué áreas de tu vida te ha sido más difícil confiarle?

¿Qué áreas de tu vida no le has confiado?

Y por último.

¿Te gustaría entregarle el control completo de tu vida a Jesús?

¿Qué te impide hacerlo?

A continuación te comparto uno de los cantos que escribí hace varios años.

Bendiciones siempre!!

 

El velo y el Tiempo con Dios

Velotiempo

Una de las frases más comunes que escuchamos en la estresada vida de hoy día es “no tengo tiempo” cuando lo que en realidad queremos decir es que tenemos demasiadas cosas que hacer ya que la verdad es que todos los habitantes del planeta tenemos a nuestra disposición las mismas 24 horas cada día.

Cuando se trata de encontrar “un tiempo” para estar en comunión con Dios muchas veces nos topamos con que tenemos tantas actividades que no tenemos espacio para incluir esta importante actividad.

Es interesante que la razón por la cual Jesús dio su vida en la cruz fue para restaurar nuestra comunión con Dios. Al morir en la cruz él rompió el velo que nos separaba de la Presencia Santa de Dios y nos dio libre acceso a ella. Así de importante es para Dios que nosotros podamos tener comunión personal con Él.

Ahora que el velo que Dios había puesto ya no existe, en muchas ocasiones nosotros mismos creamos otros velos que nos impiden accesar y disfrutar de la Presencia de Dios. Velos como “Tengo tanto trabajo que hacer” “Necesito dormir un poco más” “ No tengo un lugar apropiado para estar a solas con Dios” etc.

Si te preguntara ahora mismo cuál es el velo que te está impidiendo apartar un tiempo para estar a solas con Dios

¿Cuál sería tu respuesta? (Tómate un momento para pensar)

La siguiente pregunta es: ¿Qué podrías hacer para romper ese velo?

Y la última pregunta es: ¿Qué estás haciendo para romper ese velo?

Creo que el único velo que nos impedía la comunión personal con Dios, y que nosotros no podíamos quitar, Jesús ya lo quitó. Para cualquier otro velo, está en nosotros la capacidad de romperlo.

Hebreos 10.20 (NTV)

20 Por su muerte, Jesús abrió un nuevo camino —un camino que da vida— a través de la cortina al Lugar Santísimo.

Dios ya hizo su parte, ahora nos toca a nosotros hacer la nuestra. Ningún sacrificio que hagamos para estar en un tiempo de comunión con Dios se comparará con el que Él hizo para poder disfrutar de ese mismo tiempo.

Te garantizo que nunca te arrepentirás de priorizar en tu agenda el tiempo con Dios.

Bendiciones siempre!!

 

Seleccionando los cantos para la alabanza.

PensandoCantos

Porque Dios es el Rey de toda la tierra;Cantad con inteligencia.(Salmo 47:7 RV60)

Los cantos son una herramienta muy poderosa dentro de la iglesia cristiana, es por eso que debemos  aprender a utilizarlos de la mejor manera posible.

Muchas veces escogemos los cantos de la alabanza solo “para llenar el espacio” en lugar de prepáralos adecuadamente para llevar al pueblo a un lugar especifico a través de ellos.

Existen cantos de guerra, de júbilo, de intimidad con Dios, de exaltación, de restauración, etc. Y es bueno que sepamos utilizarlos de una forma apropiada.

Dependiendo del tipo de reunión el objetivo de los cantos es diferente.

Uno de los primeros objetivos de cantar en una reunión cristiana dominical, es proveer a los asistentes de un tiempo en el cual puedan dar su alabanza a Dios a través de cantos que expresen su sentir hacia Dios, que puedan levantar  su voz y proclamar las grandezas de Dios por este medio.

Otra de las metas es crear un ambiente propicio para la comunión personal con Dios, esto se logra, principalmente,  por medio de cantos más lentos o mejor conocidos como “cantos de adoración”.

En otro tipo de reuniones la razón del canto es invitar a la reflexión, o bien reforzar la enseñanza que ha sido impartida.

Al cantar en funerales, los cantos deben traer  fortaleza  y consuelo a los asistentes al servicio funerario.

Existen también muchos cantos infantiles que tienen la función de enseñar a los niños la palabra de Dios, y estos son utilizados durante su clase bíblica.

Entonces, para hacer un uso inteligente de los cantos, lo primero que debemos tener claro es la razón por la cual estamos cantando en determinada reunión.

Al preparar los cantos debemos buscar los más adecuados para que cumplan con el propósito de la reunión y colocarlos en el mejor orden  posible.

No solamente debemos escoger los cantos porque nos gusten o porque tengan un ritmo contagioso.

Recordemos que somos servidores de la congregación, que ayudamos a crear un ambiente propicio para la celebración o intimidad con Dios.

Si durante el tiempo de los cantos la gente se fijó más en nosotros que en Dios, fracasamos; pues nuestro deber principal es glorificar a Dios y llevar a las personas a que lo glorifiquen a Él; no que se fijen en nosotros.

Debemos ser sensibles a la guianza del Espíritu Santo y al sentir de la congregación frente a la cual nos encontramos, además de tener la flexibilidad de variar los cantos que habiamos preparado con anterioridad si en determinado momento es requerido.

Para cantar con inteligencia debemos ser sensibles al Espíritu de Dios y pedirle que nos de sabiduría para dar el mejor uso posible a esa herramienta tan bella y poderosa que nos ha dado para alabarle… los cantos.

Bendiciones siempre!!

Cómo Ministrar Alabanza con Niños

Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; mas cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño. (1Co 13:11 RV60)

1. Lo primero que debemos hacer es transformarnos en niños y recordar cómo pensábamos a esa edad y tratar de cantar como nos hubiera gustado que cantaran con nosotros.

2. No debemos tenerles miedo; algunos directores de alabanza huyen de tener que cantar con los niños. Sin embargo ministrar a los niños es una excelente escuela para ministros de alabanza y es una tremenda bendición todo lo que podemos aprender de ellos.

3. Debemos buscar cantos con lenguaje sencillo y mensaje claro.

4. Determinemos qué deseamos que quede en el corazón de los niños, por ejemplo una enseñanza de la fe, o bien un momento de comunión con Dios.

5. Recordemos que dependiendo de la edad de los niños, su tiempo de atención es diferente.

6. Las mímicas son excelentes para captar su atención y enseñar el canto.

A continuación les relataré algunas experiencias como director de alabanza de niños, lo haré según las edades y espero que puedan servir para tomar ideas de lo que ustedes pueden hacer en sus congregaciones.

Con los niños de 0 a 3 años de edad

Durante dos años ministré alabanza en las salas cuna de nuestra congregación y por increíble que parezca podíamos tener hermosos tiempos adorando al Señor con los bebés, de hecho, los que más disfrutábamos éramos los que cantábamos y los que cuidaban a los niños.

Muchas veces, Cuando comenzábamos a cantar, los niños que estaban llorando se calmaban y ponían atención, luego los que los tenían en brazos comenzaban a adorar al Señor por medio de algún canto que estuviéramos entonando y es realmente inexplicable lo que vivíamos, ya que la presencia de Dios se hacía sentir de una forma muy especial y en varias ocasiones tuvimos la oportunidad de orar ministrando a los niños, y Dios ministrándonos a nosotros a través de los bebés de una forma que como dije antes es inexplicable, pero muy real.

y dijeron a Jesús:–¿Acaso no oyes lo que estos niños están diciendo?Jesús les contestó:–Sí, los oigo bien. ¿No recuerdan lo que dice la Biblia?:“Los niños pequeños,los que aún son bebés,te cantarán alabanzas”. (Mateo 21:16) BLS

Con los niños de 3 a 5 años

En esta edad ya se puede pensar en cantar junto a ellos, pero eso sí, las letras de los cantos muy sencillas y el tiempo de cantos debe ser de aproximadamente 15 minutos.

Al iniciar el tiempo de cantos tienes que captar su atención rápidamente. Yo suelo comenzar con un … Hoooola!!! ¿Cómo están? Y luego de la respuesta de ellos, les digo: Aaah! Esa respuesta estuvo muy flaquita, yo quiero escuchar una respuesta cachetona!! ¿Cómo estááán? Y entonces, después de las risas, ellos me dan una respuesta muy fuerte y comienzo a enseñar el canto. El que más he utilizado con esas edades es un canto que dice así: Los conejitos saltan, saltan, saltan, los conejitos saltan, Dios es todo amor.

Durante el tiempo del canto les enseño los ademanes, les hago preguntas que de antemano sé que saben las respuestas y hago bromas que ellos puedan entender. Luego enseño un canto de adoración, donde les explico nuestras expresiones físicas para adorar, por ejemplo, postrarse y entonces la ponemos en práctica mientras cantamos algún canto lento como “Cristo te amo”.

Nunca falta el niño que ni se enteró de qué fue lo que sucedió, pero tampoco falta el que graba todo lo que se enseña y que atesora esos momentos para el resto de su vida.

Recuerdo una oportunidad en que durante una fogata con niños de tres a seis años, me pidieron cantar “lléname Señor” y cuando lo hicimos El Espíritu Santo descendió con poder y varios niños ¡comenzaron a hablar en otras lenguas! ¡Fue algo glorioso!

Nunca creas que tu trabajo con los niños es en vano.

Con los niños de 6 a 8 años

Ellos ya están listos para un tiempo de alabanza y adoración pero no te olvides que siguen siendo niños, tu lenguaje con ellos debe seguir siendo sencillo, tu sonrisa siempre presente y ni se diga del entusiasmo, eso es vital! No digo que tengas que estar gritando todo el tiempo sino, más bien, que se note que estás disfrutando lo que estás haciendo.

Con ellos se pueden entonar cantos rápidos que incluyan mímicas y durante los cantos lentos, puedes comenzar a hacer uso de cantos que expresen la grandeza de Dios y nuestra relación personal con él, o bien de ministración. Ejemplos de cantos que se puedan entonar con ellos:

Cambiaré mi tristeza, Levanta tu casa sobre la roca, Vamos a juntarnos a alabar a Cristo, En mi corazón hay una canción, Maravilloso, Cantaré de tu amor por siempre.

Lo importante es que sean cantos no muy largos y que ellos entiendan el significado de cada una de las palabras.

Siempre es bueno preguntarles si entienden lo que significa alguna palabra que creamos que no todos dominan, y que nos tomemos el tiempo de explicar el significado si algunos lo necesitan, por ejemplo antes de cantar “Señor hazme un radical” preguntar qué significa radical y luego explicar el significado si por lo menos uno del grupo no lo entiende.

Con las edades de 9 a 11

Lo difícil en esta edad es que algunos todavía tienen pensamiento muy infantil y otros quieren actuar ya como adolescentes. Con ellos puedes cantar un canto infantil y luego seguir sólo con cantos juveniles, e incluso entonar los cantos de la congregación general.

Lo que es vital aquí es la actitud del director de los cantos, ya que algunos de los muchachos a quienes se dirige estarán con la intención de llevar la contraria a todo lo que se les proponga hacer. Es importante que tú puedas influir sobre ellos en lugar de ponerte en una especie de batalla para que hagan lo que tú quieres que hagan; muchos directores recurren al regaño para obligarlos a cantar y con eso ya perdieron su corazón para que adoren a Dios, quizás logran que canten pero no tendrán una comunión con Dios, otros se ponen en plan de súplica para que canten y esa tampoco es la actitud correcta.

Lo mejor que yo he encontrado ha sido platicar con ellos y explicarles por qué necesitamos adorar a Dios y luego invitarlos a que se unan a mí, porque yo lo voy a adorar en ese momento, si no desean hacerlo pueden permanecer sentados y en actitud respetuosa durante el tiempo que los demás estamos adorando.

Estoy seguro que si pides ayuda a Dios, Él te mostrará una forma correcta de guiar a tus muchachos. Lo que quisiera dejar establecido es que el regaño, la súplica o bien crearles un remordimiento para que canten no son buenas formas para llevarles a adorar a Dios.

Espero que este artículo haya sido de bendición para tu vida. No dejes de hacernos tus comentarios y si lo deseas puedes compartirlo con tus contactos.

Bendiciones Siempre!!

Cómo Ministrar Alabanza con Jóvenes

playing-guitar_1024x768_77028

En la actualidad, un gran porcentaje de los jóvenes de la iglesia cristiana se han caracterizado por su indiferencia hacia todo, en especial lo relacionado con Dios. Sin embargo, cuando logramos que un grupo de ellos entre al “rollo” de adorar a Dios, es algo hermoso unirse a ellos para cantar con esa pasión característica de un joven que ha encontrado lo mejor que pudo pasarle en la vida.

Recordemos que para lograr esto dependemos completamente de Dios. Me gusta mucho la frase de Kathryn Kuhlman que dice: “Yo no puedo usar al Espíritu Santo, es Él quien me usa a mí”. Debemos poner todo lo que esté de nuestra parte; preparación, oración, esfuerzo etc. Y luego maravillarnos cuando Dios haga su parte.

Con los jóvenes la música tiene especial importancia, es por ello que debemos ser sabios cuando llega el momento de enseñarles a adorar a Dios por medio de ella.

Al Ministrar alabanza con jóvenes lo primero es que la calidad musical debe ser la máxima que esté a tu alcance, que lo que vas a cantar esté bien cantado y bien tocado, no estoy hablando de tener todos los instrumentos sino de que los que interpreten lo hagan bien; puede ser un solo instrumento musical pero que esté siendo bien ejecutado.

Una cosa en la que quisiera hacer énfasis es en el hecho de que no todos los cantos cristianos que tienen “ritmo juvenil” son apropiados para dirigir alabanza en el grupo de jóvenes. Debemos poner atención a lo que el canto dice para decidir si lo incluimos dentro del tiempo de alabanza y adoración, o bien lo utilizamos en un punto especial o en otra actividad para la cual sea adecuado. No deseo entrar en la tradicional controversia acerca de si tal o cual ritmo “es o no es de Dios”, lo que deseo es que nos tomemos un tiempo para analizar el contenido de cada canto y decidir si lo colocamos en un tiempo de alabanza y adoración.

La persona que dirija los cantos con los jóvenes debe ser una persona cuyas palabras y acciones coincidan, ya que los jóvenes están muy atentos a la sinceridad de sus líderes. Si la persona que los está guiando a tener comunión con Dios por medio de la música es inconsistente en sus palabras y actos, no solamente será un pésimo ejemplo para los jóvenes sino que dañará la relación de los mismos con Dios.

Con tus buenas obras, dales tú mismo el ejemplo en todo. Cuando enseñes, hazlo con integridad y seriedad,     (Tito. 2:7 NVI)

Respecto a qué cantos cantar, debes tener muy claro hacia donde deseas enfocar el tiempo de la música. Te serán muy útiles los cantos que hablen del amor que sienten por Dios y que lo expresen de una forma intensa, que hablen de entrega total hacia Dios y debes recordarles constantemente que la adoración no gira en torno a la emoción sino a la convicción.

En estas edades muchos de los jóvenes que tienen talento musical ya están participando activamente del ministerio de la música de sus iglesias, muchos de ellos están haciendo crecer su talento ¡y qué mejor forma de hacerlo que sirviendo a Dios! Es muy importante que existan líderes que cuiden de los músicos en estas edades y les hagan conocer la responsabilidad que tienen como ministros delante de Dios y de las personas. Deberán cuidar de ellos con mucho amor, paciencia y sabiduría, ya que los músicos son un grupo con características muy peculiares jejeje (hablo como músico y como líder de músicos por varios años).

Por lo demás, la mayoría de los muchachos en esta etapa están tomando decisiones muy importantes para el resto de sus vidas y podemos utilizar la música como un medio muy efectivo para influenciarles a tomar decisiones correctas en Dios. Cantos como “Quiero entregarte mis sueños” de Abel Zabala son muy buenos para estos propósitos, “La cosecha” de Marco Barrientos, “Tú y yo” y “Heme aquí” de Marcos Witt fueron de mucho impacto para los jóvenes de principios de los años noventa. Tú puedes buscar cantos en un estilo musical apropiado para el momento que estás viviendo pero que tengan básicamente un contenido similar a los antes mencionados. Actualmente los cantos del ministerio Hillsong son muy utilizados.

Quisiera invitarte a leer el artículo que escribí sobre cómo ministrar alabanza con niños, ya que será un excelente complemento para lo que has leído aquí.

Es mi oración que este artículo pueda ser de bendición para tu vida. Por favor, no dejes de darnos tus comentarios y si te es posible comparte esta página con tus amigos y conocidos del ministerio de música.

Bendiciones siempre!!

« Siguientes entradas Recientes entradas »