Dios es Sin Igual

Reflexiones de la Vida y la Palabra de Dios por el Pastor William Arévalo

Categoría: Un buen consejo (página 1 de 2)

¿Porqué me llamas bueno? Solo Dios es verdaderamente Bueno

 

Puedes escuchar y / o descargar completamente gratis este mismo mensaje en audio haciendo click aquí.

Marcos 10.17–22 (NTV)

17Cuando Jesús estaba por emprender su camino a Jerusalén, un hombre se le acercó corriendo, se arrodilló y le preguntó: —Maestro bueno, ¿qué debo hacer para heredar la vida eterna?
18—¿Por qué me llamas bueno? —preguntó Jesús—. Sólo Dios es verdaderamente bueno;

En estos dos versículos podemos encontrar una interesantísima interacción entre Jesús y un hombre que le estaba buscando.  Y creo que el día de hoy podremos ser transformados si permitimos que el Espíritu Santo utilice esta historia para desafiar nuestra vida.

Veamos,

  • Este hombre se acercó a Jesús con urgencia. / Dice la Palabra que venía corriendo. Eso me hace pensar en muchos que mantenemos una vida apresurada y con agenda llena. Y en muchas oportunidades es principalmente por el Ministerio. Corremos de un lado a otro y nos hemos vuelto unos expertos en llegar “Justo a tiempo” para encontrarnos con el Maestro. Sin embargo, te animo que en cuanto se trate de estar con Jesús llegues antes de tiempo y te quedes sin limite de tiempo.

 

  • El hombre se  arrodilló ante Jesús / Con este acto estaba diciendo: Jesús, yo reconozco que eres superior a mí. Pero… ¿Porqué se arrodilló?  Puede ser que   admirara a Jesús a tal punto que consideraba que arrodillarse era la mejor forma de iniciar una interacción con Él.  O quizás quería ganarse la aprobación de este Rabí que estaba en su apogeo de popularidad. O bien quería impresionar a los presentes que admiraban a Jesús y que dijeran, este hombre si que ama al Maestro. Cual sea que haya sido su motivación algo que deseo recalcar  es que muchos de nosotros nos podemos identificar con él en este aspecto. Somos personas que nos arrodillamos ante Jesús. Ahora la pregunta es ¿Cuáles han sido nuestros motivos para arrodillarnos ante Jesús?

 

  • Este hombre llamó bueno a Jesús. No parece nada fuera de lo común esta declaración. Maestro Bueno. Hoy en día es lo más normal del mundo llamar a alguien bueno sin que tenga ninguna connotación extraña. Lo interesante en este caso es que por la forma en que utilizó las palabras en el idioma original, este hombre de cierta forma le estaba llamando Dios a Jesús. Es como si en español dijéramos algo como “Maestro Perfecto en Bondad” y que Jesús respondiera ¿Porque me llamas perfecto solo Dios es perfecto? ¿Me entiendes? Más adelante veremos la importancia de esta declaración.

 

  • Era un hombre que reconocía la importancia de las cosas espirituales. Pues la pregunta que le hizo a Jesús estaba relacionada con la vida eterna. Y creo que en eso también nos podemos identificar. El hecho de que estés leyendo este blog me deja saber que te interesan las cosas relacionadas con Dios y tu vida espiritual.

 

Sin embargo, Jesús no se impresionó en lo más mínimo con todo eso. ¿Por qué?  Porque Jesús conocía lo que había dentro del corazón. Muy probablemente  este hombre era un experto en manejar las apariencias y era alguien que buscaba quedar bien con todo mundo.

¿Será que eso es algo con lo que nos podríamos identificar también? Espero que no.

Jesús ignoró toda la apariencia exterior y fue directo a lo que había en lo íntimo del  corazón de aquél hombre. Y es lo mismo que quiere hacer contigo hoy. Dios quiere llegar a lo íntimo de tu corazón y tratar con lo que está allí.

Cuando Jesús le dijo ¿Porqué me llamas bueno? Solo Dios es verdaderamente bueno. Lo que en realidad le estaba diciendo es: ¿Porqué me llamas Dios? ¿De verdad crees que soy Dios?

Y allí, en ese momento, le estaba al hombre la oportunidad de hacer una de las declaraciones más poderosas de la Escritura. Algo como “Porque yo creo que tú eres Dios”. Allí estaba la oportunidad de hacer una declaración que lo llevaría a la Vida Eterna de la cual estaba preguntando. Sin embargo aquel hombre guardó silencio o quizás fingió ignorar la pregunta. ¿Porqué?

Quizás porque si confesaba abiertamente que Jesús era Dios mismo,  sin duda alguna su reputación se vendría abajo con la élite de la sociedad Judía, aquella reputación que tanto trabajo le había costado formar sería sustituida por burlas,  rechazo, acusaciones de herejía y quien sabe cuanta cosa más. Entonces concluyó que era mejor guardar silencio. No estaba dispuesto a arriesgarlo todo por aquel maestro de Galilea.

Seguramente se sintió atrapado porque nunca pensó que Jesús fuera a tomar tan en serio sus palabras. “Maestro Bueno” después de todo para él era tan solo un saludo “políticamente correcto” y a lo mejor esperaba de Jesús una respuesta políticamente correcta, porque ¿A qué Rabino se le ocurriría poner en una situación tan bochornosa a un contacto tan importante, con tanta influencia y eso sin mencionar las cantidades que podría llegar a ofrendar para el ministerio?  Sin embargo, se topó con que a Jesús no le preocupaba (ni le preocupa hoy día) si sus acciones son o no son políticamente correctas.

Te voy a decir un secreto… a Jesús no le interesa como quede tu reputación por causa de Él. A Jesús le interesa que encuentres la Vida Eterna a través de Él.

Amigo o amiga que me escuchas…

¿Cómo vas a responder tú a la pregunta de Jesús? ¿De verdad crees que soy Dios?

Cuándo Jesús te coloque en una situación en la que abiertamente tendrás que escoger entre definirte como su seguidor o quedarte callado.

¿Vas a guardar silencio?

¿Estas dispuesto o dispuesta a poner en juego tu reputación por la causa de Jesús?

Termino con esta contundente declaración de nuestro Señor.

Si tratas de aferrarte a la vida, la perderás; pero si entregas tu vida por mi causa y por causa de la Buena Noticia, la salvarás.” (Marcos 8.35, NTV)

 

 

 

Photo by Avi Richards on Unsplash

Indispensable para una Vida en Fe

Para escuchar el audio de este mensaje click Aquí

Señor Dios, gracias por permitirnos conocerte, gracias por la cruz que nos abrió el camino para estar en tu presencia. Hoy te pido Señor que mientras escuchamos tu Palabra tu Espíritu Santo nos hable  y transforme nuestra forma de vida. En el nombre de Jesús. Amén.

Hola, gracias por concederme  el privilegio de tu atención durante los próximos minutos. Es mi deseo que Dios pueda hablar a tu vida  y ayude a sanar tu corazón si eso es lo necesario, que te ayude a evitar errores en tu caminar con Dios y que te inspire a experimentar la bendición de una vida de Fe.

Hoy quiero dar un vistazo a algunos elementos que  la Biblia nos da para comprender un poquito de lo que es la inmensidad de la Fe. Sin embargo, algo que te puedo asegurar es que no vamos a comprender las dimensiones de la vida en Fe hasta no experimentarla.

El mensaje de hoy no es un estudio profundo acerca de la Fe sino más bien un vistazo al área de la Fe que se activa en nosotros, cuando Dios nos llama a hacer algo.

En muchas oportunidades he visto personas caminar “En Fe” y terminar frustradas o incluso alejadas de Dios. Y las preguntas que quedan en el aire son casi siempre las mismas.

¿Qué pasó? ¿Qué falló? ¿Por qué con otro si funciona y conmigo no?

Estas son preguntas genuinas y que no tienen fácil respuesta.

Lo que estás escuchando hoy es mi intento de brindar una respuesta que pueda comenzar a traer claridad y confort para aquellos que han sido afectados en esta área de su vida espiritual.

Para ello vamos al libro de Romanos capítulo 10 y versículo 17. Dice así la Palabra del Señor.

Así que la fe viene como resultado de oír el mensaje, y el mensaje que se oye es la palabra de Cristo.

(Romanos 10.17, NVI)

Podemos darnos cuenta entonces de que para que exista Fe  PRIMERO debe haber un mensaje y luego alguien que lo crea.

Es decir que la fe es el fruto de la interacción de dos personas.  Del mismo modo que la concepción de un bebé es el fruto de la unión íntima entre un hombre y una mujer. La vida de Fe es el fruto de nuestra relación íntima con Dios.  ¿Estás conmigo?

Y allí es donde muchas veces comienza el fallo de nuestra vida de Fe en Dios. No esperamos a escuchar las promesas o instrucciones de Dios para actuar conforme a ellas. Sino que nos lanzamos a actuar en base a nuestras suposiciones o deseos o quizás muy buenas intenciones y comenzamos a declararlos y a declararlos en Fe y luego nos frustramos cuando nuestras declaraciones no producen ningún fruto. Y al final de las cuentas nos sentimos engañados o traicionados porque la realidad fue diferente de lo que soñábamos y lo más triste es cuando terminamos culpando a Dios de no cumplir las promesas que Él nunca hizo. Suena ridículo yo se pero así pasa.

Los grandes heroes de la Fe en la Escritura actuaron en Fe demostrando que creían el mensaje que Dios les había dado.

Abraham, escuchó, creyó y obedeció.  No fue su idea dejar su tierra y parentela e irse a una nueva tierra. Fue idea de Dios. Abraham solo respondió en obediencia al mensaje que había escuchado en Presencia de Dios.

Gedeón, escuchó, creyó y obedeció.  Ir a la batalla con 300 hombres armados de ollas y antorchas no fue una estrategia que él mismo pensó. Sino que fue el resultado de obedecer a lo que Dios le indicó hacer. Aunque al principio le costó un poco creer al final decidió confiar en el mensaje que había recibido de parte de Dios.

Moisés, escuchó, creyó y obedeció.  Lanzarse a la titánica tarea de liberar a un pueblo de la opresión de una nación que era mucho más poderosa no fue su idea y quizás tampoco su deseo. Pero lo hizo en obediencia al mensaje que recibió de Dios.

Así que vemos el mismo principio aplicado en las vidas de estos 3 hombres. Antes de actuar en Fe existió un mensaje que provino de parte de Dios. ?¡Primero el Mensaje y luego la acción! Si quieres vivir una vida plena de Fe debes comenzar a afinar bien tu oído espiritual para primero escuchar el mensaje de Dios  y luego comenzar a accionar en Fe como una respuesta al mensaje que has recibido.

También quisiera destacar algo. A estos hombres la Fe no les sirvió para satisfacer deseos personales sino para cumplir los propósitos de Dios. Porque la Fe no es nuestro medio para manipular a Dios sino para agradar a Dios.

Amigo o amiga que me escuchas hoy. ¿Te ha hablado Dios acerca de algo que debes hacer o dejar de hacer? Te animo que comiences a actuar en obediencia lo antes posible.

¿Estás a punto de empezar algo que requerirá mucho esfuerzo y sacrifico pero no tienes la certeza de que Dios te está llamando a hacerlo?

Te aconsejo no comenzar hasta tener la convicción de que estás actuando en obediencia a Dios y no guiado por un deseo, quizás noble, pero al final de cuentas engañoso porque  viene de tu propio corazón y no de la Voluntad de Dios.

Ten la certeza de que si estás dispuesto a escuchar, Dios está más interesado de lo que imaginas en hablarte y guiarte.

Si has sido dañado por un “un proyecto de fe” que fallo. Hoy puede ser el día que comience la restauración de tu corazón. Dios sigue en control de todo y te espera con los brazos abiertos.

Oremos,

Padre bueno gracias por esta Palabra que hoy nos has hecho llegar. Oro Señor para que pueda ser como un bálsamo al corazón de quien me está escuchando en este momento. Y te pido que en este momento llenes gozo y alegría la vida de quien me está escuchando. Atráenos Señor hacia tu Presencia y no nos permitas caminar en nuestra propia sabiduría. Haznos sensibles a tu voz y que nuestras decisiones siempre estén guiadas por tu Espíritu Santo. En el nombre de Jesús oramos. Amén.

 

Photo by Robert Crawford on Unsplash

Orando en medio de la Crisis

DSC_0240-1140x760

 

Me levanto temprano, antes de que salga el sol; clamo en busca de ayuda y pongo mi esperanza en tus palabras.” (Salmo 119.147, NTV)

En numerosas ocasiones el Rey David enfrentó situaciones difíciles. Atentados contra su vida, crisis de gobierno, hijos rebeldes, injusticias etc. En esta breve expresión nos enseña tres acciones concretas que él tomó en medio de la crisis y las cuales usted y yo también podemos imitar sin importar la dificultad que estemos enfrentando.

  1. Se levanta temprano.

Lo importante de esta acción no es el hecho de levantarse temprano sino el propósito por el cual lo hace. Buscar la Presencia de Dios. El iniciar el día en oración nos cambiará la forma en que enfrentaremos la jornada.

  1. Clama por ayuda.

A veces nos presentamos delante de Dios buscando las frases “correctas” Frases como “Declaro que todo va estar bien” “Señor, no me dejaré vencer” etc. Frases en donde todavía el “yo” tiene algún mérito, dónde demuestro que aún quedan fuerzas en mí, dejando ver que aún no he aceptado, con humildad, mi incapacidad de salir de esto sin la total dependencia de Dios. Cuando el salmista se presentó y clamó por ayuda, la palabra hebrea que utilizó en este salmo expresa la idea de un grito desesperado. Ese es el clamor de un corazón quebrantado y humillado delante de Dios.

  1. Pone su esperanza en la Palabra de Dios.

El Salmista conoce la Escritura y más importante aún decide confiar y actuar conforme a ella. No esta basándose en un cambio de circunstancias para saber que Dios está en control. Lo único que ha necesitado saber es que Dios lo dijo para poder encender la llama de la esperanza y aguardar con paciencia el desenlace perfecto que tendrá su situación. No siempre obtuvo el desenlace que deseó pero atravesó el proceso de mejor forma sabiendo que Dios estaba en control.

Así que tomemos ejemplo del Rey David y hagamos el buscar a Dios nuestra prioridad diaria, humillémonos y clamemos delante de Él y confiemos en que SU Palabra operará en nuestras vidas.

Compartir de Jesús

Gente

Nuestro versículo para esta semana es el siguiente:

 11″ Rescata a los que van rumbo a la muerte;
detén a los que a tumbos avanzan al suplicio.
12 Pues aunque digas, «Yo no lo sabía»,
¿no habrá de darse cuenta el que pesa los corazones?
¿No habrá de saberlo el que vigila tu vida?
¡Él le paga a cada uno según sus acciones! ”
Proverbios 24: 11-12

Muchas veces hemos encontrado más de una razón para justificar el no compartir el mensaje de Jesús con alguien. Sin embargo a Dios no lo podremos engañar. Cada vez que Él nos da una oportunidad de compartir la Buena Noticia, Él está esperando que la compartamos porque sabe que tenemos la capacidad de hacerlo.

Se trata de salvar un alma de la condenación eterna!! Así que la próxima vez que se nos presente la oportunidad venzamos el nerviosismo y hablemos con alegría de las maravillas de Jesús y sus planes para nuestras vidas.

En el amor de Jesús,

William Arévalo

No dejes de compartir este mensaje con todos tus contactos y en las redes sociales.

Mucho Dinero

Alguien que caminó con Jesús nos dice:

Conocer a Dios

” Mi consejo es que pongan todo su empeño en:

    Afirmar su confianza en Dios,

    esforzarse por hacer el bien,

    procurar conocer mejor a Dios,

   y dominar sus malos deseos.

    Además, deben ser pacientes,

    entregar su vida a Dios,

   estimar a sus hermanos en Cristo

    y sobre todo,

    amar a todos por igual.”

2a Pedro 1:5-7 BLS

Así como dicen por aquí donde vivo… ¡Wow! Que claro, que práctico y que desafiante consejo nos da el Apóstol Pedro en estos versículos.

Amigo(a), Dios te puso a leer estas palabras hoy porque desea seguir formando en ti una mejor persona. Es mi oración que a través de Su Palabra puedas llegar a ser alguien que irradie el amor, la paz y la presencia de Dios.

Te animo a compartir esta nota en este mismo momento con tus contactos y redes sociales.

Un fuerte abrazo,

William Arévalo

Acerca del Carácter

Muro

Quien no controla su carácter es como una ciudad sin protección. Proverbios 25:28

En la antiguedad, en la época de los conquistadores las ciudades necesitaban estar rodeadas por muros a fin de estar protegidas contra cualquier ataque. Mientras más altos y fuertes eran los muros más difícil sería para un enemigo conquistar la ciudad.

Lo que la Biblia nos dice aqui es que si no controlamos nuestro carácter, seremos presa fácil para el enemigo. Muchas personas son dominadas por su carácter ya sea fuerte o débil y esto los lleva, en muchas ocasiones, a situaciones que ellos mismos no desean.

Amigo o Amiga que estás leyendo esta nota, Dios está esperando que rindas tu carácter a sus pies, Él puede ayudarte a controlarlo y podrás ser como una ciudad protegida por gruesas murallas.

Puedes rendirle esta área de tu vida hoy mismo con una oración.

” Señor Dios, hoy rindo a ti todo lo que soy, te pido perdón  porque en muchas ocasiones he permitido que mi carácter y temperamento sean los que gobiernen mi vida.
En este momento te reconozco como el dueño de mi vida y me comprometo a no vivir más de acuerdo a mis emociones sino de acuerdo a tu voluntad.
Gracias por escuchar mi clamor. En el nombre de Jesús,  Amén”

Si oraste de corazón puedes tener la seguridad de que Dios te escuchó.

Te enviamos un fuerte abrazo,

William y Melek Arevalo

No te olvides de compartir esta nota con tus contactos y redes sociales.

Antes de iniciar cualquier proyecto.

CaminarJuntos

—Yo mismo iré contigo y te daré descanso —respondió el Señor.
 —O vas con todos nosotros —replicó Moisés—, o mejor no nos hagas salir de aquí.
Exodo 33:14 – 15

Dos cosas interesantes de destacar en este versículo son:

1.  Dios quiere ir contigo y darte descanso en tu caminar.

2. Debemos aprender a ser como Moisés, si la presencia de Dios no va con nosotros mejor no vayamos.

Algunas veces queremos que Dios nos respalde en proyectos y cosas que Él sabe que no nos convienen y por eso no nos respalda. Sin embargo muchas veces, de todos modos, intentamos. Luego estamos angustiados o frustrados porque las cosas no van bien y nos preguntamos ¿Porqué? ¿Qué hice mal?

Amigo o Amiga que lees estas palabras, antes de iniciar cualquier cosa preguntale a Dios si Él vendrá contigo. Si su respuesta es afirmativa, ten por seguro que todo saldrá bien y tendrás descanso si su respuesta es negativa o no te responde, es mejor que esperes, así te ahorrarás muchos dolores de cabeza.

Medítalo.

No te olvides de compartir esta entrada con tus contactos y en las redes sociales.

Bendiciones Siempre!!

No basta sólo con cantar

NoBastaComo muchos ya saben la alabanza y adoración no se limita a la expresión musical durante el servicio del domingo sino también involucra un estilo de vida. Sin embargo, es muy grande la cantidad de cristianos que solamente ofrecen cantos como una forma de demostrar su adoración a Dios.

El siguiente pasaje bíblico nos enseña claramente como completar una expresión de adoración al señor.

 “Cantaré de tu amor y de tu justicia, oh Señor; te alabaré con canciones. Tendré cuidado de llevar una vida intachable, ¿cuándo vendrás a ayudarme? Viviré con integridad en mi propio hogar. Me negaré a mirar cualquier cosa vil o vulgar. ” (Salmo 101.1–3a, NTV)

Como podemos ver el cantar y alabar forma parte de la expresión de adoración del salmista pero aún hay más.

Tendré cuidado de llevar una vida intachable.

Esto realmente glorificará a Dios y hará que otros muchos lo glorifiquen también. Me llama la atención que dice “Tendré cuidado” esto implica una acción deliberada de parte de la persona para llevar una vida agradable a Dios.

¿cuándo vendrás a ayudarme?

El salmista sabe que llevar una vida intachable es, para un ser humano, completamente imposible en sus propias fuerzas. Por eso acude al único que puede ayudarle a vivir en completa integridad. Es un gran regalo y consuelo para nosotros saber que el mismo Espíritu Santo de Dios que habitó en Jesús, habita en nosotros hoy y nos ayuda a llevar una vida agradable a Dios. Cuando nosotros ponemos todo de nuestra parte para vivir en santidad, Dios se encargará de suplir lo que nos haga falta para lograrlo.

Viviré con integridad en mi propio hogar.

Esta es una afirmación poderosa y desafiante para nosotros el día de hoy. Muchos creyentes  e incluso músicos cristianos llevan una vida de testimonio en la iglesia y en la calle pero en su propia casa dejan mucho que desear. Las personas que comparten nuestro hogar son las que pueden verdaderamente dar Fe de que Dios es el centro de nuestras vidas.

Me negaré a mirar cualquier cosa vil o vulgar.

Wow! El Espíritu Santo inspiró esta frase miles de años antes de que existiera la TV o el Internet y hoy tiene una vigencia y un peso increíble. Además aquí nos habla de un nivel de consagración del cual nadie más, sino solo Dios, conocerá. Nadie sino solo Dios y tú pueden saber dónde se están posando tus ojos realmente, ¿qué es lo que ves en la tv o en el internet cuando estás a solas? Creo que bien vale la pena aclarar algo; No se está refiriendo únicamente a pornografía. El versículo dice: “cualquier cosa vil o vulgar”Así que lo mejor que podemos hacer es orar a Dios y preguntarle cuál es su opinión acerca de lo que estoy viendo, o pienso ver, y entonces renunciar a cualquier cosa que (aunque me guste o me parezca chistosa) pueda ser ofensiva para Él.

Espero que la reflexión de este día produzca un fruto agradable a Dios en tu vida. Por favor no dejes de compartirla con alguien más en tus redes sociales, a fin de que la Palabra de Dios pueda llegar a más y más personas.

Bendiciones siempre!

Una Fe que no falle

FeEsta mañana durante el tiempo de oración este versículo vino con mucha fuerza a mi mente.

31 »Simón, Simón, Satanás ha pedido zarandear a cada uno de ustedes como si fueran trigo; 32 pero yo he rogado en oración por ti, Simón, para que tu fe no falle, de modo que cuando te arrepientas y vuelvas a mí fortalezcas a tus hermanos».

Lucas 22:31-32 NTV

Creo que si hubiéramos estado en el lugar de Pedro la oración que  hubiéramos querido que Jesús hiciera es: ¡Oh Padre! ¡Guárdalo de la zarandeada que el diablo le va a dar! Sin embargo, Jesús, quien sabe qué es lo mejor para cada uno de nosotros oró de manera diferente; Él oró para que la Fe de Pedro no fallara.

Y estoy seguro que en innumerables ocasiones en mi propia vida y en la tuya el Espíritu Santo de Dios ha intercedido de la misma forma.

No nos gusta ser zarandeados, pero es necesario para que el genuino fruto sea diferenciado de la paja y la basura. Después de que alguien ha sido zarandeado podrás reconocer en él o ella a alguien más maduro, con mayor conocimiento de Dios y una persona que es capaz de fortalecer a otros porque tiene la autoridad, que sin la zarandeada, nunca hubiera podido obtener.

Si quieres ser usado por Dios, crecer más espiritualmente o conocer más de cerca a Dios, no te extrañes de las zarandeadas que están viniendo a tu vida. Dios está haciendo un trabajo en ti a través de ellas.

Lo que aprendí esta mañana y te comparto es lo siguiente: Voy a cambiar mi forma de orar en medio de las sacudidas violentas que vengan a mi vida; Voy a orar de acuerdo a la voluntad de Dios; voy a suplicar a Dios que mi Fe no falle.

Si me preguntas en este momento cuál es mi petición de oración; mi petición es: Pídele a Dios que mi Fe no falle. La estrategia del enemigo esta enfocada en lograr algo; y eso es, que falle mi Fe. Porque sin Fe me será imposible agradar a Dios.

No sé cuál es tu circunstancia difícil hoy pero mi oración por ti es: -Señor que su Fe No Falle- ¿Cuál será tu oración?

El mismo Pedro que fue zarandeado escribió años más tarde:

10 En su bondad, Dios los llamó a ustedes a que participen de su gloria eterna por medio de Cristo Jesús. Entonces, después de que hayan sufrido un poco de tiempo, él los restaurará, los sostendrá, los fortalecerá y los afirmará sobre un fundamento sólido.

1 Pedro 5:10

 Medita por un momento

¿Qué han logrado en ti las recientes tribulaciones que han venido a tu vida? ¿Han hecho flaquear tu Fe o la han fortalecido? ¿Conoces a alguien que está siendo zarandeado en este momento? ¿Cómo vas a orar por él o ella?

Te animo a compartir este mensaje el día de hoy.

Bendiciones siempre!

Ayudando a Dios a cumplir su Promesa

Apresurado

“Entonces Sarai le dijo a Abram: «El Señor no me ha permitido tener hijos. Ve y acuéstate con mi sierva; quizá yo pueda tener hijos por medio de ella». Y Abram aceptó la propuesta de Sarai.” Genesis 16:2 NTV

¿Alguna vez has tratado de ayudar a Dios a cumplir su promesa? ¿Has pensado en algunas alternativas para tratar de explicar porqué todo luce distinto a lo que Él prometió?

Este pasaje nos deja ver que Abram y Sarai pasaron una situación así. Veamos que se esconde detrás de este versículo para entender que los llevó a “ayudar a Dios” a cumplir su promesa.

1.  “El Señor no me ha permitido tener hijos”  Sarai estaba describiendo la realidad que era obvia para todos. Estaba viendo solamente con ojos humanos y había cerrado sus ojos espirituales que son los que le permitirían ver la realidad de Dios en lugar de la propia; tanta espera había hecho flaquear su Fe y estaba apunto de buscar otra alternativa para conseguir lo que Dios había prometido pero aún no había dado.

2. “Ve y acuéstate con mi sierva”  Esa era una opción que la cultura de ese entonces permitía para tener hijos. Entonces Sarai pensó, que seguramente, Dios quería  obrar de esa manera y se ahorró el buscar a Dios en oración para conocer SU voluntad al respecto. Ella pensó “Si todo el mundo lo hace, debe ser algo que Dios permite”. O quizás pensó ” Si le pregunto a Dios a lo mejor me dice que No y entonces voy a tener que seguir esperando y yo ya no tengo tiempo para eso.”   Sea cual fuere su motivo creo que muchos nos podemos identificar con el hecho de que en muchas ocasiones queremos emprender cosas que pensamos van a glorificar a Dios pero no oramos para preguntarle si a Él le agrada.

3. “quizá yo pueda tener hijos por medio de ella” Aquí viene una parte interesante. Sarai pudo pensar: -Si ella queda embarazada es porque ¡Dios está bendiciendo este plan!-  Sin embargo no era así, antes bien todo este plan se volvió en contra de Sarai más adelante. No podemos manipular a Dios, Él es soberano. Es mejor que nos humillemos delante de Él y esperemos en obediencia hasta el momento en que Él quiera obrar, o nos autorice a hacer algo. Nada en la Biblia nos prohibe que oremos para preguntarle SU Voluntad y movernos de acuerdo a ella. El problema está cuándo el quiere obrar en formas que no entendemos y por eso las rechazamos.

4. “Abram aceptó la propuesta de Sarai.”  Aquí podemos ver como ambos prefirieron escuchar la voz de su ser querido y olvidar la voz de Dios. ¿Cuántas veces no hemos hecho lo mismo? Escuchar a nuestros familiares o amigos muy bien intencionados, antes que buscar a Dios.  Abram prefirió escuchar a Sarai antes que a Dios, y probablemente Sarai pensó, si Abram esta de acuerdo es porque está bien. Todo el desastre posterior se hubiera evitado si  tanto Sara como Abram buscan a Dios en oración antes de    poner en marcha la “brillante idea” para hacer que Dios cumpliera SU promesa.

A veces pensamos que podemos forzar a Dios a bendecir nuestros planes, pero Dios no obra así.

Amigo, lo mejor que podemos hacer antes de tomar cualquier decisión, por buena que parezca, es buscar a Dios en oración intensamente hasta obtener SU respuesta, sea Si o No  o quizás un “Espera un poco” y luego actuar de acuerdo a SU voluntad.

Bendiciones siempre!!

No dejes de compartir este tema con alguien más.

 

 

 

 

Cambio de Meta

Si Jesús llegara personalmente a predicar a una de nuestras congregaciones ¿Cuál sería su mensaje?

Veamos lo que predicó al inicio de su ministerio.

17 Desde entonces comenzó Jesús a predicar: «Arrepiéntanse, porque el reino de los cielos está cerca.» Mateo 4:17 NVI

Es interesante que últimamente este mensaje  se a tratado de suavizar tanto, para que no sea tan ofensivo, que en muchas oportunidades ha perdido la fuerza de su significado.

Al investigar un poquito más a fondo, me di cuenta que la palabra griega que utiliza Jesús para el verbo “Arrepiéntanse” es la palabra ¨Metanoia¨ . Una de las interpretaciones que se puede dar a esta palabra es: Cambio de Meta.

Jesús entonces,  estaba diciendo: “Cambien sus metas, porque el reino de los cielos está cerca¨

Cuando nosotros entregamos nuestra vida a Jesús debe haber un cambio de metas. Nuestras metas deben ser suplantadas por las de Jesús. No podemos decir que entregamos nuestras vidas a Jesús y  nuestras metas seguir siendo exactamente las mismas que teníamos antes de que Él  estuviera en control.

Cuando cada uno de los discípulos decidió seguir a Jesús, sus metas cambiaron por completo. Pedro ya no tuvo como meta más y más peces para su negocio. Pablo ya no tuvo como meta ser el mejor de los Fariseos. etc.

Evalúate por un momento….

¿Ha habido un cambio de metas en tu vida desde que eres cristiano?

¿Estas corriendo para alcanzar las metas que Jesús tiene para ti? ¿O estas corriendo para alcanzar tus metas personales  de éxito, fama, fortuna etc.?

Pregúntale a Dios ¿ Señor, cuál es tu meta para mi vida? Y si resulta que SU meta entra en conflicto con alguna de las tuyas, si resulta que tienes que abandonar alguna de tus metas terrenales, o todas ellas,  por nobles que sean, para dar lugar a la meta de Él. ¿Estarás dispuesto a hacerlo? Eso, mi estimado lector, es rendir tu vida a Cristo.

Una definición de pecado, muy popular recientemente, es: “Fallarle al blanco” ¿Significa entonces que si fallamos en alcanzar la meta que Jesús tiene para nosotros estamos pecando? (Contéstate tú mismo.)

El mensaje de Jesús sigue resonando con auténtico poder este día. Es casi un clamor que atraviesa toda alma que quiere agradarle.

“¡Arrepiéntente! ¡cambia tus metas! No vivas más para alcanzar las glorias de este mundo. Vive para alcanzar la Gloria que viene de Dios. Porque este mundo y sus deseos pasarán, pero el que hace la voluntad de Dios permanecerá para siempre.

Es un mensaje de amor que busca el bienestar de cada uno de nosotros. Medita en él y permite que transforme tu vida.

Bendiciones siempre!

Si este mensaje te ha hecho reflexionar y Dios te pone en el corazón compartirlo con alguien más. No dudes en hacerlo.

 

 

 

 

 

Antiguas entradas