Dios es Sin Igual

Reflexiones de la Vida y la Palabra de Dios por el Pastor William Arévalo

Categoría: Lo que he vivido

¿Cuales son tus planes para el futuro?

futuroEsa fue la pregunta que me hicieron un sin fin de veces entre mis 17 y 25 años de edad. Por un tiempo tuve mi vida “planeada” y podía contestar con bastante precisión a esa interrogante. Pero luego me empecé a dar cuenta de que mi vida no iba tan de acuerdo con lo “planeado” y sin embargo yo estaba feliz. ¿Porqué?

La razón principal tiene que ver con el hecho de que aunque no estaba haciendo lo planeado, lo que estaba haciendo era la Voluntad de Dios.

Dios en su misericordia me permitió aprender temprano en la vida que el secreto del éxito es estar en el centro de Su Voluntad.

Al momento de escribir estas líneas tengo 37 años de edad recién cumplidos. Dios me ha dado la oportunidad de pastorear una iglesia bilingüe en Estados Unidos (Cosa que nunca hubiera imaginado.) Estoy casado con una bella mujer europea llamada Melek y somos los padres de 2 varones y una hermosa bebé. Estamos viviendo en una casa propia y no tenemos deudas.

Al ver atrás en el tiempo me doy cuenta de que ninguno de estos regalos vino a mí de la forma que planifiqué, pero si en la forma que Dios lo había pensado.

Hace poco me volvieron a preguntar acerca de mis planes personales para el futuro y mi respuesta fue: “Tengo planeado hacer la Voluntad de Dios para mi vida.” Se que es una respuesta muy general y que no satisface del todo la duda de quién preguntó pero la verdad es que es así.

En este momento se que estoy donde Dios me quiere y haciendo lo que Él quiere que haga y con eso me basta. Cuando sea el momento oportuno el me revelará que es lo siguiente que quiere de mí y a dónde debo ir y con gusto lo haré.

No estoy aconsejando no hacer planes, lo que quiero transmitir es que estemos abiertos a que Dios nos cambie los planes.

Proverbios 16.1 (NVI)

El hombre propone

y Dios dispone.

Cuando somos cristianos la frase “Tu futuro está en tus manos” no aplica. Cuando eres cristiano, tu futuro está en las manos de Dios.

Salmo 37.5 (TLA)

5 Pon tu vida en sus manos,

confía plenamente en él,

y él actuará en tu favor;

Si caminas siguiendo las pisadas de Jesús no tienes que preocuparte de llevar el mapa sino más bien enfocarte en no perder de vista sus huellas. Él sabrá bien por donde llevarte y no necesita de tus “sugerencias” para hacerlo mejor. Descansa en Él, confía en Él y Él te llevará a lugares que nunca imaginaste podrías llegar. Esto no significa que tu vida será color de rosa; lo que significa es que cuando estés atravesando las dificultades podrás recibir la fortaleza del Espíritu Santo y seguir caminando firme a pesar de la adversidad porque Él irá delante de ti en todo tiempo.

Oro para que esta reflexión pueda cumplir su propósito en tu vida.

Medita por un momento:

¿Qué áreas de tu vida te ha sido fácil confiarle a Dios?

¿Qué áreas de tu vida te ha sido más difícil confiarle?

¿Qué áreas de tu vida no le has confiado?

Y por último.

¿Te gustaría entregarle el control completo de tu vida a Jesús?

¿Qué te impide hacerlo?

A continuación te comparto uno de los cantos que escribí hace varios años.

Bendiciones siempre!!

 

Cuando la presión y el estrés se me vienen encima…

Últimamente he tenido días muy estresantes en los que la presión acumulada se ha hecho sentir en todo mi cuerpo y estado de ánimo. Pero hace unos días mis ojos se fijaron sobre un versículo que llenó por completo mi ser. Dios me enseñó la clave para salir de mi estado de estrés y presión:

Cuando la presión y el estrés se me vienen encima,
yo encuentro alegría en tus mandatos. Salmo 119:143

¿Dónde está entonces mi escape cuando el estrés y la presión de la vida me ganan?

¿En ver la novela o una película? ¿Llamando a la amiga por 3 horas? ¿Quejándome con mi familia? ¡No!

Mi alegría, mi balance, mi paz vendrán de la Palabra de Dios, que da vida. Todo lo demás puede ser útil de forma temporal, pero si queremos encontrar una verdadera y duradera alegría, la debemos buscar en la lectura y meditación de la Biblia y llenándonos de su Presencia.

Así que si hoy te sientes presionado, estresado y cargado, toma un tiempo para meditar en las cosas de arriba. Deja que tu mirada se eleve más allá de tus problemas y deja que se pierda en la meditación de la Palabra de Dios, donde encontrarás tu Verdadera Paz y Alegría!

Dios te bendiga!

Melek A.

Lo que Dios está haciendo en CVC

19 Pero Jesús le dijo: «No. Ve a tu casa y a tu familia y diles todo lo que el Señor ha hecho por ti y lo misericordioso que ha sido contigo». 20 Así que el hombre salió a visitar las Diez Ciudades de esa región y comenzó a proclamar las grandes cosas que Jesús había hecho por él; y todos quedaban asombrados de lo que les decía.  Marcos 5:19-20NTV

Estamos viviendo días emocionantes en Centro de Vida Cristiana (CVC) y queremos dar testimonio de las cosas que Dios está haciendo con el objetivo de que otros puedan ser edificados, animados en su fe y desafiados a buscar más de Dios.

Durante las últimas 3 semanas hemos estado aprendiendo varias cosas que la Biblia nos enseña acerca de las finanzas. Entre ellas:

  • Dios es el dueño de todo lo que tenemos, nosotros solo somos administradores.
  • Debemos ocuparnos en administrar lo mejor posible el dinero que Dios hace pasar por nuestras manos. Establecer presupuestos, ser ordenados, NUNCA gastar más de lo que tenemos, etc.
  • Honrar a Dios primeramente con nuestras finanzas.
  • Ser Generosos.
  • NUNCA poner nuestro corazón en las riquezas.
  • La riqueza más grande es la Salvación del Alma.
  • Dios nos quiere libres de deudas.

Una de mis oraciones personales siempre es, que como pueblo de Dios, podamos vivir libres de deudas económicas y que luego podamos ser sabios administradores del dinero de Dios para poder producir riquezas de acuerdo a Su Voluntad para cada uno de nosotros. Y precisamente esa es la oración que hemos estado elevando a Dios cada domingo durante el momento de recoger la ofrenda.

Y los milagros comenzaron.

La familia Simental tenía una deuda de aproximadamente $38,000 (Dólares Estadounidenses) en la hipoteca de su casa. Repentinamente recibieron una carta del banco hipotecador donde decía que la deuda había sido perdonada por completo. ¡¡Gloria a Dios!!

La familia Romo al principio de este año decidió tomar el control de sus finanzas, hacer presupuesto y sembrar en la obra de Dios siendo generosos y ofrendando donde Dios les puso hacerlo. Descubrieron que al sumar todas sus deudas pendientes ellos debían aproximadamente $18,000. Oraron a Dios y le pidieron provisión para poder ser una familia libre de deudas, y siguieron sembrando en la obra de Dios. Hace una semana recibieron un cheque por $18,000 (Dólares Estadounidenses) tomaron el dinero y fueron a pagar todas y cada una de sus deudas. ¡Dios proveyó el dinero! El domingo dieron testimonio de que hoy son una familia libre de deudas.

Al finalizar el servicio este domingo, luego de compartir estos testimonios, se acercó a mí una pareja de nuestra congregación y con lágrimas en los ojos me contaron como Dios había hablado a sus vidas a través de los mensajes de las últimas semanas. Ellos entendieron que lo más importante es la Salvación del Alma y que esa es la riqueza más grande que un ser humano puede tener. Y aunque seguían preocupados porque tenían una deuda con el gobierno de $30,000 (Dólares Estadounidenses) y estaban embargados esto no estaba siendo impedimento para que su búsqueda de Dios y su agradecimiento para con Él se detuviera. No tenían como levantar de nuevo su negocio y la situación se tornaba cada vez más difícil para ellos. El día martes de la semana pasada, casi al mismo tiempo que la familia Romo ellos recibieron una carta del gobierno donde decía que su deuda había sido perdonada y el el embargo levantado. ¡¡¡GLORIA A DIOS!!!

Estímado amigo (a) que lees estas líneas. Ese es el Dios al que servimos. Busca primeramente el reino de Dios y su justicia y todas las demás cosas te serán añadidas. No pongas tu corazón en las cosas de este mundo, no te afanes por enriquecerte, rinde todo a los pies de Jesús y descansa en que Él proveerá lo que necesites y cuándo lo necesites. DIOS NO TE FALLARÁ.

Oro para que Dios ponga tu corazón en una relación correcta con Él y por una visión apropiada respecto al dinero en tu vida. Oro porque puedas ser libre de deudas y que puedas dar testimonio  del poder de Dios en ti.

No dejes de compartir este testimonio con alguien que necesite ser animado en su Fe.

Bendiciones siempre!!

En tiempos difíciles serán prosperados;
en épocas de hambre tendrán abundancia. Salmo 37:19NVI

 

¿Cómo no me había dado cuenta?

El día de hoy mientras conversaba con un amigo tuve uno de esos momentos en que uno dice: ¿Cómo no me había dado cuenta??? Es algo taaan claro!!!

Y es que él me estaba contando acerca de la letra de un cántico espontáneo que alguien entonó. Y la letra decía algo así:

“Algunos buscan señales de Dios y otros sus milagros.

Más yo he comprendido que tú, Jesús,

Eres la señal de Dios, lo maravilloso de Dios y su más grande milagro”

He pasado varias horas meditando en ello y no dejo de maravillarme y agradecer a Dios por Jesucristo y por esta conversación que trajo esta bella y sencilla revelación.

Espero que pueda llenar tu corazón de gozo tanto como lo ha hecho conmigo el día de hoy.

Bendiciones siempre!!

 

Afinando mi vida

AfinandoMiVidaEmpecé a tocar guitarra algunos años antes de que se popularizaran los afinadores eléctricos. Esto me forzó a aprender a afinar mi instrumento “al oído”. La forma de hacerlo era comparando el sonido de mi guitarra con el sonido de algún instrumento que estuviera afinado, ya sea un piano u otra guitarra. Tenía que hacer sonar el instrumento afinado y luego mi instrumento y comparar el sonido. Si mi instrumento no sonaba igual al instrumento afinado tenía que hacer los ajustes para lograr que sonaran igual; El proceso era repetido las veces que fuera necesario hasta lograr que sonaran exactamente igual.

Esto me ayudó mucho para desarrollar mi oído pues tenía que comparar constantemente entre lo afinado y lo desafinado, es decir, entre lo correcto y lo incorrecto.

Esto me ha llevado a pensar en mi propia vida y cómo afinarla.

La Palabra de Dios es el instrumento que me marca la nota correcta que debo buscar reproducir en mi propia vida. Debo compararme constantemente con ella y hacer los ajustes necesarios para que mi vida pueda estar a tono con Su Verdad.

¿Cuándo fue la última vez que leíste tu Biblia con un corazón dispuesto a dejarte transformar por su Verdad?

¿Cuándo fue la última vez que pudiste sonreir con satisfacción al comparar algún área de tu vida con la Palabra de Dios y encontrar que estaban “sonando igual”?

Nuestro tiempo de lectura personal de la Biblia es el mejor momento para que el Espíritu Santo pueda hacer transformaciones profundas en nuestra vida a fin de poder estar “afinados con Dios”.

16 Toda la Escritura es inspirada por Dios y es útil para enseñarnos lo que es verdad y para hacernos ver lo que está mal en nuestra vida. Nos corrige cuando estamos equivocados y nos enseña a hacer lo correcto. 17 Dios la usa para preparar y capacitar a su pueblo para que haga toda buena obra. 2 Timoteo 3:16 – 17 (NTV)

Bendiciones siempre!!

PD. Si este mensaje bendijo tu vida, porfavor toma un momento para compartirlo con alguien más.

 

Y comenzamos…

El 25 de marzo de 2012 será un día que quedará grabado en nuestras memorias para siempre. La ordenación como Pastores resultó ser para mí algo más profundo e impactante de lo que esperaba.

Al momento que el aceite era derramado sobre nuestra cabeza algo sucedió en mi espíritu, sentí como un respaldo, un abrazo, no se bien como describirlo. Y definitivamente sentí que una nueva faceta en mi vida había comenzado. Una nueva autoridad y una nueva responsabilidad sobre mi vida otorgadas por Dios. Pasé las siguientes 24 horas sintiendo como cuando nací de nuevo y conocí a Jesús.

Nuestro corazón estaba muy emocionado y agradecido al ver a los hermanos de la congregación hispana que llegaron para acompañarnos, muchos de ellos sintieron un poco largo el servicio, ya que todo fue en inglés y algunos de ellos no hablan mucho el idioma; También nuestras familias en Guatemala, Turquía y Gales nos acompañaron a través del Internet.

¡Gracias Dios por permitirnos vivir momentos tan especiales como ese!

Dos días más tarde sali para Dallas a recibir un entrenamiento  junto con todo el equipo pastoral de Christian Life Center. Fueron días de mucha bendición en la convivencia y mucho aprendizaje, lo único que no me permitió disfrutar al 100% fue que al momento de llegar a Dallas y llamar a mi esposa, ella me contó que nuestro hijo mayor Kean estaba muy enfermo, luego de 24 horas de incertidumbre se determinó que lo que tenía era neumonía.Gracias a Dios hoy ya está muy bien y jugando como siempre.

Del entrenamiento, algunas  de las cosas más importantes que aprendí son:

Orar más, estudiar más, capacitar más, pastorear primeramente a mi familia  y nunca te pares en un podium a dar una “charla” sino más bien para transmitir un mensaje de parte de Dios para quienes te escuchan.

Esto último es algo que ha desafiado mi vida grandemente y oro a Dios porque me permita ponerlo en práctica.

Así que este es un resumen de lo que han sido mis primeros 10 días como Pastor.

Bendiciones siempre!!

Una nueva etapa

Estoy pensativo, emocionado y asimilando lo que esta sucediendo en mi vida y la de mi familia.

El domingo recién pasado el Pastor Jaime  visiblemente conmovido anunció a la congregación que era su último domingo como Pastor titular de Centro de Vida Cristina y que sería promovido a Pastor de Misiones de CLC. Luego nos presentó a mi esposa y a mí como los nuevos Pastores de la iglesia hispana.

Las emociones dentro de nosotros fueron variadas y encontradas. Nostalgia y agradecimiento con el Pastor Jaime, nerviosismo al sentir el peso de esta nueva responsabilidad, agradecimiento con Dios y con el cariño que recibimos de la congregación etc. etc.

Este siguiente domingo será nuestra ordenación oficial, donde derramarán aceite sobre nuestras cabezas y así seremos literalmente ungidos para el nuevo cargo.

Oramos a Dios pidiendo sabiduría para poder desempeñarnos conforme a Su voluntad en este nuevo cargo, y desde ya empezamos a orar porque cada uno de los miembros de Centro de Vida crezca espiritualmente, desarrolle su máximo potencial para Dios y sean instrumentos poderosos en manos de Dios.

Y  así llega a su fin este primer post en el blog.

Bendiciones siempre!!

¿Cuál es el secreto?

El mes pasado tuve la tremenda oportunidad de presentar al Pastor Jerry McQuay y Pastor Jaime Flores de Christian Life Center,  iglesia donde me congrego, trabajo y sirvo actualmente y los Pastores Jorge H. López y Elsy de López quienes pastorean Fraternidad Cristiana de Guatemala, iglesia donde nací, crecí, me formé y serví durante 20 años hasta que Dios me llamó a salir de Guatemala.

Fue un día particularmente emocionante para mí, además de sentir un regalo de parte de Dios para mi vida el poder compartir nuevamente por unos  momentos con mis queridos pastores Jorge y Elsy.

Durante la conversación el Pastor Jerry hizo una pregunta al Pastor Jorge, que creo la mayoría de los que estamos involucrados en el servicio a Dios nos hemos hecho. Él preguntó: ¿Cuál es el secreto? refiriéndose al hecho de que el Pastor Jorge lidera una de las iglesias más grandes de latinoamérica.
¿Cuál es el secreto para que Dios pueda prosperar un ministerio de tal forma?

Dentro de su respuesta el Pastor Jorge dijo que no existe un secreto o fórmula. Que el crecimiento viene de Dios y que aunque sí existen algunos ingredientes que se unen para lograr construir algo tan grande, básicamente Dios era quién hacía que todo fuese posible.

Luego de la reunión, esa pregunta y esa respuesta me resonaban en la cabeza y dieron lugar a la idea de escribir esta nota en el blog.

Lo que quiero compartir hoy es, lo que desde mi perspectiva son algunos de los ingredientes de los que habló el Pastor Jorge para la formación de un ministerio exitoso. Enfatizo que es desde mi perspectiva, ya que lo que escribiré es fruto de mis observaciones y experiencias durante dos décadas de congregarme en la Frater.

Espero que estos pensamientos puedan ser de bendición para aquellos que están involucrados trabajando en la obra del Ministerio.

Entre los ingredientes que observé están los siguientes:

Convicción del llamado

Desde los inicios de la Frater el Pastor estaba convencido de que Dios lo había llamado a fundar la que sería una de las iglesias más grandes del país.
Creo que un ministerio no se va a lograr levantar con fuerza mientras el líder no esté convencido de que Dios lo llamó a establecer ese Ministerio. Cuando una persona actua con la convicción de que Dios la llamó; su forma de actuar y de ver las circunstancias será completamente diferente a la forma en que las verá si tiene duda en su corazón.
Creo que uno puede adquirir convicción de su llamado cuando pasa tiempo en oración,  y cuando ve una relación lógica entre sus talentos, intereses y oportunidades. Y por sobre todo, el respaldo de Dios en lo que emprende. Este respaldo se hace notorio, tanto para el que ha sido llamado a iniciar un ministerio como para los que lo rodean.

Cuando se tiene convicción del llamado es más facil clarificar la visión.

Claridad en la Visión

Cuando se tiene claro hacia dónde se quiere llegar, se llega más rápido, se consiguen más recursos y es más fácil decidir cuál será el mejor camino que nos llevará a nuestra meta.
Cuando un líder tiene una visión clara es mucho más fácil seguirlo y apoyarlo. Es más fácil comprender el por qué de sus decisiones,y despierta en las personas un deseo de formar parte de su proyecto.

Disciplina en la implementación

Con la visión clara es sencillo establecer una serie de reglas que deberán respetarse para el funcionamiento adecuado del ministerio. El líder debe ser el primero en seguir las normas establecidas para contar con la autoridad moral suficiente para demandar el cumplimiento de las mismas.
A las personas disciplinadas les gusta trabajar en proyectos disciplinados con líderes disciplinados. Un ministerio que cuenta con equipos disciplinados tiene muchas más probabilidades de éxito que el que está formado de equipos sin disciplina. Recordemos siempre que la disciplina debe ser hecha con firmeza pero sobre todo con amor. Recuerdo algunas oportunidades en que el Pastor Jorge me llamó la atención y a pesar de todo siempre me sentí amado.

Búsqueda Constante de la Excelencia

Tenemos un Dios excelente y El merece la excelencia. Eso es algo que aprendí dentro de la Frater. Siempre buscar hacer un trabajo excelente.

Trabajo en Equipo

La mayoría de quienes puedo llamar mis mejores amigos, comenzaron siendo compañeros de equipo en algún ministerio de la Frater. No siempre fue fácil el acoplamiento pero aprendimos a trabajar juntos y a apoyarnos mutuamente a pesar de no compartir al cien por ciento  alguna forma de hacer las cosas.

Quisiera finalizar con Amor, Poder y Orden.

Estas tres virtudes forman parte de la visión  de la Frater. Tienen como base  1 Corintios capítulos 12,13 y 14.

“Ser una iglesia cristiana para la familia que proclame el amor de Dios, manifieste el poder del Cristo resucitado y persevere en el orden dado en la Biblia.”

Creo que cualquier ministerio que busque desarrollar esas tres características tendrá éxito. En lo personal constantemente recuerdo estos tres valores y trato de desarrollarlos en cada área de mi vida.

Es mi deseo que estos pensamientos puedan ser de bendición para algún ministerio naciente o bien que esté necesitado de algún ajuste.

Hasta la próxima!

Piedras Conmemorativas

La semana pasada tuve una conversación muy buena e interesante con el Pastor Jim Garret. Él es licenciado en teología y tiene algunos post-grados más. Durante la conversación yo le comenté que en algunas oportunidades mientras yo estaba estudiando teología, para mí, la evidencia de que la Biblia podía tener algunos errores en sus datos era abrumadora, entonces mi razonamiento lógico me invitaba a dudar de ella. Sin embargo yo había elegido creer en ella porque ella me revelaba a Dios, es decir, a través de sus páginas es que yo conocía más y más a Dios.

Alguna vez leí o escuché a alguien decir: “No busques en la Biblia lo que  a la Biblia no le interesa enseñar”, la Biblia nos fue dada para conocer a Dios a través de ella; no nos fue dada con el propósito de comprobar científicamente como fue creado el mundo, o darnos la historia universal etc. Lo que la Biblia quiere transmitirnos es el mensaje de amor de Dios y presentarnos a Jesús para que a través de Él podamos alcanzar salvación eterna. Además de mostrarnos principios fundamentales para una mejor vida aquí en la tierra.

Adoptar esta filosofía me había liberado de la angustia de dudar de la Biblia por la evidencia científica que se levantara en contra de ella. En mi forma de pensar, ninguna evidencia científica puede hacerme dudar de lo que yo he vivido con Dios, y de cómo los versos de la Biblia se habían hecho reales para mí. Por ejemplo, la cantidad de veces que Isaías 41:13 me ha sostenido o Romanos 8:28 se ha hecho realidad ante mis ojos.

Entonces Pastor Jim me dijo algo que me gustó mucho. Me recordó la historia bíblica de cuando los israelitas cruzaron el río Jordán y Dios les ordenó sacar 12 piedras del Jordán y que las dejaran como un monumento conmemorativo del gran milagro que Dios hizo por ellos, y que cuando sus hijos les preguntaran porque estaban esas piedras afuera ellos les contaran lo que Dios había hecho por ellos aquel día. Seguramente muchos israelitas cuando estaban dudando de Dios o de lo que Él podía hacer regresaban a ver esas piedras y al recordar lo que Él había hecho su fe era restaurada.

Pastor Jim me dijo que mis momentos con Dios eran como esas piedras conmemorativas y que cada vez que venía la duda yo solo necesitaba traer a memoria esos momentos especiales e “innegables” que había vivido y mi fe sería restaurada.

Personalmente creo que esto no solo se aplica a cuando mi fe es puesta a prueba por la evidencia científica creo que es válido también cuando la fe flaquea por las circunstancias difíciles, enfermedades, situaciones económicas etc.

Creo que sería bueno que cada uno nos ocupáramos de tener suficientes “piedras conmemorativas” en nuestras vidas que nos ayuden a restaurar nuestra fe en momentos de debilidad.

Entre más busquemos la Presencia de Dios en la intimidad y más dispuestos estemos a rendirlo TODO a sus pies, más posibilidades tendremos de atesorar “Piedras Conmemorativas”

El Llamado (2a Parte)

A finales de ese año (1992) se realizó en la Frater el primer Congreso de Adoración, organizado por Juan Carlos Alvarado, un tremendo líder de alabanza guatemalteco. En los afiches publicitarios de ese evento aparecían los nombres de los conferencistas y con mucha alegría vi que uno de ellos era Marcos Witt. Por fin, tendría la oportunidad de ver de cerca al personaje cuyos cantos me habían impactado tanto los últimos meses. Había tenido la oportunidad de escuchar sus tres grabaciones y en realidad me emocionaba mucho la idea de escucharlo ministrar en vivo. De forma milagrosa Dios me proveyó el dinero para ir a ese congreso, a decir verdad yo no sabía qué tanto podría llegar a gustarme el evento, porque la mayoría de las charlas estaban dirigidas a músicos y líderes de alabanza; y yo no era ni lo uno, ni lo otro. Pero recuerdo claramente  que cuando escuché predicar y ministrar a Marcos Witt yo dije en mi mente, eso es lo que yo quiero hacer para Dios; viajar, predicar y ministrar alabanza. Ese evento me dio un norte al cual orientar mis esfuerzos.

Ahora venían las realidades, no tenía ninguna noción musical, es decir, no sabía tocar ningún instrumento y ni siquiera sabía si cantaba afinado o desafinado; nunca en mi vida había predicado y realmente no me sentía muy cómodo hablando en público, y respecto a viajar, lo más lejos que había estado de mi casa era Esquipulas; Entonces fue cuando comencé a ver la mano de Dios intervenir de forma sobrenatural. No fue todo fácil, pero sí, muy emocionante.Lo primero que hice fue vender mi Nintendo; algo muy doloroso para un joven de 14 años. Con el dinero obtenido  yo pretendía comprarme un pequeño piano eléctrico, sin embargo, para lo único que me alcanzó fue para comprar una guitarra. Yo no sabía ni cuantas cuerdas tenía, pero era lo primero que tenía para empezar; así que oré a Dios pidiéndole que me enseñara a tocar guitarra porque no teníamos dinero para pagar clases y no conocía a nadie que me pudiera enseñar. Y así comenzaron los milagros. Durante dos o tres noches seguidas, soñé que alguien me estaba enseñando lo básico para tocar guitarra; Cuando me despertaba inmediatamente probaba con la guitarra lo que había soñado y ¡resultaba cierto!

El Llamado (1ra Parte)

Desde muy pequeño tuve inclinación especial por las cosas de Dios. Recuerdo haber llorado mucho cuando en una película vi la crucifixión de Jesús, teniendo tan sólo cuatro años de edad; también acostumbraba  preguntar mucho a mis profesores de Biblia, tanto en la iglesia como en el colegio. Con el pasar de los años, esa sed por las cosas de Dios no disminuyó, antes bien, se incrementó grandemente.A los 14 años de edad asistí a mi primer campamento cristiano. Aunque desde mucho tiempo antes había tenido oportunidad de asistir a otros, no lo había hecho porque no sabía nadar; entonces prefería evitar enfrentar la presión, que seguramente me harían los demás, para entrar en la piscina. Sin embargo, de este campamento no me pude escapar (y gracias a Dios que no pude). El nombre y lema del campamento era “Heme aquí, envíame a mí” el canto oficial del evento era  uno que llevaba el mismo nombre de la actividad. Esa fue la primera vez que escuché mencionar el nombre de un tal “Marcos Witt” que decían era el autor del canto lema del campamento. Él no estaba en la actividad pero en diversas oportunidades entonamos cantos que habían sido compuestos por  él.

La segunda noche del campamento, escuchamos una emotiva y desafiante predicación en labios de Bladimiro Vásquez Junior; quien en ese entonces era líder del grupo juvenil de la iglesia Visión de Fe.  Durante su disertación habló de los llamados que Dios hacía a cada vida, y que en algunos casos eran “a tiempo completo”; yo había escuchado esa frase antes sin llegar a entender  bien su significado, pero esa noche, esa frase revolucionó mi vida completa. Cuando el predicador hizo el desafío a los jóvenes que querían comprometerse con Dios  para servirlo “a tiempo completo”  a partir de esa misma noche; me encontré en un mar de lágrimas provocadas por  la intensidad del compromiso que esa noche hice delante de Dios. Recuerdo haberme dado cuenta que en mi vida yo no sería feliz si no estaba sirviendo a Dios; y le pedí a Él, con todas mis fuerzas, que me usara para su obra aquí en la tierra.Terminado el campamento, comencé a buscar en qué podía servir a Dios; entré a un grupo de oración en la iglesia, me involucré en el grupo de servidores que daban la bienvenida para el servicio infantil etc. sin llegar a estar plenamente satisfecho con mi trabajo para Dios.
Continúa…

Aprendiendo a tocar Guitarra

Si mal no recuerdo fue en 1994 cuando adquirí mi primer guitarra. Cómo no tenía dinero suficiente para pagar clases y así aprender bien el instrumento, adquirí un pequeño librito que explicaba lo “básico” para tocar guitarra, (me frustré muchísimo al darme cuenta que no lograba hacer ni lo “básico”) Mi primo llegó a casa para conocer mi nueva guitarra. Él era pianista pero tenía rudimentos de guitarra, así que yo quedé maravillado al escucharlo tocar el canto “Aleluya”. Observé detenidamente la forma en que él lo estaba tocando y luego intenté hacer lo mismo, pero sin mucho éxito.

Recuerdo que en medio de mi tristeza por no lograr avanzar mucho en el aprendizaje de mi instrumento oré a Dios de la siguiente forma: – Señor, te pido que me enseñes a tocar guitarra, a cambio yo te prometo ir a tocar guitarra a donde quiera que tú me envies.-
Lo que continuó después de esta oración, aún me maravilla.
Resulta que durante tres noches soñé que un profesor me estaba enseñando a tocar guitarra; Al despertar yo  intentaba hacer lo que había aprendido en mi sueño y resultaba que funcionaba!!
Lo que aprendí en mis sueños no es todo lo que sé ahora, sin embargo,  si fue el fundamento para iniciar  el aprendizaje de guitarra. Así que Dios cumplió la parte de su trato y yo, hasta el día de hoy, continuo cumpliendo la mía. Lo cual me ha significado viajes, testimonios y experiencias inolvidables.

Creo, firmemente, que Dios puede hacer lo mismo por ti.
Si tienes un testimonio similar no dudes en compartirlo para que pueda edificarnos y así juntos podamos glorificar a Dios.

Bendiciones siempre!