Si Jesús llegara personalmente a predicar a una de nuestras congregaciones ¿Cuál sería su mensaje?

Veamos lo que predicó al inicio de su ministerio.

17 Desde entonces comenzó Jesús a predicar: «Arrepiéntanse, porque el reino de los cielos está cerca.» Mateo 4:17 NVI

Es interesante que últimamente este mensaje  se a tratado de suavizar tanto, para que no sea tan ofensivo, que en muchas oportunidades ha perdido la fuerza de su significado.

Al investigar un poquito más a fondo, me di cuenta que la palabra griega que utiliza Jesús para el verbo “Arrepiéntanse” es la palabra ¨Metanoia¨ . Una de las interpretaciones que se puede dar a esta palabra es: Cambio de Meta.

Jesús entonces,  estaba diciendo: “Cambien sus metas, porque el reino de los cielos está cerca¨

Cuando nosotros entregamos nuestra vida a Jesús debe haber un cambio de metas. Nuestras metas deben ser suplantadas por las de Jesús. No podemos decir que entregamos nuestras vidas a Jesús y  nuestras metas seguir siendo exactamente las mismas que teníamos antes de que Él  estuviera en control.

Cuando cada uno de los discípulos decidió seguir a Jesús, sus metas cambiaron por completo. Pedro ya no tuvo como meta más y más peces para su negocio. Pablo ya no tuvo como meta ser el mejor de los Fariseos. etc.

Evalúate por un momento….

¿Ha habido un cambio de metas en tu vida desde que eres cristiano?

¿Estas corriendo para alcanzar las metas que Jesús tiene para ti? ¿O estas corriendo para alcanzar tus metas personales  de éxito, fama, fortuna etc.?

Pregúntale a Dios ¿ Señor, cuál es tu meta para mi vida? Y si resulta que SU meta entra en conflicto con alguna de las tuyas, si resulta que tienes que abandonar alguna de tus metas terrenales, o todas ellas,  por nobles que sean, para dar lugar a la meta de Él. ¿Estarás dispuesto a hacerlo? Eso, mi estimado lector, es rendir tu vida a Cristo.

Una definición de pecado, muy popular recientemente, es: “Fallarle al blanco” ¿Significa entonces que si fallamos en alcanzar la meta que Jesús tiene para nosotros estamos pecando? (Contéstate tú mismo.)

El mensaje de Jesús sigue resonando con auténtico poder este día. Es casi un clamor que atraviesa toda alma que quiere agradarle.

“¡Arrepiéntente! ¡cambia tus metas! No vivas más para alcanzar las glorias de este mundo. Vive para alcanzar la Gloria que viene de Dios. Porque este mundo y sus deseos pasarán, pero el que hace la voluntad de Dios permanecerá para siempre.

Es un mensaje de amor que busca el bienestar de cada uno de nosotros. Medita en él y permite que transforme tu vida.

Bendiciones siempre!

Si este mensaje te ha hecho reflexionar y Dios te pone en el corazón compartirlo con alguien más. No dudes en hacerlo.

 

 

 

 

 

¿Qué piensas de esta nota?

Comparte tus pensamientos.