Muro

Quien no controla su carácter es como una ciudad sin protección. Proverbios 25:28

En la antiguedad, en la época de los conquistadores las ciudades necesitaban estar rodeadas por muros a fin de estar protegidas contra cualquier ataque. Mientras más altos y fuertes eran los muros más difícil sería para un enemigo conquistar la ciudad.

Lo que la Biblia nos dice aqui es que si no controlamos nuestro carácter, seremos presa fácil para el enemigo. Muchas personas son dominadas por su carácter ya sea fuerte o débil y esto los lleva, en muchas ocasiones, a situaciones que ellos mismos no desean.

Amigo o Amiga que estás leyendo esta nota, Dios está esperando que rindas tu carácter a sus pies, Él puede ayudarte a controlarlo y podrás ser como una ciudad protegida por gruesas murallas.

Puedes rendirle esta área de tu vida hoy mismo con una oración.

” Señor Dios, hoy rindo a ti todo lo que soy, te pido perdón  porque en muchas ocasiones he permitido que mi carácter y temperamento sean los que gobiernen mi vida.
En este momento te reconozco como el dueño de mi vida y me comprometo a no vivir más de acuerdo a mis emociones sino de acuerdo a tu voluntad.
Gracias por escuchar mi clamor. En el nombre de Jesús,  Amén”

Si oraste de corazón puedes tener la seguridad de que Dios te escuchó.

Te enviamos un fuerte abrazo,

William y Melek Arevalo

No te olvides de compartir esta nota con tus contactos y redes sociales.

¿Qué piensas de esta nota?

Comparte tus pensamientos.