Archivos mensuales: agosto 2012

¿Cómo orar por mi congregación?

Para mí fue interesante descubrir, hace algunas semanas, que cuando el apóstol Pablo escribió la carta a los Colosenses nunca había estado en Colosas y tampoco  conocía a la congregación que se reunía en esa ciudad, pero eso no fue impedimento para que pudiera orar e interceder por ellos.

En la carta a los colosenses capítulo 1 versos 9-11 vemos la forma en que Pablo oraba por ellos y además nos brinda un excelente modelo de como debemos orar por nuestras congregaciones el día de hoy.

9 Así que, desde que supimos de ustedes, no dejamos de tenerlos presentes en nuestras oraciones. Le pedimos a Dios que les dé pleno conocimiento de su voluntad y que les conceda sabiduría y comprensión espiritual. 10 Entonces la forma en que vivan siempre honrará y agradará al Señor, y sus vidas producirán toda clase de buenos frutos. Mientras tanto, irán creciendo a medida que aprendan a conocer a Dios más y más.

11 También pedimos que se fortalezcan con todo el glorioso poder de Dios para que tengan toda la constancia y la paciencia que necesitan. Mi deseo es que estén llenos de alegría. NTV

Que te parecería tomar un momentito, ahora mismo, para orar por la congregación donde Dios te ha puesto. Ora el siguiente párrafo en voz alta, lentamente y comprendiendo cada palabra que estas pronunciando:

Señor Dios, te pido por (nombre de tu congregación).  Dános pleno conocimiento de tu voluntad, concedenos sabiduría y comprensión espiritual para que podamos producir toda clase de buenos frutos y que crezcamos a medida que aprendemos a conocerte más y más. También te pedimos que nos fortalezcas con tu glorioso poder  para que podamos tener la constancia y la paciencia que necesitamos, en el nombre de Jesús, Amén.

Esta no es una oración para aprenderse de memoria y repetirla de forma vacía. Es más bien una sugerencia de como orar basado en lo que la Biblia nos enseña que debemos pedir para nuestras congregaciones.

  • Pleno Concimiento de Su Voluntad
  • Sabiduría y comprensión espiritual y
  • Ser fortalecidos con el glorioso Poder de Dios.

Te animo a que ores diariamente por tu congregación, célula, discípulado, grupo de estudio bíblico, ministerio, en fin,  por todo grupo que se reuna en el nombre de Jesús. Incluyendo siempre estas tres peticiones; Y te aseguro que comenzarás a ver una nueva dimensión de lo que Dios es capáz de hacer en medio de su pueblo.

Además, también te invito a compartir esta nota con distintas congregaciones, pastores, ministerios de oración, amigos de tu grupo cristiano, redes sociales, etc. a fin de que podamos interceder juntos, en un mismo sentir, por el cuerpo de Cristo de habla hispana y así crecer, cada día, mientras aprendemos a conocer a Dios más y más.

Bendiciones siempre!

Y estamos seguros de que él nos oye cada vez que le pedimos algo que le agrada; y como sabemos que él nos oye cuando le hacemos nuestras peticiones, también sabemos que nos dará lo que le pedimos. 1 Juan 5:14-15 NTV